Nuevo Catálogo de animales musgo del Océano Pacífico

0
121
Los fragmentos de rocas o conchas del fondo del mar pueden estar incrustadas de muchas colonias de briozoos.

Nuevo Catálogo de animales musgo del Océano Pacífico

Por STRI

Una colección recientemente clasificada del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) muestra 92 especies de pequeños animales marinos que se alimentan por filtración, el 10 por ciento de los cuales son nuevos para la ciencia. Conocidos como briozoos, estos invertebrados del fondo marino son potentes indicadores del estado de los océanos del pasado y presente. Colectados por científicos del Smithsonian durante más de 30 años, y clasificados por la investigadora asociada de STRI Amalia Herrera Cubilla, esta colección de briozoos del Pacífico se pondrá a disposición para los estudiosos de todo el mundo.

Con fondos de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación de Panamá (SENACYT), Herrera ha completado una clasificación preliminar de briozoos del Pacífico, incrustados en 1.380 muestras de conchas, fragmentos de coral, piedras y otros sustratos del fondo del mar. Cada muestra contiene de una a 80 colonias de briozoos, que pueden contener miles de individuos-un briozoo individual es por lo general menos de un milímetro de largo.

Los individuos secretan capas exteriores protectoras llamadas exoesqueletos, que pueden ser simples o adornados, compuestos de material orgánico similar a los exoesqueletos de insectos, o hechos de duro carbonato de calcio, similar a las estructuras de los corales. En conjunto, las colonias de briozoos pueden ser en forma de cúpula o planas, ramificadas o con formas de hojas, y a veces, para el ojo inexperto, pueden parecerse a corales o esponjas. Un microscopio electrónico de barrido mostró los detalles de los exoesqueletos en la colección de STRI, que Herrera luego usa para identificar las especies.

“Una pregunta que ahora podemos hacernos que no podíamos hacer antes es si algunas de estas especies son invasoras y de dónde vinieron”, comentó Herrera, quien encontró especies en la colección que nunca antes había visto.

Esto incluye especies que sólo han sido identificadas previamente en el Golfo de México, Brasil y tan lejos como Indonesia. Plantea interrogantes acerca de cómo estas especies pueden haber llegado hasta aquí. Algunos briozoos crecen en las partes inferiores de los barcos, en los muelles y tuberías de aguas residuales, y, posiblemente, podrían haber llegado a la Bahía de Panamá transportados en buques que transitan por el Canal de Panamá. Sin embargo, todavía no se entiende bien cómo especies que son sensibles a los cambios en la salinidad podrían haberse movido tantas millas.

Herrera planea comparar esta colección de especies actuales con la colección de briozoos fósiles hecha por el Proyecto de Paleontología de Panamá, iniciado por los científicos del Smithsonian Jeremy Jackson y Tony Coates. La colección de fósiles se encuentra en el Departamento de Paleontología del Museo Nacional de Historia Natural en Washington, DC. Las muestras de la colección recientemente clasificada datan de 1985, y se obtuvieron de sitios en la Bahía de Panamá, el archipiélago de Las Perlas, y el Golfo de Chiriquí. La mayoría fueron colectadas como parte de un proyecto iniciado por Jackson para aprender acerca de la ocurrencia regional, la abundancia y distribución de los briozoos del orden Cheilostomata.

Herrera espera comprender cómo el cierre del Istmo de Panamá cambió la distribución y la diversificación de los briozoos durante los últimos 25 millones de años, y lo que nos podría decir acerca de los cambios en los océanos de Panamá. Alan Cheetham, conservador emérito del Departamento de Paleontología del Museo Nacional de Historia Natural en Washington, DC, hace referencia de los métodos cuantitativos uniformes de muestreo del Proyecto de Paleontología de Panamá y el mantenimiento de registros que son clave para este tipo de investigación comparativa.

“Estas colecciones han cobrado mucha importancia en los estudios sobre el crecimiento y decrecimiento de especies con diferentes formas de colonias, la propagación de ciertas especies antes que la vía marítima finalmente se cerrara, y el ritmo con el que las nuevas especies surgen y persisten”, comentó Cheetham.

En la actualidad se conocen más de 6000 especies de briozoos, la mayor parte de los cuales se encuentran en los océanos tropicales. La especie más común en la colección del Smithsonian de briozoos del Pacífico, Lifuella gorgonensis, ha vivido por cerca de 20 millones de años. Se reproduce cuando es relativamente pequeña, sólo alrededor del tamaño de una moneda de diez centavos, y crece en varias superficies diferentes, tanto en aguas superficiales como profundas.

Aunque hay colecciones de briozoos de las Galápagos en Ecuador, de Costa Rica, y de la costa de California, la colección del Smithsonian puede ser el mayor catálogo de briozoos del Océano Pacífico. Una gran sorpresa es la gran diversidad de briozoos encontrados en Isla Uva en el Parque Nacional Coiba por el asistente de investigación Javier Jara y el biólogo marino Juan Maté, ahora Director de Asuntos Científicos del Smithsonian.

“Esta colección de muestras es un logro excepcional, ya que representa repetidas colecciones cuantitativas de la fauna del fondo marino de todo el Istmo de Panamá,” comentó el científico del Smithsonian, Aaron O’Dea. “Por muchos años por venir será un modelo del estudio ecológico de la poco conocida, pero muy diversa fauna bentónica de los trópicos”.

La colección ha sido digitalizada y actualmente está alojada en la oficina 524 en el Centro de Conferencias e Investigación Earl S. Tupper del Smithsonian en el distrito de Ancón de la Ciudad de Panamá.

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en ciudad de Panamá, Panamá, es una unidad de la Institución Smithsonian. El Instituto promueve la comprensión de la naturaleza tropical y su importancia para el bienestar de la humanidad; capacita estudiantes para llevar a cabo investigaciones en los trópicos; y fomenta la conservación mediante la concienciación pública sobre la belleza e importancia de los ecosistemas tropicales.

A continuación, un video promocional realizado en idioma inglés por el grupo investigador:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Enter Captcha Here : *

Reload Image