Contribución poética

0
36

Contribución poética

Un minuto antes de que saliese al ciberespacio, recibimos del poeta panameño Toracio P. Iturralde Sh., unos poemas de su propia inspiración. Tuvo suerte. Bayano decidió incluirlos en esta edición, pese a estar en la raya final.

Roturas.

En la vista que hay de fondo
y que se oculta tras el velo
inigualable de tu cultura
se esboza, en forma esquemática,
el amor primario que forjas
en el sendero de tu vida.

Descifra con método perspicaz
la moldura de tu mente
que dogmática se circunscribe,
refugiada, en criterios cincelados,
por valores que se rompen como cristales.

Rompe la estructura
de cada frase aprehendida
y con vehemente pasión reproducida
frente a la oscuridad de la noche
y, abraza, con tu vida, el presente,
con la mente como luz
que se expande
hacia la esplendorosa definición
de ser tu dialéctica manera
de precisar con un beso
el amor infinito.

Antes, mucho antes…

Antes que la voz del poeta resonara en el aire,
antes que la pluma describiera su dolor,
antes que el color definiera su actitud
y sus manos esculpieran en el rostro
semblanzas de lucha, de conciencia y de honor.

Antes que la naturaleza de su sonido volase,
antes que la musa por doquier enamorase,
antes que la sangre compatriota cayera
y surcara como chorrillo de tinta callejera
y levantara su manto de barrio mártir.

Antes, mucho antes, se había determinado,
se había señalado el camino de todas partes,
se había colocado frente a frente,
con el dolor en los puños y la esperanza,
con el corazón aguerrido y de labranza,
surcando la tierra que se llena de batallas.

Antes, mucho antes, la cholada había gritado
como garganta de miles victorianos
y como guerreras saetas surcando
el Urracá ideario que asoma en los montes
y despierta en Cimarrones voces cuajadas de Bayano
para volcarse en libertades kantules
y entregarnos la identidad del sol.

Deja un comentario