Carlos Núñez, un símbolo de lucha popular

0
253
Periodista Carlos J. Núñez.

Carlos Núñez, un símbolo de lucha popular

Por David Carrasco
Director de Bayano

La noticia del deceso de Carlos Jerónimo Núñez sacudió a quienes lo conocían por su coraje y tenacidad. Todos abrigaban la esperanza de una pronta recuperación, como había ocurrido en otras ocasiones en las que su salud fue mermada debido a dolencias y vestigios de carcelazos y exilios, por defender las causas populares, pero la difícil prueba física no pudo ser superada esta vez.

El patriota ejemplar, revolucionario y amigo visionario acogió con entusiasmo la iniciativa de celebrar el 15 de agosto el 40 aniversario del periódico Bayano, con el que colaboraba. De hecho, redactaba, para una edición conmemorativa, algunas notas que no pudieron ser entregadas a la Redacción, a causa de un derrame cerebral que lo derrumbó en un período fértil de su producción intelectual.

En medio del difícil momento que embarga a las organizaciones populares, es justo reconocer los méritos del colega, quien sobresalió como corresponsal en zonas de guerra en la liberación de Nicaragua, y en la conducción del diario Crítica, donde sobresalió por su gran olfato periodístico y agilidad de reportero para acceder a fuentes confiables, ante la necesidad del esclarecimiento de hechos de impacto en el ámbito político nacional e internacional.

De Carlos Núñez, nos quedan importantes recuerdos. El primero de ellos, la jovialidad, la calidez humana y la confianza en el triunfo, sobre la base de lucha y esfuerzo permanente. Su otra característica notable, fue la templanza que forjó en las aulas del Nido de Águilas, donde en 1958 encabezó las campañas del movimiento estudiantil a favor de más escuelas y menos cantinas, y la Operación Soberanía, que privilegió la recuperación de la antigua Zona del Canal de Panamá, un territorio conculcado por Estados Unidos.

En realidad, su vocación venía de familia. Su padre, Emérito Núñez, fue el ingeniero que en 1933 instaló la clandestina Radio Tembleque, conjuntamente con Fernando Joly, Félix Álvarez y Enrique Paniza, en abierto desafío a disposiciones del gobierno estadounidense, sobre el control de las radiofrecuencias en territorio panameño. Su desaparecido hermano Ricardo Núñez también dejó una impronta como un audaz camarógrafo y fotógrafo.

Al combatiente internacionalista Calos Núñez, lo despedimos con honores y señal de respeto. Tuvo una vida modesta y plena, y aún en la hora de su partida mantiene intacta su capacidad de convocatoria para apelar al legado de los mártires del 9 de Enero de 1964, que inspira al pueblo panameño en su largo camino por la independencia y la descolonización. De ese modo, su muerte puede ser traducida en un triunfo colectivo y esperanza, con la bandera tricolor al frente.

¡Hasta pronto, amigo y compañero de luchas, que vives a través de valientes escritos de denuncia y testimonios de dignidad, y que demuestran a las nuevas generaciones que la patria nunca muere!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here