8 de marzo: Un revolucionario y militante saludo a mis congéneres

0
141

Aida Andrión
Colaboración Bayano digital

El día de hoy 8 de Marzo, fecha de conmemorar y no de celebrar, el Día Internacional de la Mujer, debiera ser una fecha reflexiva, una fecha para preguntarnos en que espacio ó lugar, nos encontramos ubicadas en esta sociedad.

En el ámbito doméstico, como las principales responsables del cuido de la familia, la educación y la salud de los hijos, la atención de la pareja, las tareas domésticas y labores fuera del hogar?. Creen ustedes que eso es justo?.
Lo justo no seria que estas responsabilidades fuesen compartidas con nuestras parejas, si ambos salimos a trabajar fuera?

Hay equiparación con en los salarios por igual trabajo, entre hombres y mujeres?
Hay igualdad de oportunidades para que las mujeres participen en la contienda electoral, sin que sean objeto de críticas y campañas sucias, al grado que las mismas mujeres quedan dando su voto a los varones, en detrimento de las pocas mujeres que se atreven a participar, por el miedo que se les ha inculcado, que hasta le ventilan su vida privada y familiar.

Como ejemplo de ese resultado tenemos la Asamblea Nacional, que en su larga trayectoria legislativa, nunca las mujeres han ocupado más de 14 curules, de un total de 71, por período legislativo.

En los cargos directivos a nivel gubernamental, siempre encontramos más varones que mujeres, ocupando esos puestos, pese a que se gradúan en las universidades más mujeres, que hombres.

Igual pasa a nivel ministerial, donde observamos que las pocas mujeres que nombran en esos cargos, son más propensas que los varones para sacarlas del puesto, por cualquier cosa, sin embargo se es más indulgente con el género masculino, aunque existan causales probadas.

No he querido poner estas situaciones en la mesa por puro gusto, ni por buscarle pelea a nadie, sino dar a conocer lo que pienso sobre esta fecha de la Mujer Trabajadora, primero e Internacional, después, sino para que nos preguntemos cuántas mujeres han muerto en la lucha por sus derechos, que son nuestros derechos también, cuántas en manos de quienes un día le juraron amor eterno, las víctimas de violencia de género, violencia social, las que mueren pariendo sin ayuda, las por falta de nutrición en las áreas indígenas, con poco acceso a los servicios de salud, dignos para cualquier ser humano. Por eso no podemos celebrar el Día Internacional de la Mujer, sólo conmemorar.

Mujeres y hombres, compañeros y compañeras, tenemos que encontrar una vía de negociación para el logro de una verdadera equidad entre quienes habitamos este planeta y que es nuestra responsabilidad, como generación, proveerles a las generaciones que nos siguen, el uso de efectivas herramientas para el logro de una convivencia más fausta y equitativa entre hombres y mujeres.

Exigirle a los gobiernos que cumplan con sus funciones de desarrollar las políticas públicas, que cada período ejecutivo se quedan engavetadas.

En la medida que haya una sociedad sana. transparente y desarrollista, no habrá necesidad de alojar a ningún niño, niña, ni adolescente en albergues para que sean abusados ni maltratados.

Un revolucionario y militante saludo a mis congéneres.

8 de Marzo de 2021.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here