Una papeleta multiuso

0
233
Preparan a un monstruo para que gane las elecciones generales en 2024, con la papeleta multiuso.

Por Alberto Velásquez
Periodista y relacionista público

Aparentemente, está casi formado el espectro de la papeleta presidencial de las próximas elecciones en 2024. Es, hasta ahora, una papeleta multiuso, porque igual le puede servir a un ciudadano cualquiera para vincularse a una mafia o para buscar un nuevo camino para Panamá.

Candidatos a la Presidencia de la República se repiten, proyectando más de lo mismo o una nueva oportunidad para echarle mano a un presupuesto que, esta vez, en pleno período eleccionario, abre las puertas con 5.000 millones de dólares más, para consolidar las enfermedades que más afectan el desarrollo humano del panameño: el clientelismo y la corrupción.

Es probable que la papeleta que se nos proporciona hoy día, no será la misma el próximo cinco de mayo.

Comenzando con un candidato que tiene detrás de la nuca, no uno, sino varios asuntos pendientes con la justicia. Su foto en la papeleta pende de lo que decidan los tribunales, muchas veces cuestionados por sus fallos. Hay la esperanza de que se logren condenas efectivas. Pero, de todas formas, es, hasta ahora, una papeleta que da vergüenza nacional e internacional, porque incluye a un ex convicto y clasificado por un país extranjero como ”corrupto”.

Otro candidato, cuya foto saldría de la papeleta, es quien a última hora fye postulado con una irrisoria cantidad de votos, evidentemente para poder negociar con mas peso con otros partidos políticos. Es un peso que solamente él se lo cree. Lo cierto es que tiene grandes posibilidades de desaparecer de la papeleta. Es desechable.

Hay otros candidatos, entre ellos uno que defiende el contrato con la empresa minera y que posee un partido político partido por la mitad. Estamos seguros que, aunque está protegido por un bufete de abogados que defienden la empresa minera, tendrá que pelear muy fuerte su nominación cuando tenga necesidad de forjar una alianza electoral.

Un ex alcalde y ex diputado, empecinado en ser presidente, a pesar de dirigir un partido cuyos miembros están repartidos entre candidatos llamados equivocadamente de “libre postulación”, ha dado muestras de que si no es cabeza de nómina y no concreta alianza, no va a llegar a la meta, a pesar de la trayectoria histórica de su partido.

Pero también, con trayectoria histórica, y con todo el apoyo clientelista del gobierno nacional, el delfín del presidente Cortizo no las tiene todas a su favor. Se va a mantener en la papeleta, pero su figura no es lo suficientemente sólida como para evitar que gran cantidad de sus copartidarios voten por otro candidato, aunque inscrito en su mismo partido, pero compitiendo en otra tribuna.

Aliado nuevamente con su más caro enemigo, hay un candidato que se presume ganador. Es punto focal de una campaña en su contra, por haber traicionado los postulados que heredó. Los “call center” lo tienen en la mira. Este candidato se mantendrá en la papeleta hasta el final, le recordaran los vínculos con la constructora brasileña Odebrecht y otros pecados, a pesar de su gestión. Sin duda, la campaña huele a más de lo mismo.

Hay candidatos, como el del partido Otro Camino, que demostró fuerza y organización en su postulación. Tiene la opción de llegar a la meta, si se le unen los independientes de Vamos. Se mantendrá en la papeleta con esa condición, que pudiera ser suficiente para poder apresar, si gana, a quienes vendieron bates de béisbol por mas de 300 dólares cada uno, como supuesto estímulo al deporte.

Los candidatos por la libre postulación tienen razones para mantenerse en esta papeleta multiuso, debido a que hay miles de ciudadanos indecisos y porque están sujetos a cambios.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí