Firmas fraudulentas de precandidatos presidenciales por libre postulación

Comunicado del FAD

0
80

Comunicado FAD sobre firmas fraudulentas de precandidatos presidenciales por libre postulación

Hablamos, según informaciones, de uno de los actos más vergonzosos que se conozcan en la historia electoral de Panamá.

No es cualquier cosa. Hablamos de personas que, durante todo este tiempo fueron llevados de forma cotidiana a medios locales como ejemplos de decencia y moralidad.

Nos referimos a pre candidatos por libre postulación a la Presidencia (seudo independientes) que representan a facciones del poder económico y el establishment, que han reunido firmas de difuntos, menores de edad y párvulos, que reproducen y empeoran las prácticas clientelistas de los partidos tradicionales.

Se trata de una inmensa operación de fabricación de firmas que descalifica a los implicados para participar de la contienda electoral de 2019.

3127 menores y 1731 difuntos aparecen entre las firmas de los candidatos de libre postulación.

Estamos ante hechos graves que, significan además una colosal operación de compra y venta de firmas, donde se le exigía a activistas llenar libros, sin control alguno, a cambio de dinero.

Ya sabíamos que, irónicamente, más de la mitad de firmas de los seudo independientes son de adherentes de partidos políticos y eso es legal a la luz de las reformas electorales aprobadas por la Partidocracia. Ahora sabemos que el resto de esas firmas son, en su mayoría, firmas de muertos y menores de 18 años.

Infografía tomada del diario La Prensa 12/12/2018

 

Pero, además, seguramente el pueblo ignora qué pagaremos hasta 7 balboas por cada una de las firmas logradas por estos farsantes.

Por menos que eso se impidió a partidos políticos en formación su reconocimiento y participación en las elecciones de 2019.

Ante denuncias que circulan de cédulas falsas, algunas en posesión de extranjeros, esto es alarmante a meses de las elecciones de 2019. ¿Votarán ellos? ?¿Votarán los muertos?

Se busca achacar a los activistas esta responsabilidad y eximir a los candidatos de esta práctica fraudulentas. De ningún modo esto exime a los precandidatos de responsabilidad.
El Código Electoral establece:

Artículo 464. Se sancionará con veinticinco a trescientos sesenta y cinco días-multa y suspensión de los derechos ciudadanos e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por uno a tres años, a quienes:

1. Se hagan pasar por otro y firmen una hoja de adhesión o autentiquen adhesiones falsas, con el propósito de inscribir una postulación indebidamente.

2. Se inscriban como adherentes a una postulación sin tener derecho, o a cambio de dinero u objetos materiales.

3. Alteren las inscripciones efectuadas en los libros de adherentes de candidatos por libre postulación.

Esta situación afecta a ciudadanos honrados que, sin los recursos de estos fraudulentos ni el protagonismo logrado por ellos en medios de comunicación, han logrado reunir firmas para ser candidatos a presidente y otros cargos de elección.

Los magistrados del Tribunal Electoral y la Fiscalía Electoral ya debieron pronunciarse acerca de estas informaciones que circulan e iniciar una investigación exhaustiva y de oficio sobre esta seria situación y los implicados llevados a los tribunales penales electorales. Son delitos electorales de extrema gravedad.

Ya el 2 de julio de este año, en medios locales se advertía:

El TE ha detectado posible falsificación de firmas en los libros de los ciudadanos que recolectan rúbricas para una posible candidatura por la libre postulación.

La información la reveló el magistrado Eduardo Valdés Escoffery.

‘Si se llega a demostrar que hay firmas falsificadas, se está ante un delito. Y compromete penalmente, no solo al activista responsable del libro, sino al mismo candidato’, precisó el magistrado Escoffery.

“El Decreto 10 de 3 de julio de 2017, por el cual se reglamentan los trámites para candidatos por libre postulación, dice que después de verificación de las firmas por parte de Organización Electoral, los aspirantes pueden solicitar a la Dirección de Auditoría Interna del Tribunal Electoral que confirme el resultado”.

‘Después de esta última revisión, todos los casos de firmas no coincidentes se remitirán a la Fiscalía Electoral para la investigación respectiva’, precisa el reglamento que fue reiterado por el magistrado Valdés Escoffery. (La Estrella de Panamá)

Las autoridades tienen la palabra. El Tribunal Electoral y la Fiscalía Electoral tienen ante sí una prueba histórica.

Panamá, 16 de diciembre de 2019.

FAD

FRENTE AMPLIO POR LA DEMOCRACIA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here