Lo que siembras cosecharás

0
260
Una propuesta de paz debería surgir en un mundo hostil.

Por Jairo Pertuz
Periodista

Dichos, proverbios o como los quieran llamar, en el fondo tienen su filosofía y su certeza. Hemos visto cómo las dinastías de los Estados que han querido perpetuarse y dominar al mundo, han ido cayendo, una tras otra.

Los resultados de imponerse por la fuerza han ido dejando su rastro sangriento de destrucción y dolor y, si bien han logrado beneficios para algunas élites, han sido efímeros. Su final ha sido el mismo.

No obstante, las ambiciones de poder y enriquecimiento desmedido, siguen en la mente y actuaciones de grupos sociales cuya perversidad pareciera no tener límites. Cualquier recurso es válido para lograr sus propósitos, incluidos los mediáticos y no hay ley nacional o internacional que haya podido frenar el voraz apetito por la dominación. No se tienen escrúpulos, no importan los medios y cada día se crean castas políticas, empresariales y sociales.

El engaño, el cinismo, la trampa y la manipulación y cuanto vicio sea posible utilizar se viene practicando. Las guerras no terminan, se aplazan y planifican igual que hacen algunos grupos empresariales para esquilmar a los clientes que les generan la riqueza. Es increíble el contrasentido con que operan y manipulan con leyes afines a sus intereses. Violan todo principio, tratado o acuerdo. Dicen creer en Dios y son discípulos del demonio. ¿Tétrico?, no, para nada, realista y objetivo, sí.

Sólo, en comunión con su conciencia y con Dios, analice lo que viene pasando de 100 años para acá, nada más, y mire las invasiones apropiaciones, el saqueo y la esclavitud que siguen sufriendo las grandes mayorías en el mundo.

Por otro lado, EEUU, seguramente, no podrá atender sus varios frentes de guerra y sus aliados, estarían en condiciones y disposición de embarcarse en esa posible aventura. China reclama su Taiwán e Irán exige el fin de los hostigamientos, igual que Siria y, Corea del Norte no está feliz con su aislamiento. Persiste la ocupación de Irak y Libia, y Afganistán no se queda atrás, amén de algunas espinas en Japón y Vietnam. Lo de Ucrania, se veía venir. Rusia no podía, ni puede permitir lo que EEUU no le permitiría a Rusia, si ellos decidieran instalar sus misiles en América Latina. ¡Por favor! Hablan los hechos, no las apreciaciones.

Lo que sucede, actualmente, es el ocaso de algunas potencias en decadencia, que en su afán de dominio mundial, han seguido el camino equivocado. El dinero y el poder les obnubiló los sentidos y pagarán por sus errores, como que hay un Dios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here