ALOCUCIÓN DE LA VT en el 42 aniversario de la firma de los Tratados Torrijos Carter

    0
    87
    Mesa principal, José Menchaca, Cecilio Simon, Olga Lina de Quijada y José Mojica

    Alocución de la Vanguardia Torrijista – Colectivo Bayano en ocasión del 42° aniversario de la firma de los Tratados Torrijos – Carter de 1977 y 78 aniversario del natalicio de Antonio Yépez De león.

    Hoy, sábado 7 de septiembre de 2019, se conmemora el 42° aniversario de la firma de los Tratados Torrijos – Carter. Esta firma tuvo lugar en la sede de la OEA en Washington por parte del General Omar Torrijos Herrera, Jefe de Estado de Panamá, y Jimmy Carter, Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. Con estos tratados, se pone fin a la presencia colonial estadounidense en el Canal de Panamá y el Canal es devuelto a los panameños y se desmantelan las 14 bases militares de los EEUU en nuestro país.

    Después de arduas negociaciones se logran firmar el Tratado del Canal de Panamá y el Tratado concerniente a la Neutralidad Permanente y Funcionamiento del Canal de Panamá, cuyos aspectos más relevantes fueron:

    José Mujica del Frente Sectorial de los Trabajadores del PRD

    Tratado del Canal de Panamá:

     Soberanía: se reconoce la soberanía de Panamá sobre la Zona del Canal de Panamá, logrando hacer realidad la consigna histórica de… “Un solo territorio, una sola bandera”. La Zona del Canal quedaba sujeta únicamente a la legislación panameña, ´ a llamar “Área Canalera”. Sin embargo, Panamá le otorgaba a Estados Unidos los derechos necesarios para operar el Canal hasta el mediodía del 31 de diciembre de 1999, cuando pasaría plenamente a la jurisdicción y manos panameñas.

    1. Administración del Canal: ésta quedaría a cargo de una agencia del gobierno de Estados Unidos llamada Comisión del Canal de Panamá, cuya Junta Directiva estaría integrada por 5 estadounidenses y 4 panameños, todos nombrados por Estados Unidos.
    2. Defensa del Canal: Ambas naciones se comprometían a defender y proteger el Canal, con Estados Unidos teniendo la responsabilidad primaria durante la vigencia de 23 años del tratado.
    3. Beneficios Económicos: Panamá recibiría de vuelta el 60% de las tierras e infraestructuras de la zona (entre ellas el ferrocarril, los puertos de Balboa y Cristóbal, y el Fuerte Gulick, sede de la Escuela de las Américas), así como 10 millones de dólares por servicios públicos en las áreas devueltas y una suma de dinero proporcional de los peajes de los barcos en tránsito por el Canal.

    Tratado de Neutralidad del Canal de Panamá:

     Este tratado, que no tiene fecha de vencimiento, estipula que el Canal será permanentemente neutral, pero se advirtió que, si por cualquier razón los barcos de Panamá o Estados Unidos debían pasar antes, tendrían el paso inmediato. Con respecto a este tratado el General Torrijos señaló que: “el Tratado de Neutralidad, colocaba a Panamá bajo el paraguas del Pentágono”.

    Cabe destacar que a la ceremonia de firma de los tratados acudieron representantes de 27 naciones de América, y cabe resaltar que también estuvo presente la Siempre Gloriosa y Combativa Federación de Estudiantes de Panamá, representada por 3 dirigentes, entre los cuales se destacaban, su Secretario General, Roberto Gómez y  Roberto Moreno Moreno, miembro del Consejo Ejecutivo Federal de la FEP y Secretario General de la FEP en la provincia de Panamá), y por la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (CNTP), estuvo presente el dirigente sindical Ángel Gómez. También estuvo presente el dirigente sindical Luiis Anderson del Sindicato del Canal AFL CIO, quien posteriormente fuera nombrado miembro de la Junta Directiva del Canal de Panamá.

    Presentación de José de la Rosa Castillo

    Implementación del Tratado Torrijos-Carter.

    De regreso en Panamá, Torrijos convocó un plebiscito para ratificar los tratados, el cual se realizó el 23 de octubre de 1977. El plebiscito tuvo una oposición en la que estuvieron grupos políticos desplazados del poder político por el golpa de Estado de 1968, como: la Democracia Cristiana, el Partido Panameñista, y sectores de la extrema izquierda. La Federación de Estudiantes de Panamá (FEP) y la Central Nacional de Trabajadores, exhortaron al apoyo a los tratados expresando que, si bien estos tratados no liquidaban inmediatamente el enclave colonial, sí ponían fin al mismo y le ponían fecha de cumpleaños a la presencia colonial y militar norteamericana. Advirtiendo que el peligro de una intervención armada, constituye un delito internacional y nunca puede interpretarse como un derecho de ninguna potencia extranjera. Las fuerzas populares no conformes con lo pactado, valoraron lo esencial y coincidieron con Torrijos en la lucha y vigilancia continuada por su cumplimiento y para impedir futuras intervenciones de Estados Unidos en Panamá. Al final, 506.805 panameños salieron a votar; de los cuales, el 66.14% votó por el sí, 31.99 votó por el no, con lo cual quedaron ratificados los tratados por parte de Panamá.​

