Bolivia apuesta por la urea en la economía

0
22
Urea producida en Bolivia.

 

Por Claudia Dupeirón

 

La Paz (PL) – Bolivia se convertirá este año en uno de los principales exportadores de urea de la región, gracias a la inauguración en mayo de la planta de producción de ese fertilizante en Bulo Bulo, departamento de Cochabamba.

 

Primero se hará una entrega provisional de la instalación, de acuerdo con el contrato suscrito con la empresa surcoreana Samsung Engineering Co. LTD, que tuvo a su cargo el diseño de los procesos y la ingeniería de detalles. Posteriormente los equipos se someterán a una prueba por 30 días antes de su comienzo definitivo.

 

Con una inversión mayor a los 900 millones de dólares, la industria, que comenzó a construirse en 2013, será el primer megaproyecto ciento por ciento petroquímico de Bolivia.

 

Para la producción del fertilizante se realizan tres procesos fundamentales: el tratamiento de las aguas del río Ichoa en una instalación de servicios auxiliares; la transformación del gas natural en una planta de amoníaco y por último la fabricación de la urea.

 

La instalación en Bulo Bulo abastecerá el consumo en la nación andino-amazónica y eliminará la importación, refirió el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá. YPFB estima que la factoría producirá mil 200 toneladas métricas (TMD) al día de amoniaco, que es el insumo para fabricar dos mil 100 TMD de urea.

 

Ello aportará más de 200 millones de dólares de ingresos anuales y agregará valor al gas natural, para suscitar excedentes y promover el desarrollo integral, señaló el titular.

 

Asimismo, permitirá la recuperación de áreas de cultivo y la eficiente habilitación de las nuevas, además de la creación de polos de desarrollo petroquímico, junto a transferencia tecnológica.

 

Otro de los beneficios de esta iniciativa es la formación de fuentes de empleo directo e indirecto.

 

La urea es uno de los compuestos químicos más usados por su contenido rico en nitrógeno, que permite el crecimiento de las plantas, ayuda a su nutrición y mejora el rendimiento de los cultivos. Se utiliza principalmente en la producción de arroz, maíz, caña de azúcar, sorgo, papa, frutales y hortalizas.

 

YPFB, al frente del proyecto, es la primera empresa del país gestionada enteramente por el Estado y en los últimos 10 años ha generado ingresos superiores a los 32 mil millones de dólares.

 

A su cargo está el control de la cadena de hidrocarburos, con distintas filiales dedicadas al transporte por ductos, tanto de gas como de líquidos, almacenaje y la exploración y explotación de yacimientos.

 

Comercio y transporte del fertilizante

 

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que una empresa brasileña y otra argentina mostraron interés en suscribir contratos con Yacimientos Petrolíferos para la compra del producto.

 

Los acuerdos incluyen 700 mil toneladas métricas de la producción en la industria de Bulo Bulo. Prácticamente, el 80 por ciento de toda la urea del país será para esos dos mercados, especificó.

 

A ello se suma el gobierno de El Salvador, interesado también en comprar gas licuado de petróleo.

 

Centroamérica sería un mercado más de urea si los acuerdos logran concretarse. La nación andina está internacionalizando este sector, afirmó Sánchez durante una reunión con el viceministro salvadoreño de Inversión Extranjera y Financiamiento para el Desarrollo, José Luis Merino.

 

El titular salvadoreño informó que en su país consume entre 50 y 70 toneladas métricas mensuales del fertilizante y se realizará un estudio de factibilidad para llevar este producto, además de distribuirlo en otros países de la región como Guatemala, Honduras y Nicaragua.

 

Guillermo Achá explicó que la exportación se hará en contenedores especiales transportados en vagones bimodales, en camiones y trenes. Para estas gestiones, llegarán inicialmente 500 contenedores con una capacidad de 25 toneladas que trasladarán la urea granulada.

 

Según el director de Bulo Bulo, Carlos Vilar, los envases, fabricados en Nantong, China, llevarán el producto hacia puerto Suárez en la frontera con Brasil y hasta Yacuiba, en el límite con Argentina.

 

Con el objetivo de incrementar las exportaciones, YPFB adquirió también 250 vagones de ferrocarril destinados a realizar las mismas operaciones.

 

La estatal petrolera indicó que en el futuro se requerirá un servicio de transporte masivo para mover el fertilizante de la planta de Cochabamba.

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario