Donald Trump se queda solo

La OTAN reduce sus tropas de Irak en medio de la creciente tensión en la zona

0
63
OTAN reducirá tropas en Irak por temor a una represalia de Irán

España retira a parte de sus militares desplegados en Irak 

Miembros de la milicia paralimitar Hashid al Shaabi cantan lemas contra EE.UU. tras el asesinato de Qasem Soleimani, en Bagdad. Foto: AHMAD AL-RUBAYE / AFP

Diez militares españoles que se encontraban desplegados en Bagdad como parte de la operación de la OTAN en Irak han salido en dirección a Kuwait después de que la organización internacional haya decidido «reposicionar» temporalmente a parte de su personal en Irak a diferentes localizaciones dentro y fuera del país.

El Ministerio de Defensa ha confirmado que «ahora mismo, en Bagdad, ya solo quedan tres de los trece militares españoles que había. El resto está en camino a Kuwait» y ha precisado que «durante la noche, por parte de OTAN, se ha ejecutado parte de la evacuación de la Base Union III, en la que están los Cuarteles Generales en el centro de Bagdad».

La OTAN ha informado este martes que «reposicionará» temporalmente a parte de su personal en Irak a diferentes localizaciones dentro y fuera del país, como precaución para proteger a su personal por la escalada de la tensión tras el ataque estadounidense que mató al general iraní Qasem Soleimaní en Bagdad.

Además, de los 13 militares en Bagdad, España tiene otros 550 destacados en la base Gran Capitán de Besmayah, al sureste de la capital iraquí. La situación de estos militares, con los que ha hablado la ministra está mañana, es «de total normalidad, según le han transmitido, sin que haya habido ningún cambio» en la situación, ha precisado Defensa.

Robles ha subrayado que «cualquier decisión que se tome» sobre la situación de los militares o la continuación de la operación «será bajo el paraguas de la OTAN o de la coalición, como la decisión de retirada de Bagdad ciudad tomada hasta el momento», ha informado el Ministerio.

Estos militares participan en la operación de la coalición internacional contra el Dáesh amparada por la ONU Inherent Resolve, adiestrando al Ejército de Irak.

Alemania, Eslovaquia y Canadá también evacúan parte de su contingente en Irak

Resultado de imagen para alemania salida irak

Alemania y Eslovaquia ha trasladado a parte de sus soldados destacados en Irak a países vecinos por motivos de seguridad. La decisión se produce dos días después de que el Parlamento iraquí pidera a las tropas extranjeras que abandonaran su territorio tras el asesinato a manos de EE.UU. del general iraní Qasem Soleimani en Bagdad.

Los soldados alemanes serán trasladados a Jordania y Kuwait. Según el diario Der Spiegel, ya en la noche del lunes 32 soldados abandonaron el campamento militar al norte de Bagdad a bordo de un Airbus A400M de la fuerza aérea y aterrizaron poco después en Jordania. Asimismo, otros tres soldados estacionados en el cuartel general de la coalición en Bagdad abandonaron el país junto a otros soldados estadounidenses.

Eslovaquia, que también participa en la misión de la OTAN en Irak, ha reubicado igualmente a sus siete soldados fuera del país.

Por su parte, Canadá trasladará a algunos de sus 500 militares a Kuwait. El país norteamericano cuenta con unos 800 militares en Oriente Medio. Parte de sus tropas participa en la misión d ela OTAN mientras que otros ejecutan la Operación Impacto, una iniciativa canadiense para entrenar soldados en Irak, Jordania, Líbano y Kuwait.

Dispuestos a continuar con la asistencia si lo quiere Irak

Los titulares de Defensa y Exteriores del gobierno alemán, Annegret Kramp-Karrenbauer y Heiko Maas, respectivamente, han informado del repliege a los jefes de las correspondientes comisiones parlamentarias. En su escrito, Kramp-Karrenbauer y Mass subrayan que Alemania continuará la misión en Irak si así lo quiere el gobierno de ese país.

«Naturalmente respetaremos cualquier decisión soberana del Gobierno iraquí (…) Estamos dispuestos a proseguir nuestra probada asistencia en un marco coordinado internacionalmente, siempre y cuando lo quiera Irak y la situación lo permita«, explica el escrito.

Maas ha asegurado además a la televisión pública alemana que una salida precipitada de las tropas extranjeras podría provocar un resurgimiento del Estado Islámico. «Nadie quiere eso «, ha considerado.

Alemania apoya la misión internacional de lucha contra el Estados Islámico con aviones de reconocimiento Tornado y de reabastecimiento en vuelo, así como con instructores militares. En total, Alemania tiene unos 120 militares en Irak.

Tras el asesinato de Soleimani, el Parlamentó iraquí exigió el repliegue de los alrededor de cinco mil soldados estadounidenses estacionados en el país, así como del resto de tropas extranjeras, una petición a la que de momento Washington se ha negado. Además, el primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi, ha reiterado la petición al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. 

La OTAN espera proseguir con su misión de formación

Jens Stoltenberg, por su parte, le ha trasladado a Abdelmahdi su intención de reanudar su misión de formación de fuerzas de seguridad en su territorio cuando sea posible, tras su suspensión por la tensión regional.

En una llamada telefónica, Stoltenberg ha abordado con Abdelmahdi la situación de seguridad en la región y las implicaciones para la misión de la OTAN de formación en Irak tras el ataque estadounidense que mató al general persa Qasem Soleimaní en ese país, según indica en un comunicado el portavoz interino de la Alianza Piers Cazalet.

El político noruego ha enfatizado que los aliados siguen «fuertemente comprometidos con la misión de la OTAN en Irak», que está «ayudando a reforzar a las fuerzas iraquíes y evitar el retorno del Estado Islámico» a ese territorio y ha destacado que el adiestramiento de las fuerzas locales es una herramienta «inestimable» para «construir estabilidad y luchar contra el terrorismo internacional».

Según el portavoz aliado, Stoltenberg ha explicado a Abdelmahdi que la OTAN ha «suspendido temporalmente» la actividad de formación sobre el terreno, pero que «está preparada para continuar cuando la situación lo permita» y le ha asegurado que la Alianza se mantendrá en «estrecho contacto» con el Gobierno de Irak en ese contexto.

Los aliados piden moderación

El Consejo del Atlántico Norte, el máximo órgano de toma de decisiones de la OTAN, se reunió de forma extraordinaria este lunes a nivel de embajadores ante la escalada de la tensión entre Teherán y Washington.

En esa cita, los aliados pidieron moderación y aseguraron que «un nuevo conflicto no interesaría a nadie», a la vez que instaron a Irán a no incurrir en «más violencia y provocaciones».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here