Atilio Borón: “el ciclo de la izquierda no ha concluido”

0
66
Dr. Atilio Borón, en diálogo con Bayano digital.

Atilio Borón: “el ciclo de la izquierda no ha concluido”

El politólogo y sociólogo argentino Atilio Borón, doctorado en Ciencia Política por la Universidad de Harvard, descarta que las fuerzas del neoliberalismo tengan asegurada una victoria absoluta en un nuevo y contradictorio escenario.

Por David Carrasco

En una ameno y distendido dialogo con Bayano digital, Atilio Borón ‒sin duda, un referente en el debate político e ideológico latinoamericano‒, puso freno a los grupos fatalista y lectores del Apocalipsis, quienes postulan el fin de la izquierda en la región, incluso en Panamá, ante la arremetida del capital financiero.

El politólogo fundamentó sus afirmaciones en el hecho de que hay una realidad que demuestra lo contrario. Resaltó que “nosotros (investigadores sociales) somos muy críticos de la interpretación del fin del ciclo, no porque no advirtamos o dejemos de advertir que ha habido una ralentización del impulso ascendente de las luchas de clases en América Latina. Eso es inundable”.

“Pero, al mismo tiempo ‒remarcó‒, es también indudable de que los gobiernos progresistas, hasta ahora, salvo el caso de Argentina, se mantuvieron en el poder. En Brasil, tuvieron que apelar a un golpe de Estado…con una conspiración ilegal e inconstitucional”, mientras que en Argentina los bancos de inversión de Estados Unidos no saben si el presidente Mauricio Macri llegue a terminar su gestión en forma anticipada en 2017, ante las dificultades financieras, acotó.

Para el investigador, es un hecho notorio es que el sandinista Daniel Ortega haya ganado, con mayoría abrumadora, las elecciones en Nicaragua, mientras que en Bolivia el Movimiento al Socialismo (MAS) tiene una superioridad grande frente a la derecha, que no ha presentado un candidato competitivo, y en Ecuador las Fuerzas de Alianza País encabezan cómodamente las encuestas.

“Lo que uno puede decir, es que el ciclo económico internacional se ha vuelto más desfavorable y los movimientos sociales han sufrido un proceso de aburguesamiento que tiene que ver con el boom de consumo. Hablar de un fin de ciclo es más bien prematuro, y tal vez sirva de maniobra para sembrar el desánimo entre las fuerzas populares y de izquierda, para que no presenten batalla”, puntualizó el analista argentino en su enfoque político regional.

Señaló que en la región hay problemas evidentes de reemplazo de liderazgos, como el hecho de que el presidente Rafael Correa no se va a reelegir y que la imagen del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, enfrenta un desgaste, debido a la guerra económica en su contra. “Estamos en un momento de un relanzamiento, pero yo me niego a decir que se ha acabado el ciclo progresista. Además, explíqueme cómo la derecha va a mejorar a esos países. Mira como está Chile, que fue el modelo: hay allí un desastre de todo tipo, con una apatía ciudadana total, una crisis de la democracia y de credibilidad… y protestas en las calles” de gente inconforme.

Borón predijo que habrá una relativa penetración cultural de Estados Unidos en Cuba, tras los entendimientos entre Washington y La Habana, pero sin la dimensión de lo que ocurrió en Polonia, ya que los cubanos mantuvieron siempre una vinculación histórica con el capitalismo norteamericano, pero tuvieron a su favor figuras como José Martí y a Fidel Castro, mientras que los polacos no tuvieron nada de eso y cayeron deslumbrados ante el capitalismo.

“Yo no veo a Cuba cayendo de rodillas, deslumbrada ante las luces de neón del capitalismo, pero, por otro lado, (la isla) no puede seguir como hasta ahora. Necesita integrarse a la economía mundial y no tiene como hacerlo en las condiciones actuales del bloqueo. Cuba sin el bloqueo o con un bloqueo relajado, es un país que puede ofrecer condiciones de vida muy importantes para su propia su población, garantizando conquistas histórica en materia de salud y educación”, como lo hizo en el pasado, enfatizó.

Borón manifestó que para poder entender el actual es escenario político regional, se debe poner de por medio la crisis general del capitalismo, en la que sobresalen el desplome muy marcado de algunos rubros en el comercio internacional y el descenso el número de tránsito de barcos a través del Canal de Panamá, lo que se traduce en una especie de termómetro de la actividad económica.

Al respecto, abogó por la posibilidad de fortalecer y reactivar los proyectos de integración y cooperación regional, como Petrocaribe, el Banco del Sur (afectado por la segunda línea de mando en el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva), y Unasur. Sostuvo que “yo creo que los proyectos no están muertos. El Alba sigue su curso, no ha prosperado, pero tampoco ha prosperado el comercio mundial”.

Borón reseñó que en el caso de los gobiernos de izquierda en los países de la región, el resultado es que los aciertos superan a los errores e insuficiencias en sus respectivas gestiones y “el balance sigue siendo positivo”. Añadió que el Papa Francisco ha condenado la condición inhumana del capitalismo, aunque observó que en la Iglesia es un tema pendiente el debate sobre sexualidad y género, como alguna vez lo intentó hacer San Agustín.

El analista recomendó seguir con especial interés la gestión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien aboga por la distensión militar con Rusia, bajar el perfil estadounidense respecto a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pero insiste en la construcción de un muro fronterizo con México y la expulsión masiva de inmigrantes indocumentados.

Deja un comentario