    En Estados Unidos, a pesar de una intensa oposición, principalmente por parte de sectores conservadores del Partido Republicano, el senado aprobó el Tratado de Neutralidad del Canal de Panamá el 16 de marzo de 1979 y el Tratado del Canal de Panamá el 18 de abril de 1979. Los instrumentos de ratificación fueron intercambiados el 16 de junio en ciudad de Panamá y los tratados entraron en vigor el 1° de octubre de 1979.​

    Estados Unidos conservó dos prerrogativas hasta que expirase el contrato: el derecho de hacer funcionar el Canal, disponiendo de las aguas y las tierras necesarias, y la responsabilidad primordial de su defensa.

    Palabras de Clausura de Cecilio Simon, Coordinador General de la Vanguardia Torrijista y del Colectivo Bayano, en el acto de conmemoración del 42 años de la firma de los Tratados Torrijos Carter y del 78 aniversario del natalicio del compañero Antonio Yepez De León, realizado en la Ciudad de Colón

    Papel histórico de Torrijos

    La proesa de la firma de los Tratados Torrijos – Carter, consagra al General Omar Torrijos Herrera, como el líder más importante de Panamá del siglo XX y la figura más insigne de la patria de todos los tiempos. Torrijos marca un antes y un después en el devenir histórico y la consolidación del Estado Nacional de Panamá. por cuanto que cambió la concepción administrativa del Estado, transformándolo de la estructura egoísta que beneficiaba a unos pocos, a una que amplió su cobertura social, política y económica, haciendo extensivos esos beneficios a la gran mayoría de la población panameña. Omar Torrijos Herrera consolidó el Estado Nacional de Panamá al garantizar el ejercicio pleno de la soberanía en todo su territorio, eliminando la llamada “quinta frontera”, la ex Zona del Canal, tras negociar exitosamente con Estados Unidos los Tratados sobre el Canal de Panamá.

    Tales conquistas se expresan hoy en la recuperación y administración plena del Canal de Panamá, un factor determinante en el desarrollo económico de la República, aportando al país en estos primeros 18 años, más de 15,000 millones de dólares, que deberían ser mejor utilizados en la lucha por elevar el bienestar de todos los panameños, tal cual lo concebía Omar Torrijos Herrera, al decir que a los beneficios del Canal y de su zona adyacente, se le debería dar el uso más colectivo posible.

    De la Junta Directiva del Canal

    Las recientes designaciones de dos nuevos miembros de la Junta Directiva del Canal en las figuras de Nicolás González Revilla y Enrique Sánchez, reflejan la marcada una cultura elitista con la prominencia de los sectores empresariales y del capital nacional en la misma, en donde los 5 presidentes posteriores a la reversión del Canal ha privilegiado la presencia del poder económico en dicha Junta Directiva, cambiando “amos blanquitos por amos chocolates”, muy a pesar de la advertencia de Torrijos de que no lo hiciéramos de esa forma. El actual Presidente de Panamá, Laurentino Cortizo Cohen y su Concejo de Gabinete, tuvieron la gran oportunidad de distinguir a dicha Junta Directiva con la designación del Profesor Luis Navas Pájaro, luchador social, patriota y revolucionario panameño, catedrático de Relaciones Panamá-Estados Unidos y Director del Instituto del Canal de la Universidad de Panamá, quien cuenta con credenciales y una larga hoja de vida en la lucha por la soberanía de nuestro país en la Zona del Canal, para que en todo el territorio nacional ondeara una sola bandera. Al negarle al pueblo panameño la designación de Navas, el actual presidente sigue dando muestras de un marcado alejamiento de los principios y del ideario torrijista. La única forma en que los actuales gobernantes puedan ser reivindicados por la historia, es que designen al Prof. Luis Carmelo Navas Pájaro, dentro de dos años cuando se produzca una nueva vacante en la Junta Directiva del Canal y la Asamblea Nacional aproveche esta oportunidad de oro y dé la cara por el pueblo que la eligió.

    La retoma del torrijismo.

    En esta fecha, la Vanguardia Torrijista – Colectivo Bayano, le dice a los panameños que solo enrumbando la dirección del Estado por la senda del torrijismo, será posible utilizar lo que hemos conquistado en favor de los intereses del pueblo panameño. A los beneficios del Canal y todo el desarrollo económico que se produce en su entorno se le debe dar el uso más colectivo posible como nos señaló Omar. El partido fundado por Omar, el PRD, tiene la obligación de retomar el ideario torrijista y su método de conducción, basado en el diálogo, la consulta y el consenso, acompañado del patrullaje doméstico.  

    El mejor homenaje que se le puede tributar a nuestro máximo líder en esta fecha, es el cumplimiento de su proyecto, el rescate de su legado y la más férrea unidad de todos los torrijistas en torno a la tarea histórica de culminar el proceso de liberación nacional. Se hace imperativo el abandono de la política internacional genuflexa y servil a los intereses del imperialismo norteamericano y la exigencia del respeto a la neutralidad del Canal y de hacerla extensiva a todo nuestro territorio en contraposición a las actuaciones de los dos gobiernos precedentes.

