Ministro ruso de Energía y su par venezolano examinan la cooperación bilateral

0
8
Rosneft, la mayor petrolera rusa. Foto: © REUTERS/ Sergei Karpukhin).

 

MOSCÚ (Sputnik) – El Ministro ruso de Energía, Alexandr Nóvak, y el ministro venezolano de Petróleo, Nelson Martínez, debatieron el acuerdo del recorte petrolero y la cooperación entre los dos países.

“Ayer nos reunimos con Martínez, abordamos las cuestiones de la cooperación ente Rusia y Venezuela, tenemos muchos proyectos en este ámbito”, dijo Nóvak.

Añadió que también se examinaron “el cumplimiento del vigente acuerdo de recorte petrolero y las estimaciones de la situación en el mercado”.

A finales de 2016, los 13 países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidieron reducir la producción en 1,2 millones de barriles diarios (b/d), o un 4,45%, hasta 32,5 millones de b/d, en el año 2017.

El 10 de diciembre, varios países no OPEP, entre ellos Azerbaiyán, Bahréin, Brunéi, Kazajistán, Malasia, México, Omán, Guinea Ecuatorial, Rusia, Sudán y Sudán del Sur, se sumaron a esta iniciativa.

Estas naciones pactaron una reducción de 558.000 b/d, de los cuales 300.000 corresponden a Rusia.

Información complementaria:

No existen motivos para que la Asamblea Nacional de Venezuela rechace la compra por parte de Rosneft de acciones adicionales de la empresa Petromonagas, afirmó el embajador ruso en Caracas, Vladímir Zaemski.

La Asamblea Nacional —Parlamento unicameral venezolano—, de mayoría opositora, rechazó el traspaso del 40% de las acciones de la empresa estatal petrolera Petromonagas a la compañía rusa Rosneft, que considera una “venta ilegal”. El Parlamento calificó la venta de esta propiedad estatal por parte del Gobierno como una “traición”.

“No tienen motivos para acusarnos de que hayamos violado disposiciones de la legislación local, puesto que no se trata de crear una nueva empresa conjunta, sino de que la transacción se realiza en el marco de los acuerdos existentes, anteriormente aprobados por la Asamblea Nacional, por lo tanto las denuncias no tienen fundamento”, declaró Zaemski.

Según el jefe de la misión diplomática rusa en la república bolivariana, las negociaciones sobre un posible acuerdo empezaron en primavera de 2016, cuando el Tribunal Supremo todavía no se había pronunciado en contra del Parlamento, sentencia tras la cual la Asamblea fue excluida de la participación en la toma de decisiones públicas.

“Aquí no hay ningún elemento que pueda ser considerado por la Asamblea Nacional, por lo tanto, la cuestión no fue sometida a su consideración”, sostuvo el embajador ruso.

Anteriormente, Rosneft anunció que está segura de la legalidad de la adquisición de una parte adicional de acciones de la empresa mixta PDVSA Petromonagas, como resultado de la cual la compañía amplió su participación en el proyecto hasta un 40%. La empresa rusa añadió que la Asamblea Nacional venezolana no tiene competencias para anular la venta.

PDVSA recibió en febrero del año pasado 500 millones de dólares de Rosneft por el aumento al 40% de su participación accionarial en Petromonagas, que extrae crudo en la Faja del Orinoco (norte).

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario