Urge un cambio de paradigma en la producción nacional

Es necesario garantizar la oferta de alimentos sanos y nutritivos, a precios justos, a la población panameña.

1
262
Productores realizan labores en el campo. (Foto: Panamá América).

Por Ing. Carlos Calzadilla
Productor agroindustrial

En un país cuya historia económica ha sido determinada por la “vitrina” transístmica y comercial, la contribución del Panamá profundo a la producción de alimentos inocuos, de calidad y con precios justos, es un sueño en el que la inseguridad, la dependencia tecnológica y los mercados manejados por grupos desligados de las labores determinan el modelo que promueve el abandono y la ineficiencia.

Para dar algunas pistas sobre ese enfoque, es necesario señalar que, con excepción de la mano de obra requerida, el resto de los insumos utilizados en la producción agropecuaria, son importados (abonos, fungicidas, insecticidas, maquinaria agrícola y medicamentos veterinarios), lo que tiene un impacto directo sobre los precios de compra.

La dependencia de Panamá en relación con los grandes importadores, es total, pues esa actividad es sumamente redituable. En la actualidad, está en manos de grupos de poder económico, sin ningún interés de transferir tecnología a favor sector.

En la década de 1970, el entonces jefe de gobierno, el general Omar Torrijos propuso la creación de la Multinacional de Fertilizantes (Multifer), para garantizar el suministro de insumos agrícolas y abaratar los costos de producción, pero la iniciativa de integración regional fue saboteada por grupos antinacionales opuestos al desarrollo humano y social. Varias décadas después, el tema vuelve a cobrar vigencia y genera debate en el sector primario de la economía, que requiere ser transformado.

Los gremios productivos están divididos, sin capacidad de generar propuestas coherentes ante los importadores de insumos y alimentos que encarecen el costo de la vida. Esos gremios han reducido su margen de acción, al recurrir al gobierno, como única salida, para formular solicitudes de tipo monetario y reivindicaciones coyunturales, lo cual equivale a hacer el juego a los importadores que manipulan el mercado.

En los julio y agosto de 2023, se han disparado los precios de la cebolla. ¿Con qué intención se produjo ese hecho, cuando ese bulbo consumido por la población es de producción nacional? Simultáneamente, ha sido desatada una campaña de desprestigio en perjuicio de los productores nacionales para justificar la importación masiva de contingentes de cebolla, ”a precios excelentes”.

La vieja jugarreta de descrédito promovida por los importadores está en marcha y sirve para medir nuevamente los tres componentes de la cadena de comercialización: Estado, importadores y productores. Es bueno preguntarse quién se impondrá y sacará el mejor provecho en esa trilogía.

Mientras los productores nacionales carezca de clara visión de ese tipo de coyunturas, estarán en desventaja. Mientras no venzan los temores del mercado, para consolidar un proyecto de liderazgo, permanecerán como víctimas de los importadores que obtienen millones de dólares anuales a costa del consumidor y los productores.

Es importante realizar un llamado a las cooperativas, gremios de productores, organizaciones de campesinos, con el propósito de integrar un gran frente nacional que detenga esos negociados. Solo la unidad de los sectores productivos, podrá cambiar la realidad injusta que históricamente han vivido mujeres y hombres en áreas rurales.

En ese proceso de rectificación económica, se requiere un Estado más vinculado a los problemas del sector agropecuario, que fomente el desarrollo tecnológico, promueva la disminución de los costo de producción, reglamente los precios de los productos y garantice el pago a tiempo de las cosechas y abastecimientos.

1 COMENTARIO

  1. Es insostenible lo que estamos viviendo con la falta de pago de nuestro trabajo y los insumos agrícolas. Bajo control de un grupo de empresas lideradas por Melo solo velaran por sus intereses, solo revise quienes importan y luego nos suben los costos son de ANDIA y ellos tienen COMASA y MELO Si los productores estamos organizados podemos importar nuestros insumos sin tanta payasada vivimos como humillados siempre por que tienen el poder

    https://www.facebook.com/watch/?v=1376262569540357 vea pues como se unen para ayudar al productor pero luego no pagan

    Los productores nacionales somos los que impulsamos el crecimiento económico y preservamos las tradiciones nacionales y generamos empleo local. No debemos permitir que se ponga en peligro la subsistencia de comunidades enteras que dependen de la producción local. Debemos tener confianza en nuestra sociedad y ser socialmente responsables. Ayudemos a preservar lo nacional.

    Grupo Melo = Ministro de Mida = ANDIA = Control del Agro

    El agro tiene lo que se merece porque como productores no sabemos organizarnos para exigir que se nos apoye sin quedar embarrados y dando el dinero de los grupos de poder económico que controlan los insumos las semillas la genética

    Tocará sacar los tractores y camiones nuevamente y hacer una gran marcha nacional ! Compañeros pido vayamos a nuestras organizaciones y analicemos realmente que vamos hacer porque hemos pasado a ser despreciados y nuestra imagen la intentan destruir personas sin escrúpulos

    Necesitamos con urgencia se asignen fondos a los programas de investigación del agro en tierras altas para poder mejorar sin depender de terceros

    cuándo nos van a pagar lo que nos deben a los productores ?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here