Grandes dilemas estremecen al PRD

5
509

Grandes dilemas estremecen al PRD

Por Jaime Ford G.
Sociólogo y docente Universitario

Mientras la población de Panamá espera respuestas concretas a las necesidades más sentidas, el Partido Revolucionario Democrático (PRD), una fuerza política con historia y tradición, se mantiene ausente del debate nacional, consumido en una lucha interna de desgastante que no garantiza que salga bien librado de la celebración de su IX Congreso Nacional.

Las dos derrotas consecutivas del partido fundado por el general Omar Torrijos, han dejado al PRD sin rumbo, mareado, desubicado y, sobretodo, con sus bases desmotivadas. Por ejemplo, hace poco quien fue su secretario general por casi 10 años, acusó a un ex presidente de haber participado en el escándalo del proyecto CEMIS, mientras que otros miembros de su dirección política entraron en una diatriba que no ayuda a asegurar la cohesión de fuerzas, una vez culmine el mencionado Congreso. Esa falta de cohesión se convirtió en una de las debilidades del PRD en el período post invasión y aún persiste.

En 1995, el método torrijista del consenso fue reemplazado por las primarias internas, que suponían la aplicación de un método “democrático”. Sin embargo, se convirtieron en la puerta abierta al clientelismo. Tal vez, su ideólogo no fue capaz de entender que ante la ausencia de un CEN fuerte y con liderazgo y autoridad política, la mediación entre perdedores y ganadores no sería posible, si ella era atendida por presidentes de Áreas (CDN), dirigentes sin experiencia y muchas veces con intereses electorales.

Por otro lado, miembros de la dirección del PRD, iniciaron procesos de apoyo a candidatos a diputados y alcaldes, fuera de las filas del partido, imponiendo liderazgos externos al margen de la organización. Asimismo, cambiaron estatutos, eliminaron los núcleos bases, masificaron el partido destruyendo su calidad y no se preocuparon jamás por su formación política e ideológica. En forma equivocada, ellos asumieron la idea de que en política el que carece de dinero no tendría chance de ganar unas elecciones. Así penetró el virus clientelismo al PRD, porque se adueñó primero de la mente de sus principales dirigentes y luego se diseminó entre líderes intermedios. Más tarde contagió a sus bases.

Desde luego, al ser eliminada la formación, el debate interno, el liderazgo por mérito y el método del consenso, lo que triunfaría era el individualismo, los proyectos personales, la división, el hablar mal públicamente de un copartidario y, lo más grave, la traición y el transfuguismo, que el ex presidente Ricardo Martinelli supo explotar muy bien, mediante la extorsión política.

Hoy, hace falta un cambio de timón que reconozca con prontitud que el partido de Omar se alejó de sus bases y de los intereses del pueblo panameño. No se trata sólo de caras nuevas, sino de una nueva actitud que corrija los errores cometidos. No es posible utilizar la campaña de renovación de delegados como vía para propuestas electorales a presidente de la república, cuando antes ni siquiera se hizo un balance crítico de la gestión del partido. Quienes se resisten al cambio en defensa de un partido fuerte, son a los que el virus del clientelismo afectó y con su actitud debilitan aún más al PRD.

Recuperar, renovar y transformar al PRD son dilemas que no serán fáciles de resolver, ante la virulenta lucha sustentada en los intereses personales y electorales de quienes han mantenido grandes cuotas de dinero y de poder, pero vientos con enfoques diferentes superan a los dilemas con una nueva arquitectura y un renovado liderazgo que necesita el país para el año 2019.

5 COMENTARIOS

  1. Excelente analisis, mientras no se llegue a una verdadera union entre los miembros no se podra lograr los objetivos que cada organizacion se propoga.

  2. Comparto lo expresado en este analisis a las filas del PRD se han sumado personas que han visto en el Partido el medio para desarrollar su agenda propia, alejada de los Princiios e idiologia del Partido.

  3. Muy Buen escrito pero mientras no de pongamos intereses personales seguiremos por el mismo camino lo que no se a querido desir es las verdaderas razones o los verdaderos culpables por la cual se han perdido dos elecciones .

    Lo Felicito profesor Ford

  4. Excelente escrito, se confirma que se impone la necesidad de institucionalizar el PRD y con ello re-posicionarlo ante los grandes retos nacionales y regionales del Siglo XXI.

Deja un comentario