Acuerdo de paz puede aliviar crisis en Siria

0
22

Acuerdo de paz puede aliviar crisis en Siria

Por José de la Rosa Castillo
Analista Internacional

En su reciente mensaje de Navidad al mundo, el Papa Francisco hizo votos por la paz en Siria, basado en el acuerdo alcanzado en Naciones Unidas (ONU). El pontífice oró para que se logre, cuanto antes”, acallar el fragor de las armas en Siria y remediar la gravísima situación humanitaria de la población extenuada”.

En efecto, la aprobación por unanimidad de la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es un hito importante, porque es la primera vez que este órgano se pone de acuerdo para diseñar una hoja de ruta para darle una salida al conflicto sirio.

El Consejo de Seguridad es, de acuerdo a la Carta, el órgano que tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales, Está integrado por 15 miembros y cada uno de ellos tiene un voto, mientras que las cinco potencias de la postguerra tienen derecho al veto. Este es el único órgano de la ONU cuyas decisiones están obligadas a cumplir los Estados Miembros, por mandato de la Carta.

El texto de la resolución acordada tuvo la aprobación previa de Estados Unidos, Rusia y otras potencias mundiales, y plantea al gobierno sirio y a la oposición en ese país el inicio de negociaciones en enero del 2016. A continuación, son detallados los principales puntos detallados en la resolución:

1. Cese al fuego y llama al inicio de un diálogo formal hacia una transición política a partir de enero de 2016.

2. Excluye a los grupos calificados como “terroristas” (Estado islámico y el Frente Al Nusra, el brazo sirio de Al Qaeda).

3. Prevé la continuación de “acciones ofensivas y defensivas” en contra de estos mismos grupos terroristas, en referencia a los bombardeos rusos y de la coalición internacional.

4. El secretario general de la ONU debe presentar el 18 de enero un informe “acerca de cómo hacer seguimiento del cese al fuego”.

5. Se fija como meta el establecimiento en el plazo de seis meses de un “sistema de gobierno” “creíble, inclusivo y no sectario”.

6. Realización de elecciones “libres y justas”, bajo la supervisión de la ONU en el plazo de 18 meses.

7. La transición política debe ser dirigida por los propios sirios.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, calificó la resolución de “respuesta a los intentos de imponer una solución desde fuera a los sirios en cualquier asunto, especialmente sobre su presidente”; y consideró posible concretar un acuerdo para formar un gobierno de unidad en el plazo de seis meses, como prevé la resolución.

Al respecto, el gobierno sirio mostró disposición a comenzar el proceso de diálogo en semanas. Sin embargo, el primer paso es ver si la oposición está dispuesta a negociar con el gobierno. Sobre el futuro del presidente Al Asad, las potencias internacionales no deben participar en las decisiones internas.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, alabó el acuerdo logrado, aunque admitió las dificultades que sigue planteando el tema del futuro de Asad. En ese sentido, dijo: “obviamente sigue habiendo profundas diferencias en la comunidad internacional, especialmente sobre el futuro del presidente Al Asad”.

Tras los repetidos fracasos, esa resolución crea expectación en los actores internacionales involucrados en el conflicto sirio, propone una salida política moderada, un cese al fuego que puede propiciar acuerdos humanitarios y la solución, de alguna manera, a la crisis de los inmigrantes hacia Europa y otros países del mundo.

Son cinco años de guerra, con más de 200.000 muertos, una crisis humanitaria de dimensiones sólo vistas durante la II Guerra Mundial, una gravísima destrucción de infraestructuras, entre tantas otras calamidades en las zonas en conflicto.

Las dificultades son muy fuertes, la guerra tiene gran diversidad de protagonistas y frentes. Esos grupos luchan entre sí por liderazgo político sobre determinadas regiones, acceso a recursos económicos y asuntos étnico-religiosos (sunitas contra chiitas). Desde 2014, entró en escena el autodenominado Estado Islámico, que controla buena parte del territorio del país. Actualmente, sigue siendo bombardeado por la aviación rusa y la coalición internacional.

No hay comentarios

Deja un comentario