Si la UE es el Titanic, apuesten por el iceberg

0
31
La Unión Europea (UE) choca como lo hizo el Titanic: contra masas de hielo. (Foto: Foto: Unsplash).

Si la UE es el Titanic, apuesten por el iceberg

Sputnik

La decisión de Ángela Merkel, hasta ahora una férrea defensora de los valores liberales occidentales, de prohibir a las mujeres musulmanas el uso de prendas que les cubran todo el rostro, es una muestra más del declive del “proyecto posmoderno europeo”, opina Doug Bandow, columnista de The National Interest.

El experto enumera las razones económicas y políticas que, en su opinión, demuestran que el final de la Unión Europea es inevitable.

El Gobierno europeo

Bandow recuerda el éxito de la Unión Europea en sus inicios, todo un ejemplo del libre comercio y del tránsito de personas. Sin embargo, la expansión de Bruselas, la creación de un Gobierno con presidentes no elegidos por votación popular y las intromisiones del Parlamento Europeo en la política local, terminaron jugando en contra de lo que el columnista llama el “proyecto posmoderno europeo”.

“El intento de crear el primer Imperio posmoderno contra el deseo de su propia gente es un agravio contra los principios del autogobierno. La gente tiene razón y tiene el derecho de estar preocupada por cómo es su sociedad y en qué se está convirtiendo”, explica el autor.

Cambios políticos

“Los [partidos] moderados y de centro que por tanto tiempo dominaron la arena política europea (…) se han mostrado reacios a representar a su gente, y esa gente encontrará a otros políticos, menos decentes, para que lo hagan”, explica el autor.

Eso es lo que está pasando, en opinión de Bandow, en Austria, donde el Partido de la Libertad de Austria (FPÖ, por sus siglas en alemán) de extrema derecha, a pesar de haber perdido las elecciones, consiguió el 46.7% de los votos en las presidenciales, además de estar en el primer lugar en las encuestas para las siguientes elecciones parlamentarias.

En Italia, por otra parte, el referéndum impulsado por el primer ministro, Matteo Renzi, fracasó, por lo que el político se vio obligado a presentar su dimisión. La economía de Italia, mientras tanto, es una de las más endeudadas en la UE y su sector bancario es uno de los más débiles de Europa. La posible llegada del Movimiento 5 Estrellas haría posible que Italia rechace al Euro y regrese a la lira italiana.

Grecia, por su parte, se enfrenta a una nueva crisis económica y a un nuevo periodo de austeridad. Francia ya ve como un hecho la participación de Marine Le Pen en las presidenciales de 2017. A pesar de que la victoria, probablemente, caiga en manos de Francois Fillon, explica el columnista, una victoria de Le Pen ya no es considerado un imposible, como sucedía anteriormente.

Finalmente, Ángela Merkel, quien según The New York Times era “la última defensora poderosa de Europa y de la alianza transatlántica” y “la última defensora de los valores liberales occidentales”, se ha unido a otros políticos de la zona y ha decidido atacar a los habitantes musulmanes. No es sorprendente, explica Bandow, que en Alemania estén tomando fuerza partidos como Alternativa por Alemania, euroescéptico y antiinmigración.

​Lo mismo sucede en muchos otros países, como Chequia, Finlandia, Hungría, Lituania, Holanda y Polonia.

“En resumen, el célebre Proyecto Europeo está en ruinas —sentencia el autor—. (…) Pero más importante es el hecho de que la Unión Europea ha cambiado. Empezó como una colección poco definida de estados europeos cooperando por fines comunes, pero se ha convertido en un estado continental consolidado dirigido por una burocracia de mano dura a la que poco le importa lo que la gente de Europa quiera”.

Deja un comentario