Panamá, Chile y los Chicago Boys

0
129

Por FRENADESO

Panamá | 25 de octubre de 2019 | El modelo chileno se basó en las enseñanzas de Milton Friedman y Arnold Harbeger de la Universidad de Chicago.

Ellos enviaron a varios de sus economistas a la Universidad Católica de Chile dónde hicieron escuela. Fueron ellos, los “Chicago Boys”, los que, bajo el sangriento régimen de Pinochet apoyado por EE.UU. que derrocó al Presidente socialista Salvador Allende, impusieron el neoliberalismo que se constituyó en modelo de los países capitalistas.

Aquí en Panamá, la dictadura militar tuvo como ministro de Planificación y Política Económica a un Chicago Boy, Nicolás Ardito Barletta Vallarino (1968-1970 y 1973-1978). Graduado en la Universidad de Chicago, se desempeñó como Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe (1978-84), como Director del Departamento de Asuntos Económicos de la OEA y de la Alianza para el Progreso (1970-73) y fue iniciador y fundador del Banco Latinoamericano de Exportaciones (BLADEX). Mediante un fraude electoral llega a la Presidencia en 1984, pero la abandona por presiones de Noriega en 1985. Aún así sentó las bases del primer programa de ajuste estructural de 1985.

Un cercano colaborador de Barletta, Héctor Alexander, también fue ministro en la dictadura y estudió en la Universidad de Chicago y en la Universidad Católica de Chile. Este “Chicago Boy” es hoy ministro de Economía de Laurentino Cortizo.

Luego de la invasión de 1989, pronto a cumplir 30 años, los sucesivos gobiernos profundizan el modelo neoliberal. Y en las pasadas elecciones fue evidente que todos los candidatos de los partidos tradicionales y seudo independientes, coincidían en el mismo. Sólo el FAD hizo la diferencia.

Para todos ellos Chile era un ejemplo. Un oasis como hasta hace poco dijo el asediado presidente de Chile, Sebastián Piñera, antes que el pueblo se rebelara y exigiera su renuncia.

Los gremios empresariales que marcan la agenda del Gobierno de Cortizo y el PRD, exigen medidas a la chilena en materia de privatización del agua, CSS, educación, salud, APP’s, TLC’s, aumento de la edad de jubilación, políticas tributarias regresivas, reformas laborales pro patronal, cero control de precios, incremento de impuestos y más liberación del mercado. Para ello tienen a un Chicago Boy de ministro. Es el paquete que nos toca enfrentar ahora.

Ya que el inhumano modelo generador de desigualdad, injusticia y pobreza ha demostrado fehacientemente su fracaso, con la erupción de un pueblo fastidiado y harto de un sistema corrupto de ricos, por los ricos y para los ricos, ¿qué dirán ahora?

El pueblo de Chile hoy nos enseña el camino. Ya no valen los absurdos argumentos de que el levantamiento de los pueblos obedece a una conspiración del castrochavismo, del Foro de Sao Paulo o de grupos de izquierda radical. Asistimos a la estrepitosa y rotunda derrota del neoliberalismo rapaz.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here