Exigen poner alto a la mala praxis médica

0
4
Doctora Claude Vergès de López, en entrevista con Bayano digital. (Foto Bayano).
  • Organizaciones sociales han dado un paso al frente para modernizar el sistema de Salud y eliminar el manto de impunidad que encubre la mala práctica médica.

  • El proyecto de Ley 102 contiene cinco títulos y 40 artículos que buscan “humanizar” todos los servicios de Salud y modernizar la relación entre médico y paciente.

Por David Carrasco

Unas 25 asociaciones integradas en una coalición de profesionales y familiares de víctimas buscan poner fin a la mala praxis médica, que tiene un costo en la Salud y afecta los niveles de confianza en la Medicina, confirmó a Bayano digital la neumóloga pediatra Claude Vergès de López, en defensa del proyecto de Ley 102, sobre aspectos bioéticos, que prevé sanciones a los infractores.

Vergès recordó que la iniciativa surgió de Mariela Arce, viuda del sociólogo Raúl Leis, quien falleció en 2011 a causa de un mal procedimiento médico. Añadió que la idea central es resolver un serio vacío legal y fue acogida por personas afectadas por muertes o discapacidad permanente de familiares en diversos hospitales.

La propuesta adquirió forma en 2016, a través de un borrador elaborado con la participación de representantes de diversas organizaciones sociales y el diputado Javier Ortega, del Partido Revolucionario Democrático (PRD). Legislaciones similares han sido aprobadas en Argentina y Colombia, y otra es debatida en Ecuador, en respuesta a un gran clamor popular.

En Panamá, la propuesta fue aprobada en la Comisión de Salud en el ámbito parlamentario, para convertirse en proyecto de ley que debe ser debatido en el pleno, en medio de creciente respaldo.

“Definitivamente, la mala práctica que daña al paciente, debe ir a la Corte Penal. Sin embargo, las fallas menos graves pueden ir a la Corte Civil, o, incluso, un acuerdo con los familiares, a través de la Comisión de Conciliación que prevé la ley”, dijo la docente universitaria y especialista en Bioética, quien promueve medidas a favor del pleno desarrollo y la Salud de la población.

Sostuvo que “los pacientes necesitan estar protegidos. Ya no puede ser que las normas que se aplican en Panamá correspondan al siglo pasado, cuando los médicos estaban apartados del sistema”. Reseñó que los médicos no están para hacer daño y deben conversar con los pacientes y explicarles todo, en forma veraz y clara, para evitar malas prácticas”.

Hasta el momento, el Consejo Técnico de Salud es el organismo responsable de comprobar oficialmente la idoneidad de los médicos, y verificar aquellos casos en que hay falsos especialistas ofreciendo servicios de Salud a la población. Asimismo, el Instituto de Medicina Legal desempeña un papel importante en determinar los daños infligidos a un paciente.

Vergès detalló que el proyecto de Ley tiene el firme apoyo de las asociaciones de familiares de pacientes y otras organizaciones con un gran reconocimiento ciudadano. De hecho, el Consejo Ecuménico de Iglesias estudio el anteproyecto y le dio su respaldo para que pueda convertirse pronto en Ley de la república.

Escena del filme Bisturí-La Mafia Blanca (1973), del director italiano Luigi Zampa, que aborda el encubrimiento en casos de mala práctica médica. (Foto: Jc88).

En diciembre de 2017, la activista e investigadora social Mariela Arce, propulsora de la campaña emprendida por la no gubernamental Cinta Chocolate, para la prevención de la mala praxis médica, recibió un premio de la Defensoría del Pueblo de Panamá, por su labor tenaz y valiente a favor de la población que requiere una atención médica con calidad y seguridad.

Pese a ello, hay sectores que adversan esa iniciativa. Vergès adujo que la oposición proviene, principalmente, de los médicos, y que las aseguradoras intentarían aprovecharse de esta cuestión. Aclaró que “cuando hay sospecha de mala práctica, se debe investigar”, lo que es permitido por el vigente sistema penal acusatorio, antes de que sea emitido fallo judicial sobre un caso determinado.

Deja un comentario