Se descubre nueva especie de coral blando en Coiba, Panamá

0
3
Héctor Guzmán, investigador de STRI recolectando una muestra del coral en Banco Hannibal con ayuda de un brazo mecánico submarino. (Crédito: Héctor Guzmán).

STRI

Un estudio en la revista Bulletin of Marine Science describe una nueva especie de octocoral color rojo sangre encontrada en Panamá.

La especie en el género Thesea fue descubierta en el amenazado entorno de arrecifes profundos poco iluminados en Banco Hannibal, a 60 kilómetros del Pacífico continental de Panamá, por investigadores del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales en Panamá (STRI) y del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR) en la Universidad de Costa Rica.

Los científicos establecieron la nueva especie, Thesea dalioi, comparando sus rasgos físicos, como el grosor de la rama, tamaño de escleritas o el color rojo brillante de las colonias, con la única otra especie del género en el Pacífico oriental, T. variabilis.

Thesea dalioi lleva el nombre de Ray Dalio, un partidario de la exploración marina. Su nombre está destinado a reconocer las valiosas contribuciones de Dalio a la investigación marina y su alcance público.

Banco Hannibal, parte del Parque Nacional Coiba y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, es una montaña submarina costera y un punto clave de biodiversidad que solo ha sido explorado recientemente.

“Después de sólo dos expediciones con sumergibles hasta 300 metros de profundidad, hemos identificado 17 especies de octocorales para Banco Hannibal, incluido el descubrimiento y la descripción de tres nuevas especies”, comentó Héctor M. Guzmán, ecólogo marino de STRI y uno de los autores del estudio.

Vista tridimensional de Banco Hannibal que se derivó de la información batimétrica recopilada, mostrando en la parte superior del banco la pronunciada pendiente y las áreas rugosas, el lado norte de poca pendiente con barrancos y los dos pináculos distintos descubiertos.

“Los investigadores médicos han identificado los beneficios terapéuticos derivados de los corales blandos y duros, como las propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas, la reparación ósea y los beneficios neurológicos”, comentó Guzmán.

“Pero nuestra capacidad para contribuir a la comprensión de los corales blandos y sus hábitats, depende no solo de la financiación constante para el uso de sumergibles, sino también de nuestra capacidad continua de obtener permisos de investigación para continuar trabajando en el Parque Nacional Coiba”, advirtió.

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en ciudad de Panamá, Panamá, es una unidad de la Institución Smithsonian.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here