Papa Francisco apoya a los refugiados y rechaza los muros que separan a la gente

0
29
Las guerras generan migraciones y masivas y el desplazamiento de refugiados.

Papa Francisco apoya a los refugiados y rechaza los muros que separan a la gente

 Los refugiados son víctimas de un sistema de exclusión y de prácticas de racismo.

Tras su viaje a Cuba y Estados Unidos, donde abogó por los pobres y la paz, la solidaridad y el fin de la injusticia, el Papa propuso el mecanismo de la vía del diálogo para superar una crisis humanitaria “nunca vista desde la Segunda Guerra Mundial” y señaló que “es el resultado de un proceso de años, porque las guerras de las que aquella gente huye” llevan tiempo sin resolverse.

El sumo pontífice recordó que el hambre que sufren los países de los que proceden los refugiados “es hambre de años” y aludió a África como “el continente explotado”, donde las guerras “tienen detrás intereses económicos” de las multinacionales.

“Yo pienso que antes de explotar un continente, un país, una guerra, se podrían hacer inversiones” con el fin de que sus habitantes pudieran conseguir trabajo, resaltó.

Añadió: “y usted me pregunta sobre las barreras. Usted sabe cómo terminan los muros”, contestó a una de las preguntas que se le plantearon en el avión. “Todos, todos los muros caen, hoy, mañana, o dentro de cien años, pero todos caen. No es una solución. El muro no es una solución. En este momento Europa está en dificultades, es verdad”, reconoció.

Francisco viene haciendo fuertes llamados desde que se convirtió en Papa, para que el mundo atienda el drama de los refugiados, entre ellos los sirios, pero su clamor pasó a los hechos, luego de instar a todas las instituciones católicas de Europa a recibir, cada una, a una familia que huye del horror de la guerra.

Para reforzar el plan, que busca apaciguar la peor crisis migratoria en Europa desde la Segunda Guerra, el Papa anunció que el Vaticano marcará el camino al recibir a familias de refugiados.

“Frente a la tragedia de decenas de miles de refugiados que huyen de la muerte por la guerra y por el hambre, y quienes recorren un cambio hacia una esperanza de vida, el Evangelio nos llama a ser hospitalarios con los más pequeños y los más abandonados”, planteó el máximo jefe de la Iglesia Católica.

El drama de los inmigrantes tiene un espacio central en agenda del Vaticano, desde el ascenso de Francisco, en 2013. En su primer viaje oficial como pontífice tuvo como destino a la isla de Lampedusa, una de las principales puertas de entrada de los migrantes en el Mediterráneo, donde denunció la “indiferencia” y la falta de conciencia sobre el tema.

No hay comentarios

Deja un comentario