“Zary”, la chica detrás del fax de la dignidad

0
46
Zaritma “Zary” Simon. (Foto Bayano).

“Zary”, la chica detrás del fax de la dignidad

Por David Carrasco

Pocos saben, hasta ahora, que tras la invasión de Estados Unidos a Panamá, las oficinas del quincenario Bayano fueron saqueadas, tiroteadas y, luego, ocupadas militarmente por fuerzas extranjeras. Los adeptos al intervencionismo creyeron que el medio alternativo había sido silenciado para siempre, pero se equivocaron.

El periódico impreso seguiría saliendo casi un año después, con apoyo solidario de personas comprometidas con la causa Torrijista, entre ellas una niña de 10 años de edad: Zaritma “Zary” Simon.

“Zary” recordó que en su casa en las afueras de la Ciudad de ¨Panamá, se reunían, convocadas por su padre Cecilio, varias personas, como Víctor Young, Mitchell Doens, David Carrasco y la levantadora de textos Isabel, para utilizar un fax que serviría para enviar y recibir información vinculada a Bayano.

El fax había sido cedido, en calidad de préstamo, por el periodista José Hernández y se convirtió en un canal autorizado para dar los pasos necesarios hacia la salida del medio impreso. “Zary” seguía al pie de la letra las instrucciones de cortar, pegar párrafos en papel bond y enviar los mensajes con auxilio del equipo.

“Yo estaba muy apegada a mi papá y le preguntaba qué podía hacer para colaborar”, recordó Zaritma, quien en la actualidad se desempeña como una reconocida jurista. “Había una persona que recortaba los papeles, y pegaba textos. Luego, me correspondió a mí aprender el procedimiento y memorizar los número de los teléfonos de los destinatarios”, subrayó con entusiasmo.

Por aquellos días, el director de Bayano, Efraín Reyes Medina, había quedado aislado en una montaña al Oeste de la provincia de Panamá, mientras que otros antiguos colaboradores del quincenario estaban asilados en México y Ecuador. Ello significaba que había pocas personas disponibles para denunciar a través de medios impresos la invasión y vencer el miedo que cohibía a los manifestantes.

De la escuela al fax

“Zary” asumió su compromiso con gran pasión y regresaba de su escuela a casa con la idea de enviar los mensajes a través del fax, que había sido colocado en su cuarto. La habitación sirvió como una oficina, pero la niña jamás se incomodó por ello. Poco a poco, empezó a leer el contenido del material escrito y creció en su corazón un gran sentimiento de patriotismo y solidaridad humana..

“Me siento orgullosa de que la Biblioteca Simón Bolívar de la Universidad de Panamá vaya a digitalizar todos los periódicos Bayano, porque es algo que tiene que perdurar”, resaltó la entrevistada al evocar los días de militancia infantil en los que tuvo una aproximación al periodismo rudimentario, pero efectivo.

Aquellas experiencias marcaron la vida de “Zary”, quien pasó de niña a adolescente y emergió como uno de los soportes del periódico estudiantil “El Javeriano”. Luego, asumiría el liderazgo de un movimiento de jóvenes universitarios denominado “Frente de Estudiantes Torrijistas”. Entonces, su papá le regaló un megáfono, para que pudiese transmitir sus ideas en los mítines. Otro obsequio navideño fue el libro “El arte de la guerra”, de Sūn Zi.

Posteriormente, por motivos políticos, su progenitor partió al exilio. Pese a ello, “Zary” manifestó: “yo brindo porque sigamos apoyando a mi papá”. Para ella, Bayano fue fuente de inspiración y se alegra de que aún cumpla esa misión histórica, en un formato digital, con el objetivo de formar y seguir orientando las causas nacionales.

No hay comentarios

Deja un comentario