¿Por qué Alemania retira a toda prisa su oro de EEUU y Francia?

0
25
Banco central de Alemania guarda al menos 1.710 toneladas de oro en sus depósitos de Fráncfort del Meno.

Aunque se preveía finalizar la retirada de sus reservas de oro del extranjero en 2020, el país europeo está consiguiendo la meta antes de lo previsto.

HISPANTV

Alemania está terminando con mucha antelación su plan ideado en 2013. Dicho plan consiste en que el Deutsche Bundesbank –el banco central del país teutón– guarde la mitad de las reservas nacionales de oro en sus propias bóvedas, situadas en Fráncfort del Meno.

Alemania ha retirado cerca de 300 toneladas que se guardaban en Nueva York (EE.UU.) y aproximadamente 374 toneladas que tenían almacenadas en París (Francia).

Actualmente, el Bundesbank tiene en sus depósitos de Fráncfort del Meno al menos 1710 toneladas de oro, un 50,6 % del total de sus reservas del metal precioso –3.378 toneladas–.

Importantes políticos alemanes acusan a EE.UU. de librar una guerra económica contra Alemania.

Según un informe publicado por el miércoles el organismo, Alemania aún sigue manteniendo sus reservas de oro en el extranjero. Principalmente, 1.236 toneladas se encuentran amontonadas en el Banco de la Reserva Federal en Nueva York (EE.UU.) y 432 toneladas se hallan en el Banco de Inglaterra.

¿A qué se debe esta prisa?

De acuerdo con el diario ruso Pravda, Alemania no es el único país que solicitó retirar sus reservas de oro de EE.UU. Los Países Bajos y Austria siguieron su ejemplo.

El economista ruso Alexei Viyazovski considera que los países europeos repatrían estos recursos desde EE.UU. para estabilizar los factores negativos que actualmente están presentes en la economía mundial.

Según el analista, el oro cuenta con mayor liquidez en el mercado, lo que significa que puede venderse más rápido que otros activos sin pérdida significativa de valor.

No obstante, Viyazovski advirtió que, a pesar de su alta liquidez, el precio medio del oro puede bajar a raíz del aumento de la oferta en el mercado.

Información relacionada:

Políticos europeos consideran que las medidas de Washington contra el mayor banco alemán es una respuesta a la sanción adoptada por Bruselas contra Apple.

De hecho, importantes políticos alemanes acusan a EE.UU. de librar una guerra económica contra Alemania, al exigir al mayor banco germano pagar una astronómica multa. Esta medida es considerada en la nación europea como una venganza por la reciente sanción impuesta por la Unión Europea (UE) contra Apple, informa el diario Financial Times.

En septiembre pasado se conoció que el Departamento de Justicia de EE.UU. pretendía que Deutsche Bank pagara una multa de 14.000 millones de dólares por haber comercializado con activos financieros respaldados con hipotecas basuras en los años previos al estallido de las crisis financiera del 2008.

Según el presidente del Comité de Economía del Parlamento alemán, Peter Ramsauer, este movimiento de Washington “tiene características de una guerra económica”. Además el parlamentario asegura que la nación norteamericana tiene una “larga tradición” en librar guerras comerciales que “benefician a su propia economía” con “exorbitantes y dañinas reclamaciones” como en el caso del banco alemán.

Estas declaraciones también fueron corroboradas por Markus Ferber, miembro del Parlamento Europeo por la Unión Social Cristiana (CSU, en alemán), aliado bávaro de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel, para quien el monto de la multa y el momento de las pretensiones estadounidenses sugieren que se trata de un “ojo por ojo” por la reciente decisión de la UE contra Apple. En agosto pasado Bruselas ordenó a Irlanda reclamar a la compañía estadounidense 13.000 millones de euros (unos 14.500 millones de dólares) por impuestos atrasados. La Comisión Europea (CE) dictaminó que Dublín concedió beneficios fiscales ilegales durante años al gigante tecnológico, lo que le permitió a Apple pagar significativamente menos impuestos que otras compañías.

Por su parte, las autoridades norteamericanas se “mostraron decepcionadas” por la “injusta” resolución de UE, y advirtieron de un posible deterioro del clima de inversiones en Europa.

Las posibles consecuencias

La multa que Washington pretende imponer al Deutsche Bank es solo un 15 % menos que la actual capitalización bursátil de la entidad germana, valorizada en poco más de 14.000 millones de euros (unos 15.700 millones de dólares). Además, esta multa es mayor que la que otras instituciones bancarias estadounidenses tuvieron que pagar por el mismo caso.

El banco más grande de Alemania tiene provisionados 5.500 millones de euros para litigios y costes legales, pero en lo que va del año en curso sus acciones han caído más de un 50%, y existe el riesgo de que el banco más grande de Alemania pueda enfrentarse a una escasez de capital. En caso de que el Deutsche Bank no logre llegar a un acuerdo con las autoridades estadounidenses para rebajar la multa, existe el riesgo de una bancarrota, lo que a su vez provocaría una crisis en todo el sistema financiero de la Unión Europea.

No hay comentarios

Deja un comentario