    Aniversario del natalicio del líder de la clase obrera Antonio Yepez De León

    La providencia, siempre sabia, hace posible que hoy 7 de septiembre de 2019, también conmemoremos el 78° aniversario del natalicio de nuestro maestro, guía y conductor Antonio Yépez de León. Líder indiscutible y conciencia más evolucionada de la clase obrera panameña de los años 70 del siglo pasado.

    Antonio Yepez De León nació en Colón el 7 de septiembre de 1941. Realizó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio San José La Salle de Colón, graduándose como uno de los egresados más sobresalientes de su generación, siendo miembro del Batallón Juana de Arco. Cursó estudios universitarios en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Panamá, pero no pudo culminar su carrera profesional, debido a su precaria situación económica, ya que era hijo de padres humildes de nuestro pueblo.

    Toño, como cariñosamente le decíamos sus amigos y compañeros de lucha, vivió durante gran parte de su vida en el sector de El Vaticano de la ciudad de Colón, su lucha incansable por los intereses de los humildes, lo convirtió en la lumbrera del movimiento sindical y revolucionario colonense de los tiempos del nuevo General Torrijos.

    Desde muy joven se incorpora a la lucha social y reivindicativa del pueblo colonense, haciendo sus primeros pininos durante la Marcha del Hambre y la Desesperación de 1959. Para 1963 se incorpora definitivamente al movimiento estudiantil revolucionario y participa en la gesta heróica del 9 de enero de 1964. En junio de 1966 participa en la Insurrección Popular de Colón por el asesinato del dirigente estudiantil Juan Antonio Navas en manos de agentes del Departamento Nacional de Investigaciones (DENI) al servicio de la oligarquía y el imperialismo. Durante el año 1968, el golpe de estado de los militares le hace padecer carcelazos, que se repiten en 1971, hasta que los contactos del General Omar Torrijos con la dirigencia estudiantil de la Federación de Estudiantes de Panamá, intelectuales progresistas y sectores de la izquierda panameña, logran la liberación de la mayoría de los dirigentes encarcelados y el retorno al país de los exiliados. Cabe destacar que ni los carcelazos ni los cercos de hambre lograron quebrantar su inclaudicable lucha en defensa de los más caros intereses de nuestro pueblo.

    Antonio Yepez De León, estudioso incansable, logra identificar las diferencias de clase fundamentales entre el capital y el trabajo, convirtiéndose en el más connotado dirigente sindical de Colón, y más adelante en un lider nacional de la clase obrera. Promovió la fundación del Sindicato de Trabajadores de la Zona Libre de Colón y más adelante crea el Comité de Lucha por la Unidad de la Clase Obrera (CLUCO), que aglutinaba a más de 18 sindicatos de todo el país. Se destacó como el dirigentes obrero más aguerrido, perseverante y persistente de los trabajadores del país en su lucha contra la corrupción, la rapiña y el narcotráfico. Su lucha lo llevó a ser designado Gobernador de la provincia de Colón, donde encabezó marchas contra estos vicios sociales.

    Antonio Yepez De León, mientras conquistaba el respeto, cariño y admiración de su pueblo, forjado en la lucha, alzó su voz de protesta y encabezó las luchas del pueblo colonense, logrando viviendas, trabajo y salud para los humildes. El cariño de su pueblo, lo hizo ganarse el odio de los enemigos del pueblo, quienes lo  acorralaban y sometían a la miseria.

    Toño jugó un papel fundamental en la lucha contra los “miercolitos de Lakas”, quien llegaba a Colón, con un maletín lleno de dinero, para regalarlo en los barrios populares de la ciudad, y crear  así una conducta parasitaria, limosnera y de baja autoestima en el pueblo. En lugar de impulsar la generación de empleos, la capacitación artesanal, profesional y técnica de la población, para que nuestro pueblo aprendiera a ganarse la vida honradamente.

    Su accionar revolucionario acrecentó el odio de los sectores oligárquicos e imperialistas, y esto hace que Toño pierda la vida en un dudoso accidente automovilístico en la carretera forestal de Panamá el 29 de mayo de 1981, aproximadamente 2 meses antes que el General  Omar Torrijos, el 31 de julio de ese mismo año, en otro misterioso accidente aéreo en Cerro Marta.

    Antonio Yepez De León al momento de su desaparición física le legó al pueblo de Colón un “Testamento Político”: “Los grandes traficantes de drogas y los que financian el robo de contenedores, son inmunes. Estos son los mismos que se expresan con desprecio del pueblo de Colón, porque aquí solo hay marginales y ladrones…CÍNICOS”….Unámonos y demandemos el replanteamiento de estos proyectos y el saneamiento de los “NOTABLES”.

    ¡Viva Omar Torrijos Herrera!

    ¡Antonio Yepez De León…Presente, ahora y siempre!

    ¡Basta ya de una política internacional genuflexa y servil a los Estados Unidos!

    ¡Viva Panamá!

    Dejar una respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here