Aumento en la edad de jubilación denuncian obreros en marcha del 1 de Mayo

0
71
Trabajadores panameños marcha en las calles y repudian la corrupción y el latrocinio.

Por Alberto Velásquez
Periodista

El Día del Trabajador se caracterizó, nuevamente, por una serie de protestas dirigidas principalmente a la ineficiente gestión del gobierno nacional, que durante sus años de mandato sólo ha sumado disgusto y decepción a los profesionales y a los obreros. En esa conmemoración, se produjo un firme y sonoro rechazo a los intentos de solapados de aumentar la edad de jubilación

Pese a la poca cobertura periodística, quizás considerando que la marcha era más de lo mismo, este año también la participación fue masiva, aunque individualmente algunos grupos hicieron concentraciones separadas.

Pero, evidentemente, la marcha de los trabajadores, tanto del sector público como del sector privado, fue marco propicio para consolidar la importancia de la sindicalización en Panamá y resaltar el valor de la unidad para exigir reivindicaciones nacionales.

Asimismo, la movilización sirvió para hacer fuertes denuncias sobre el débil manejo de la justicia en la atención de casos de corrupción, la difícil situación económica a la que se está precipitando el país con la secuela de desempleo y, especialmente, para señalar en forma enérgica los casos escandalosos relacionados con la administración de la Caja de Seguro Social (CSS).

El profesor Juan Jované exigió el 1 de Mayo recuperar los fundos ilegalmente sustraídos a la Caja de Seguro Social.

El profesor Juan Jované, uno de los principales oradores en la tradicional concentración de la plaza 5 de Mayo, alertó a los trabajadores sobre la posibilidad del aumento de la edad de jubilación tanto para hombres como a las mujeres. Afirmó que el aumento constituye solicitud del Fondo Monetario Internacional (FMI), que además intenta cambiar los cálculos para la jubilación y alteración en las cuotas obrero-patronales.

Otros oradores, como la profesora Nelva Reyes, de la Central General de Trabajadores de Panamá (CGTP), hizo un exhaustivo análisis sobre las condiciones de vida del trabajador panameño y el costo de la vida, que aumenta en forma exorbitante en perjuicio de las familias pobres y grupos con ínfimos salarios.

La profesora Nelva Reyes, de la CGTP, demandó justicia social y la defensa de los derechos de la población asegurada.

Reyes planteó la necesidad de recuperar los dineros sustraídos en los casos de corrupción y peculado. Al respecto, exigió que sean condenados judicialmente y encarcelados los delincuentes de “cuello blanco” que han robado millones de dólares pertenecientes al pueblo panameño y que han servido para alimentar fortunas personales.

Fueron innumerables las protestas y denuncias detalladas por los sindicatos cuyas bases desfilaron, manifestando un profundo malestar debido a la falta de agua potable en las comunidades y el aumento en la facturación en el servicio de la energía eléctrica que suministran empresas beneficiadas con la privatización.

Militantes de la Federación Nacional de Servidores Públicos (FENASEP) marchan en defensa de sus conquistas laborales.

En diversas oportunidades, los oradores del movimiento sindical reclamaron mejoras en las condiciones laborales y destacaron la imperiosa necesidad de atender los problemas del sector agropecuario golpeado por el modelo agroimportador controlado por las elites en el poder, ya que esa política de dependencia externa condena al empobrecimiento a miles de familias campesinas y favorece la especulación en la cadena agroalimentaria.

El desfile del primero de Mayo de este año fue realizado en completo orden y paz, y con reclamos de justicia social.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here