Obreros exigen sistema solidario para salvar a la CSS

2
175

Obreros exigen sistema solidario para salvar a la CSS

  • La clase trabajadora insta al gobierno y al sector privado a la construcción de la equidad y la paz social, y evitar el colapso financiero del Programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).
  • Trabajadores empiezan a movilizarse para proteger a la CSS, cuyo Programa de Enfermedad y Maternidad fue seriamente comprometido durante el pasado gobierno.

Por David Carrasco

El secretario general de la Confederación de Trabajadores de la República de Panamá (CTRP) Guillermo Puga, manifestó que la vía para salvar y dar sostenibilidad a esa institución de seguridad social es el retorno al sistema solidario, ante el déficit que pesa sobre el Programa de Invalidez Vejez y Muerte (IVM).

En una conversación con Bayano digital, Puga señaló que el tema ha sido abordado por la representación obrera que retornó hace dos meses a la Junta Directiva de la CSS, luego de su expulsión en la administración del presidente Ricardo Martinelli (2009-2014), quien ejerció un control férreo y autoritario sobre esa institución.

Indicó que la clase trabajadora reclama un informe actuarial, cuya presentación “ha demorado en forma inexplicable”. Desde hace dos años debió ser designado el sustituto de uno de los tres integrantes de la Junta Técnica Actuarial de esa institución, a quien se le venció su período reglamentario. Para actuar legalmente y emitir conceptos, el organismo tiene que estar completo.

Integrantes de la Junta Directiva de la CSS remitieron al presidente de la república, Juan Carlos Varela, una lista con los nombres de los pocos actuarios que hay en Panamá, para que pudiese escoger con libertad. Sin embargo, el mandatario pidió que esa nómina fuese ampliada con otros nombres. El resultado de ello, es que hay una demora que afecta la toma de decisiones inaplazables.

Puga aclaró que el director general de la CSS, Estivenson Girón, se comprometió a presentar un estudio sobre la realidad económica de la institución, y su deficitario programa de IVM, que pone en riesgo el pago de las pensiones en la próxima década. Sin embargo, aún no se sabe con exactitud cuándo Girón cumplirá su promesa.

Representantes de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá advirtieron en noviembre de 2015 que el programa de IVM no podrá asumir en su totalidad, a partir de 2018, el pago a los 240.000 pensionados y jubilados que tiene el sistema, y que para 2025 las reservas podrían extinguirse y generar una conmoción.

Pese a ello, Puga considera que hay alternativas disponibles para frenar ese desenlace fatalista y llamó a todas las fuerzas laborales del país a asumir el reto de “debatir con mucha seriedad ese tema”, con el objetivo de salvar a la CSS, sometida a modificaciones estructurales a través de la Ley 51, en el gobierno del presidente Martín Torrijos (2004-2009).

La legislación adoptada en el mandato de Torrijos, considerada por la clase trabajadora como “un parche” a la crisis, creo un modelo de pensiones que eleva los ingresos económicos individuales de la CSS, pero descapitaliza al programa que sostiene a los cotizantes más antiguos, quienes aspiran a alcanzar pronto la jubilación.

En teoría, las reservas actuales del programa IVM alcanzan los 5.000 millones de dólares y permiten una vigencia operacional hasta el año 2025, de acuerdo con cálculos oficiales. No obstante, el dirigente gremial Gerardo González, señalo a Bayano que lo estudios actuariales son los que darán una clara radiografía de la situación de la CSS y permitirán generar un debate y acciones de Estado para protegerla de las corrientes privatizadoras.

Al respecto, Puga señaló que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) acaba de publicar un informe en el que recomienda fortalecer las instituciones públicas de Salud, ante el fracaso de los proyectos de privatización de la seguridad social alrededor del mundo. Recalcó que la CSS es un patrimonio de los panameños y que el Estado, los trabajadores y los empresarios deberían protegerlo, como un derecho humano y garantía de paz social.

“Hay planteamientos del sector privado que sugieren la privatización del sistema. Nosotros la rechazamos de plano. Lo que hay que hacer es buscar alternativas que contribuyan a que la CSS sea sostenible en el tiempo”, puntualizó el dirigente de la CTRP.

Puga remarcó la preocupación de los sindicatos ante problemas administrativos y hospitalarios que afectan la calidad de servicios a los asegurados, entre ellos el hecho de que hay pacientes con más de cinco meses de espera de una cirugía de corazón abierto y cateterismos en el hospital 24 de Diciembre. En ese sentido, instó al director general a “debatir con franqueza y resolver las diferencias”, para encontrar soluciones justas a favor de los panameños.

Asimismo, recomendó a Girón que presente un informe sobre los presuntos peculados cometidos en la CSS durante la administración anterior, con el fin de que sean devueltos los fondos sustraídos que pertenecen a todos los asegurados. Añadió que hay que cuidar las reservas de la institución y evitar la construcción de más hospitales o centros de atención que carezcan de personal calificado.

La CSS asumió 90 proyectos estructurales que dejó en ejecución o en suspenso el pasado gobierno, por el orden de unos 800 millones de dólares. Esa cifra no incluye el equipamiento de obras, pero los gastos que afectan a la institución han complicado el manejo administrativo interno y la disponibilidad de recursos para la compra autorizada de medicamentos e insumos médicos.

CSS-Complejo-Hospitalario-e1458584271614.jpg

2 COMENTARIOS

  1. I just want to tell you that I am newbie to blogging and honestly savored this web page. More than likely I’m planning to bookmark your site . You really have tremendous writings. Bless you for revealing your blog site.

Deja un comentario