Abogan por “balance” entre propiedad intelectual y comercio

0
9
Francis Gurry, director general de la OMPI. (Foto: EFE).

En la reunión de a OMPI realizada en Panamá, los delegados latinoamericanos demandaron potenciar el uso de la propiedad intelectual como herramienta de acceso de empresas a los mercados regionales, y coadyuvar a los manuales de examen de marcas y patentes.

La OMPI es la principal fuente de datos en el mundo sobre el sistema de propiedad intelectual (P.I.), así como sobre estudios empíricos, informes y datos sobre P.I.

Por David Carrasco

El director general de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Francis Gurry, abogó hoy por un “balance” entre la remuneración de los creadores, solicitantes de patentes y consumidores en el modelo económico y tecnológico que regirá en los próximos 50 años.

Gurry intervino este jueves en la clausura de la V Reunión Ministerial de Centroamérica y República Dominicana sobre Propiedad Intelectual, y dijo que todo indica que hay que adoptar nuevas y eficaces reglas en busca de estabilidad y equilibrios en un mundo dominado por tecnologías que cambian estilos de vida.

Su pronunciamiento se produjo en alusión al uso de la propiedad intelectual como herramienta de acceso de empresas a los mercados, y coadyuvar a los manuales de examen de marcas y patentes, que promueve la OMPI, un foro mundial sobre servicios, políticas, información y cooperación en materia de propiedad intelectual.

En Latinoamérica y el Caribe, tres países encabezaron el índice de innovación de la OMPI: Chile (46), Costa Rica (53) y México (58). Sin embargo, el número de solicitudes de patentes internacionales de nuevos inventos presentadas por países latinoamericanos en 2015 permaneció casi igual que en el 2014, con cero crecimientos.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es la institución latinoamericana que más patentes registra, con un promedio de 17 por año, según datos oficiales.

Los innovadores de todo el mundo presentaron cerca de 2,9 millones de solicitudes de patente en 2015, lo que representa un 7,8 por ciento de aumento respecto de 2014 y el sexto año consecutivo de amento en la demanda de protección por patente. Ello ha contribuido el crecimiento económico de China e India.

A su vez, las solicitudes de registro de marcas aumentaron en un 15,3 por ciento, situándose en cerca de seis millones en 2015, mientras que las solicitudes de registro de diseños industriales aumentaron en un 2,3 por ciento, para alcanzar las 872.800.

Al respecto, Gurry resaltó que es importante el respeto público a la propiedad intelectual y los derechos de autor, en el ejercicio del comercio, pero sin perder de vista el principio del “balance” frente a nuevas realidades que rompen paradigmas.

Sostuvo que el “streaming”, o la retransmisión, lectura, o descarga continua y distribución digital de contenido multimedia se convirtió en un fenómeno masivo que abarató cuatro veces el costo de un CD con canciones grabadas, por el que se pagaba hasta 20 dólares hace 15 años, y ello generó nuevos tipos de acuerdos entre las personas involucrados en la industria musical.

Recordó que en los últimos 200 años la humanidad de adaptó a los cambios generados por la revolución industrial, de la que surgieron el socialismo, el capitalismo, los sindicatos, pero adujo que hoy hay una revolución del conocimiento que demanda una justicia efectiva a favor de la “democracia para la industria creativa”.

Gurry reconoció que el debate aumenta de tono cuando la discusión se traslada a la robótica, la inteligencia artificial, la producción de organismos genéticamente modificaos (OGM) y a la pérdida de plazas de empleo debido la adopción de sistemas de alta eficiencia productiva adaptada en modernas instalaciones.

“Hay que seguir trabajando en esta revolución para encontrar el negocio correcto”, aseguró Gurry tras destacar que se debe promover a los creadores que se concentran en las pequeñas y medianas empresas (Pymes), quienes cada día incursionan en el mercado con innovaciones que abren espacios al comercio.

Asimismo, propuso afianzar la Educación en este campo y adoptar “buenos sistemas administrativos”, para asegurar que cuando surja algún tipo de ganancia, la misma sea repartida de manera justa a actores de esos procesos innovadores.

Gurry recomendó que los países latinoamericanos inviertan en innovación, es especial porque la población mundial sobrepasará los 10.000 millones de personas habitarán en 2053 y demandará escenarios habitables. “Ello significa seguir cambiando, de acuerdo a las circunstancias”, acotó e director general de la OMPI.

No hay comentarios

Deja un comentario