Varela abandona a Venezuela en su lucha contra EEUU

La arremetida diplomática del gobierno panameño contra Venezuela impidió que un equipo de karateca volara de Caracas a la capital panameña para participar en un encuentro deportivo.

0
179
Dr, Marco Gandásegui hijo

Varela abandona a Venezuela en su lucha contra EEUU

Por Marco Gandásegui Jr.
Sociólogo, Analista político

La presión del gobierno que preside Donald Trump contra Venezuela aumenta cada día. A pesar de los triunfos diplomáticos del presidente venezolano, Nicolás Maduro, las acciones y amenazas de la Casa Blanca aumentan en varios frentes. El gobierno panameño de Juan Carlos Varela anunció la semana pasada – bajo presión – que le retiraba las credenciales diplomáticas a los miembros de la embajada del gobierno bolivariano de Venezuela. Fueron excluidos de la medida los funcionarios de los consulados. Los cónsules son vitales para los intereses de los comerciantes panameños que hacen negocios con Venezuela desde la Zona Libre de Colón. Entre éstos el Presidente y sus socios políticos más cercanos.

La arremetida diplomática del gobierno panameño contra Venezuela impidió que un equipo de karateca volara de Caracas a la capital panameña para participar en un encuentro deportivo. El Ministerio de Seguridad de Panamá se negó a autorizar las visas para los deportistas. Al mismo tiempo, el gobierno de EEUU apoyó la toma del consulado venezolano en la ciudad de Nueva York por una organización que se identificó con la oposición al gobierno bolivariano. Los  intrusos fueron expulsados por un comité de solidaridad con Venezuela de la ciudad de Nueva York.

Trump está tratando de arrinconar a la empresa petrolera venezolana – PdVSA – que hace negocios con EEUU. Suspendió todos los pagos al fisco venezolano y secuestró cerca de 17 mil millones de dólares, todos relacionado con la industria petrolera de Venezuela. Le aplicó sanciones a los funcionarios que dirigen las empresas de ese país. Además, emitió un decreto ‘urbi et orbe’ sancionando a cualquier persona o empresa en cualquier parte del mundo que haga negocios con Venezuela. Trump no sólo se cree emperador también actúa como papa (Obispo de Roma).

En Moscú, “el brazo comercial de la petrolera rusa Lukoil, Litasco, detuvo operaciones de intercambio con Venezuela (reaccionando a las) sanciones impuestas por EEUU contra la petrolera estatal de Venezuela, informó el presidente ejecutivo de Lukoil”. Trump anunció que se reunirá con los países no hispánico hablantes del Caribe para intimidarlos y sumarlos a su grupo de enemigos de la Revolución bolivariana.

Las tácticas de los asesores de Trump se aprovechan de las debilidades de los países latinoamericanos dirigidos por gobiernos comprometidos con políticas conservadoras, como Panamá. Sin embargo, no descansan en otros escenarios como Europa, así como Rusia y China. Ya vimos como actúa frente a Rusia. En el caso de China, presiones de Washington lograron que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) cancelara su próxima Asamblea en ese país oriental. La Casa Blanca intentó expulsar a Venezuela del Fondo Monetario Internacional (FMI) sin éxito. En la Conferencia de Alto Nivel de la ONU sobre cooperación Sur-Sur, celebrada en Buenos Aires, bajo presión de EEUU, el gobierno peruano intentó someter la crisis venezolana a un debate a última hora. La Conferencia rechazó la propuesta de Washington, que no es miembro del grupo.

El asesor de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton, en su intervención más reciente, señaló que el petróleo venezolano beneficiaría a EEUU y, especialmente, a las grandes empresas de la industria petrolera norteamericana.  Bolton fue directo al señalar que la intención de EEUU es “arrebatar el control del petróleo a la empresa estatal PdVSA que es un instrumento de malversación y corrupción”.  Bolton también dijo que EEUU pretende beneficiarse económicamente con la caída del gobierno de Maduro. “Estamos en conversaciones con grandes empresas (norte)americanas” que deben prepararse para el futuro. Bolton fue asesor de George Bush quien siendo presidente de EEUU invadió a Irak e impuso la privatización del petróleo . “Sería muy beneficioso para EEUU si empresas petroleras (norte)americanas participen en la inversión y producción de petróleo de Venezuela”.

Según los analistas norteamericanos el objetivo del gobierno de EEUU en Venezuela tiene dos aristas. El primero se refiere a la necesidad de que el mundo y América latina entiendan que la región al sur de EEUU le pertenece. Trump ha sacado a relucir varias veces la Doctrina Monroe, para que se entienda la relación que debe existir entre ambas regiones. El segundo se refiere a las enormes yacimientos petrolíferos que posee Venezuela. Los mismos son administrados por Venezuela pero, según los especuladores de Wall Street, le pertenecen a EEUU.

Hasta ahora todo indica que el pueblo venezolano resistirá y rechazará la agresión norteamericana, sea económica, ideológica o militar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here