Campesinos rechazan proyectos mineros en Panamá

La minería a cielo abierto es fuente de inagotables conflictos sociales, económicos y ambientales en Latinoamérica

0
19
Dirigente campesino Severiano Sánchez. (Foto Bayano).

Por David Carrasco

Integrantes de la Coordinadora Campesina por la Vida rechazan las concesiones a multinacionales que explotan los recursos minerales en la región de Donoso y Coclé del Norte, debido a los daños ambientales y a un modelo de subordinación de Panamá a los intereses económicos foráneos.

Así lo señaló a Bayano digital Severiano Sánchez, activista de esa organización que rechaza el acaparamiento de tierras y los daños ambientales causados a la fauna y la flora por la minería a cielo abierto en áreas de tradición agrícola y ganadera de subsistencia. “esta situación delicada nos afecta y nos afectará a mediano y largo plazo, y se refleja en la pobreza y la pobreza extrema”, puntualizó.

Sánchez advirtió que, desde mayo de 1993, fecha en que inició trabajos de exploración en los distritos de Donoso y La Pintada, la compañía Petaquilla Minerals, S.A., las comunidades detectaron irregularidades que se traducen en el saqueo del patrimonio de los panameños, impactos negativos y amenazas al ecosistema rico y diverso.

De hecho, la Coordinadora Campesina indicó en un comunicado que el verdadero interés delas empresas mineras es “el robo de más de 9.400 millones de libras de cobre y 1.370 millones de onzas de oro”, así como reservas de plata, molibdeno y otros minerales, en perjuicio de los intereses de la mayoría de la población.

Al respecto, Sánchez calificó de “preocupante” el desafío minero y compartió el texto en el que la organización advierte que “los enemigos de nuestro país y del pueblo panameño no han cesado en sus intentos pro despojar de sus tierras a las comunidades campesinas, a través de varias maniobra y proyectos”, entre ellos la eliminación del área protegida de Donoso, que es hábitat de especies en peligro.

Indicó que en la comunidad de El Guásimo, donde reside con su familia, ha levantado su voz de protesta al igual que otras 19 comunidades, que ven alterado su forma de vida. En ese sentido, manifestó su rechazo a las actividades de Minera Petaquilla y Minera Panamá, que han generado, además, serios señalamientos de organizaciones ambientalistas en este país preocupadas por la pérdida de biodiversidad.

Sánchez resaltó el fallo de la Corte Suprema de Justicia la Corte Suprema de Justicia de Panamá que ha declarado inconstitucional un contrato entre el Estado panameño y la empresa Petaquilla, S.A, que amparaba la extracción a cielo abierto de cobre y oro.

Reseñó que los proyectos mineros de Molejón y de Minera Panamá están destruyendo el área protegida de Donoso y el Corredor Biológico Mesoamericano del Caribe Panameño, lo que debe generar un fuerte movimiento nacional de rechazo en defensa del patrimonio natural de este país. “No queremos tierras estériles para producir alimentos”, acotó.

Sánchez planteó que la decisión del máximo órgano de Justicia induce a las organizaciones campesinas a “seguir luchando hasta el final”, en defensa de los derechos de poblaciones expoliadas, que ven tierras y ríos contaminados por la minería.

Devastación en zona minera. (Foto: La Prensa / Eric Batista).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here