Protestan miles en Chile por estafa de administradoras de pensiones

0
33
Multitud de chilenos salieron a las calles en 50 ciudades para demandar que se cambie el sistema de pensiones que instauró de manera obligatoria la dictadura de Augusto Pinochet en 1981 (Foto Ap).

Protestan miles en Chile por estafa de administradoras de pensiones

  • “Chilenos indignados” rechazan el sistema que mantiene en pobreza a 70% de jubilados.
  • No descansaremos hasta que nuestros ahorros dejen de estar al servicio de grupos económicos, advierten organizadores.
  • Se preparan nuevas manifestaciones e incluso un paro nacional.

Por Enrique Gutiérrez
Corresponsal del Periódico La Jornada (México)

Cientos de miles de chilenos marcharon el domingo en Santiago y otras 50 ciudades del país para exigir el fin del controvertido sistema de pensiones, en una segunda multitudinaria manifestación en menos de un mes, que reunió a más de un millón de chilenos, luego de que el gobierno descartó eliminar el actual sistema, y en cambio propuso ajustarlo.

Con consignas como “chilenos indignados” y “estafados”, los manifestantes expresaron su rechazo a las Administradoras de Fondos de Pensiones (Afp), que entregan pensiones bajísimas a sus afiliados, muy lejos de su promesa de retribuirlos con 70 por ciento del último salario.

El sistema de capitalización individual fue instaurado de manera obligatoria por la dictadura de Augusto Pinochet en 1981. Ha sido considerado un modelo por otros países, pero los trabajadores se quejan de las débiles jubilaciones que se generan, pese a que las Afp obtienen beneficios cuantiosos.

Las administradoras manejan 170 mil millones de dólares, aportados por 10 millones de trabajadores. Esos recursos son invertidos en acciones o renta fija, cuyas pérdidas son asumidas por los cotizantes.

El modelo vigente obliga a los trabajadores a ahorrar 10 por ciento de sus ingresos brutos cada mes, mientras gran parte de los jubilados recibe en promedio pensiones menores al sueldo mínimo (unos 380 dólares mensuales).

En Santiago, miles de familias se sumaron a la protesta convocada por la Coordinadora No+Afps, que desde la mañana cubrieron las céntricas avenidas hacia el palacio de gobierno La Moneda.

Según los organizadores, sólo en la capital participaron más de 300 mil personas en rechazo al sistema de pensión que tiene en la miseria a por lo menos 40 por ciento de quienes culminan su vida laboral y a otro 30 por ciento con ingresos que no llegan a 30 por ciento de sus sueldos mientras trabajaron.

“Somos los que hoy juramentamos no descansar hasta lograr que nuestros ahorros previsionales dejen de estar al servicio de los grupos económicos y que de una vez por todas se pongan al servicio de quienes son sus verdaderos propietarios: los trabajadores y las trabajadoras”, dijo Luis Mesina, coordinador de No+Afps y dirigente de los empleados bancarios.

Tras la primera protesta realizada el 24 de julio, la presidenta Michelle Bachelet anunció 12 medidas para modificar el sistema, pero no su completa disolución para avanzar a un “sistema público de pensiones”, como exigen los chilenos en las calles.

Entre las medidas propuestas está aumentar en cinco puntos desde el actual 10 por ciento la tasa de cotización con cargo al empleador. También plantea fortalecer el “pilar solidario”, que permite la entrega de una pensión universal mínima e introducir mayores regulaciones a las Afp, que deberán devolver comisiones cuando tengan pérdidas en la administración de los fondos.

Los organizadores advirtieron que habrá nuevas protestas si el gobierno no toma en cuenta su demanda. Incluso, comenzó a delinearse la posibilidad de un paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores.

“Llamamos a prepararnos para múltiples actividades y acciones de aquí al 4 de noviembre, cuando deberemos hacer sentir toda la fuerza de nuestro movimiento. Si no se nos quiere escuchar, entonces la paralización de todo el territorio nacional será inevitable”, advirtió la dirigencia.

Deja un comentario