¡Señor Varela, eso lo castiga Dios!

Los niños del Barú atónitos no entendían como la casa, en que durmieron la noche anterior, era destruida por un grupo de “macheteros” al amparo de la policía

0
396

¡Señor Varela, eso lo castiga Dios!

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

Un dolor muy grande me ha causado al ver niños presenciando la manera en que los desalojan. Ese trauma les quedará toda su vida en sus mentes produciendo una herida psicológica muy difícil de sanar. ¡Qué pena! (Dra. Gerardine Emiliani)

El 20 de noviembre de 1959 la Organización de las Naciones Unidas promulgó la Declaración Universal de los Derechos de los niños, que se constituyó una proclama que insta a cada país y a cada ciudadano hacer cumplir los derechos de los niños, niñas y adolescentes. La declaración que consagra el Derecho a la Protección establece que:

Todos los niños deben vivir en un entorno seguro, sin amenaza ni armas. Los niños deben crecer protegidos para preservar su bienestar físico y psicológico. Ningún niño debe sufrir explotación, discriminación o maltrato.

En la víspera de la Jornada Mundial de la Juventud, los hijos de los productores agrícolas de Barú fueron objeto de la más vil violación de sus derechos humanos. Ellos no entendían como la casa, en que durmieron la noche anterior, era destruida por un grupo de “macheteros” al amparo de la policía.

Ya es reiterativo que el gobierno de Varela utilice a los llamados jueces de paz, como el brazo ejecutor de sus atropellos a la democracia. Así lo hizo en Barú el miércoles 21 de noviembre de 2018, cuando la Policía Nacional fuertemente armada, acompañada de paramilitares (“macheteros”) amenazó violentó el derecho de los niños de Barú.

La Policía Nacional en representación del Estado fue omisa de preservar el bienestar físico y psicologico de los niños”,  y más bien los sometió al maltrato expresamente protegido en sus derechos. Incluso un oficial que encabezaba el operativo (“por órdenes superiores”)  ordenó a los niños:

 “Señores abandonen la propiedad, afuera… afuera…”


La decena de “macheteros” que actuó como los paramilitares en Colombia y, al amparados por la Polìcia Nacional, destruyó las viviendas y plantaciones de los productores en Barú.

Los “macheteros” que actuaron como fuerza paramilitar, destruyeron las propiedades y plantaciones de los productores de Barú, supuestamente por ordenes de la Juez de Paz.

El régimen del señor Varela, que debió ser garante de los derechos de los niños, niñas y aadolescentes, pasará a la historia por afectar su bienestar físico y psicológico en Barú.

Con la represión desatada el 21 de noviembre, Varela subordina el bien jurídico tutelado de los niños, niñas y adolescentes del Barú a los intereses de la transnacional Del Monte y su filial en Panamá BANAPIÑA, representada por la firma de abogados de su ex ministro de la presidencia.

Hacemos un llamado a la Defensoría del Pueblo y a los organismos defensores de los derechos humanos para que realicen una investigación de la violación de la Declaración de los Derechos Universales de los niños de Barú, reflejada en los videos que Bayano digital publica en esta edición y se sancione ejemplarmente a quienes resulten culpables.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here