Economista exige plan nacional de concertación para desarrollo a favor de las mujeres

0
30
Economista Irma Tuñón. (Foto Bayano).
  • La masa laboral femenina sigue discriminada en Panamá.

Por David Carrasco

La economista, planificadora y feminista Irma Tuñón, una tenaz defensora de la igualdad de género, afirmó que Panamá necesita un plan nacional económico y social que rescate y de perspectivas a la mujer rural, y genere equidad en el país, donde predominan viejas prácticas del sistema patriarcal que obstaculizan el pleno desarrollo de la población panameña.

Tuñón conversó con Bayano digital sobre la organización de un Congreso Nacional de la Mujer, que será realizado el 17 de marzo en Santiago de Veraguas, y el 22 de este mes en áreas metropolitanas, con el objetivo de abogar por iguales derechos entre hombres y mujeres y pasar revista a la desigualdad en materia de empleo que persiste en el ámbito público y privado, en lo relativo a la construcción de la ciudadanía.

La economista, con una amplia experiencia en el manejo de temas de desarrollo humano, representa a la Foro Mujer y Desarrollo en el Consejo Nacional de la Mujer, que a su vez asesora y contribuye al monitoreo que sustenta los estudios emprendidos por el Instituto Nacional de la Mujer en el diseño de propuestas y enfoques políticos a favor de la igualdad de género.

“Hoy, las mujeres tienen mayor fortaleza que en el pasado en el acceso a la Educación, pero siguen rezagadas en la representación paritaria en las juntas directivas de empresas (públicas y privadas) y en postulaciones a cargos de elección popular”, como lo prevé la ley 56 de 2017, subrayó la experta tras deplorar el modelo de economía importadora que ha desmejorado las condiciones laborales de productoras rurales en este país.

Mujeres indígenas figuran entre las más discriminadas en el mercado laboral en Panamá.

Tuñón señaló que uno de los mayores retos es enfrentar el femicidio, que ha aumentado desde México hasta Chile. Sostuvo que “a las mujeres las están matando, y no se puede ignorar este hecho”. Resaltó que la discriminación hacia la población femenina acentúa el riesgo de las mujeres en el campo, quienes no son sujetos del crédito que ostenta la figura patriarcal, pese a legislaciones inspiradas en el justo concepto de la paridad.

Sostuvo que muchas mujeres desplazadas del campo se refugian en el sector informal de la economía y como trabajadoras del hogar no perciben remuneración. Aclaró que el tema será abordado en el Congreso, en procura propuestas, en mesas dedicadas a ventilar el Empleo y la Salud. “Será un congreso conciliador y de concertación, en el que se pretende emitir una declaración de acción y una ruta de trabajo”, anticipó Tuñón.

Un reciente oficial compartido por los representantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), reveló que las diferencias salariales entre hombres y mujeres se incrementan cuando hay mujeres con hijos, y que si son pobres aumentan las posibilidades de reproducir pobreza.

Roberto Martínez, jefe de la OCDE para América Latina con oficina en México, puntualizó en un foro realizado en la sede de la Cancillería panameña que en México la desigualdad salarial entre mujeres con hijos respecto a las que no tienen hijos es del 33 por ciento, en Perú es de 27,5 por ciento, Brasil, 21,7 por ciento, Uruguay 21 por ciento y Argentina 16,8 por ciento. La OCDE no tiene estadísticas sobre Panamá.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here