Trump está perdiendo el interés en Venezuela

The Washington Post cita a funcionario a condición del anonimato.

0
69
Donald Trump pierde interes en Venezuela

Trump está perdiendo el interés en Venezuela

Por Julio Bermúdez Valdés
Redacción de Bayano digital

The Washington Post dice esta mañana que el presidente Trump ha perdido interés en el caso Venezuela. El Post cita a funcionarios que declararon bajo condición de anonimato y según los cuales “el presidente está perdiendo la paciencia y el interés en Venezuela”. En tanto que Garret Marquis, vocero del consejo de Seguridad Nacional ha negado la declaración señalando que “»Los Estados Unidos nunca dijeron que su esfuerzo en Venezuela se limitaría a una ronda.

La política de máxima presión de la administración se basa en la coherencia y la disciplina para lograr el objetivo final», indica el prestigioso diario”. Firmado por Karen DeYoung, en el artículo se lee que “El invierno pasado, la destitución del presidente venezolano, Nicolás Maduro, parecía una apuesta segura para el presidente Trump, una rápida victoria de la política exterior en un momento en que otras iniciativas en Asia y Oriente Medio parecían estancadas o en la dirección equivocada”. El periódico destaca sin embargo que el verano ha llegado “con Maduro todavía en su lugar y hay pocos indicios de que esté inminentemente en camino de salir…”.

La publicación de The Washington Post podría interpretarse como un recorderis a Trump sobre su compromiso con Venezuela, o la demostración de un fracaso de la policía exterior de EEUU, que estaría a punto de dejar a su suerte al autoproclamado presidente Juan Guaidó, algunos de cuyos colabores han sido señalados en las últimas horas por un manejo irregular de donaciones para la ayuda humanitaria de la que hablaba el diputado Guaidó en abril pasado. Transcendía ayer igualmente que la Unión Europea, algunos de cuyos países habría reconocido a Guaidó tras petición de EEUU, estaría a punto de retirar tal reconocimiento.

En varios artículos de esta edición hemos sostenido con anterioridad que las presiones contra Venezuela en los primeros cuatro meses de este año eran parte de un factor de distracción de la Administración Trump, una especie de salida ante la adversidad. En enero pasado cuando inició la fase Guaidó, Trump pasaba por uno de los momentos más difíciles de su gobierno a la espera de una decisión de la fiscalía sobra la trama rusa, y varias de sus tropas habían sido retiradas de áreas importantes como Siria.

Una acción contra Venezuela parecía destinada a contener las presiones contra la Casa Blanca, sobre todo porque la oposición encabezada por Guiadó había hecho creer a Washington que Maduro estaba a punto de caer y que una acción en su contra daría resultados rápidos y efectivos.

Pero el fracaso se consumó luego del fallido intento de golpe de Estado de abril pasado y tras el cual el presidente Trump dirigió fuertes críticas al asesor de Seguridad Nacional John Bolton, cerebro intelectual detrás de las presiones a Venezuela. Ya en ese instante era visible la frustración de Trump, quien terminó criticando incluso a su aliado vital en  Suramérica, el gobierno colombiano de Iván Duque.

Nada de extraño sería que en las próximas semanas Guiadó resulte detenido, para responder por varios temas, entre ellos la corrupción revelada en sus filas y que habría escamoteado a los venezolanos contribuciones privadas para la llamada ayuda humanitaria. (JBV)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here