Trabajadores proponen reconducir sistema de pensiones en Panamá

0
143
Complejo hospitalario de la Caja de Seguro Social. (Foto: EFE).

Tras tres días de reuniones, diversas organizaciones sindicales y del movimiento social instaron a reconducir el sistema de pensiones de la Caja de Seguro Social (CSS), en el contexto de una crisis que amenaza el derecho a la Salud de la población.

Bayano digital reproduce en forma íntegra el texto de la Declaración Final del Encuentro sobre el Sistema de Pensiones, con el objetivo de que los lectores tengan elementos de valoración que ayuden al debate ante el reto socioeconómico de la CSS.

Los participantes integrantes de organizaciones sindicales, gremios de los trabajadores, universitarios, organizaciones de mujeres, colectivos de investigadores y sectores populares organizados, así como actores sociales, reunidos los días 21, 22 y 23 de mayo de 2021, en el Encuentro sobre El Sistema de Pensiones en Panamá: Crisis y Soluciones.

DECLARAMOS:

– Que es evidente que la Caja de Seguro Social es parte esencial de la columna vertebral del sistema de protección social de Panamá, de una manera u otra su cobertura alcanza a la mayoría de nuestra población, por lo cual es imposible que se permita el colapso de esta institución, que sería también el colapso del país.

– Que reconocemos a la seguridad social como Derecho Humano Universal, que debe garantizar el Estado y cumplir en la práctica, dada su importancia en la reproducción social.

– Que, teniendo en cuenta que la Ley 51 de 27 de diciembre de 2005, precipitó la crisis del sistema de pensiones, cuando se introdujo parcialmente el nefasto modelo de las cuentas individuales y, además, se dejó sin el respaldo de la solidaridad generacional al subsistema exclusivo de beneficio definido (solidario).

– Que la pandemia del COVID-19 generó una situación inédita de parálisis económica global, que desnudó aún más las profundas desigualdades del sistema de seguridad social, y que ha servido de pretexto para avanzar en la agenda neoliberal a ser enfrentadas por el pueblo y las organizaciones sociales y sindicales en el plano de las ideas, la movilización y la organización.

– Que las reformas propuestas por el Ejecutivo y los sectores empresariales no resuelven la crisis que atraviesa la Caja de Seguro Social, especialmente el Programa de Invalidez, Vejez y Muerte. Por tanto, se debe dar continuidad a los esfuerzos desarrollados para aportar una solución alternativa. De ahí, que resulta oportuno potenciar el intercambio de información y propuestas con y entre los diferentes actores claves del proceso.

– Que el debate nacional debe contar con los informes y estudios completos sobre asuntos económicos, demográficos, financieros y sociales que cumplan las condiciones científicas y metodológicas, datos confiables y actualizados, y otros elementos legales requeridos, que logren descartar aquellos enfoques con subjetivismos, desconexiones lógicas y resultados parcializados.

En consecuencia,

ACORDAMOS:

– Primero: Reconocer la importancia y pertinencia que tiene el documento elaborado por la Universidad de Panamá, que cumple una vez más sus compromisos históricos con el pueblo panameño y contribuye a enriquecer un debate necesario e impostergable, que algunos pretenden conducir a imposiciones de interesadas fuerzas financieras, alejadas de las reales necesidades de toda la población trabajadora, pensionada y las futuras generaciones.

– Segundo: Presentar y divulgar el estudio “Seguridad Social y Sistema de Pensiones en Panamá: Crisis y Alternativas Sociales” ante la membrecía de las organizaciones participantes del Encuentro y a la sociedad en general.

– Tercero: Apoyar firmemente las propuestas y el documento aprobado como resultado de los amplios debates desarrollados en este Encuentro, que se centran en un análisis serio, científico y realista de las condiciones actuales del Sistema de Pensiones en nuestro país y de la situación de la Caja de Seguro Social.

– Cuarto: Realizar acciones urgentes para no permitir el colapso de la Caja de Seguro Social como parte esencial del sistema de protección social de Panamá, en su defecto impulsar una reconversión en el Sistema de Pensiones, con aportes del Estado y un ambiente de Justicia Social, contrarias a las posiciones que tienen como objetivo el manejo de un mercado de capitales, la privatización y, a fin de cuentas, destruir la esencia solidaria y pública de la seguridad social.

– Quinto: Reconducir el sistema de pensiones a un modelo que se ajuste a los principios esenciales de la Seguridad Social, entre ellos el de la verdadera solidaridad. Debe descartarse el sistema de cuentas individuales, que actualmente está condenado al fracaso y que, de generalizarse, provocaría la pauperización de las pensiones.

– Sexto: Concordar en que un sistema solidario es perfectamente realizable y con resultados muy diferentes a los que se tendrían de no hacer el cambio de modelo. Igualmente, compartimos las medidas que se proponen para fortalecer financieramente la solidaridad.

– Séptimo: Declarar por unanimidad que los principios básicos que deben regir la seguridad social son: su carácter público; la universalidad; la integralidad, la solidaridad; la equidad; la subsidiaridad del Estado; la obligatoriedad; la unidad de armonía sistémica; la participación y la transparencia; la inmediatez y la oportunidad; la eficiencia y la eficacia; la evolución progresiva de los beneficios; la sostenibilidad integral y la concordancia con el desarrollo Sostenible y Equitativo; la internacionalidad de los derechos; y la igualdad en el trato.

– Octavo: Establecer la estrategia para resolver los problemas cruciales del Programa de Invalidez, Vejez y Muerte los siguientes objetivos:

  1. Retornar al sistema de pensiones exclusivas de beneficio definido y su carácter solidario.
  2. Reformar de forma Integral la Administración Institucional y Gerencial de la Caja de Seguro Social.
  3. Exigir al Estado que cumpla con los compromisos necesarios y suficientes con la Caja de Seguro Social y su programa de pensiones.
  4. Combatir la Corrupción, esto implica frenar al trio nefasto de corrupción, impunidad y falta de transparencia, a nivel nacional. Esto conlleva a eliminar la evasión, la elusión y la morosidad patronal.
  5. Establecer una nueva política para las inversiones de todos los fondos de programas de la Caja de Seguro Social.
  6. Recuperar de forma efectiva los fondos sustraídos y aplicar controles a la evasión en la Caja de Seguro Social.
  7. Establecer y aplicar una política de equidad de género, que asegure de forma transversal el logro de la equidad en todos los principios y prácticas de la seguridad social.
  8. Exigir la ratificación del Convenio 102 sobre la Seguridad Social (Normas Mínimas), de 1952, de la Organización Internacional del Trabajo.
  9. Transformar el modelo económico social concentrante y excluyente, hacia un modelo alternativo de desarrollo integral, inclusivo y ambientalmente sostenible.

– Octavo: Formular un plan de acción entre las organizaciones sociales comprometidas con la solidaridad y de respaldo activo con todas las formas de defensa de la Seguridad Social y contra el neoliberalismo, que se libra contra las reformas paramétricas y la implantación de cuentas individuales manejadas por el capital financiero nacional e internacional.

Dado en la Ciudad Universitaria Octavio Méndez Pereira, a los 23 días del mes de mayo de 2021

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here