SUNTRACS justifica llamado a huelga y reivindiica orgullo sindical

0
112
Afiliados al SUNTRACS apoyan el llamado a huelga.

El Sindicato Único Nacional de la Construcción y Similares (SUNTRACS) emitió un comunicado en el que justifica el llamado a huelga el 4 de abril y exhorta a las fuerza sociales a cerrar filas con los trabajadores afectados por la crisis socioeconómico que enfrenta Panamá.

Bayano digital reproduce en este espacio el pronunciamiento del SUNTRACS, con el objetivo de mantener debidamente informados a los lectores y seguidores en las redes sociales sobre el conflicto que sacude a la industria de la construcción.

COMUNICADO AL PAÍS

A los trabajadores de la construcción y pueblo panameño:

El SUNTRACS, presentó el lunes 21 de marzo tal y como lo exige la ley, ante el MITRADEL, la declaración de huelga indefinida previamente aprobada en nuestra Asamblea General, que iniciará el 4 de abril del presente año a las 7:00 am, solo en caso de no lograrse un acuerdo con la CAPAC, para la firma de un nuevo convenio colectivo para el periodo 2022 – 2025.

El SUNTRACS ha denunciado desde el primer momento de las negociaciones, que los empresarios de la CAPAC, se han negado a reconocer aumento de salarios, siempre alegando y justificando su negativa en razones sin fundamento; con el único propósito de privar a los trabajadores de la posibilidad de mejorar sus condiciones de vida y de recuperar su poder adquisitivo perdido por el aumento del costo de los alimentos y de los servicios básicos; agravados por la pandemia del COVID-19, el alza del combustible y la crisis del modelo neoliberal.

Queremos dejar sentado que el Código de Trabajo determina que el sindicato tiene que cumplir dentro de periodos establecidos, con los requisitos para ejercer el derecho fundamental de huelga, el último recurso que poseemos los trabajadores, en caso de no llegar a acuerdos con la CAPAC.

Queremos asegurarle al pueblo humilde, honesto y trabajador que el SUNTRACS sigue haciendo esfuerzos para la firma de un nuevo convenio colectivo, siempre que éste incluya aumentos de salarios dignos, que desgraciadamente en esta negociación la CAPAC se niega a reconocer, demostrando su falta de voluntad y disposición para una salida negociada. Para ello, recurren a los ya desgastados pretextos utilizados por el Gobierno, al justificar que la pandemia y la crisis del modelo de acumulación capitalista imperante, debe ser cargada en los hombros de los trabajadores, sin embargo, como ha sido a lo largo de nuestra historia de luchas, el SUNTRACS, su dirigencia y sus trabajadores afiliados, hacemos uso de un derecho constitucional y legal, para alcanzar mejores condiciones de vida. No aceptamos migajas como propuesta empresarial.

Advertimos que, como en otros tiempos, los empresarios desarrollan una campaña de odio y miedo contra los trabajadores de la construcción, utilizando la mentira y la desinformación como mecanismo para confundir a la población y haciendo uso de los medios de comunicación al servicio del gran capital.

Hemos denunciado con pruebas y argumentos, que el Gobierno Nacional y los empresarios están en la obligación de desarrollar una política que genere empleo y trabajo decente; que implica el reconocimiento de salarios dignos que satisfagan las necesidades básicas de los trabajadores, como una medida de justicia que redistribuya las grandes ganancias que se generan en la industria de la construcción a partir del esfuerzo y sacrificio de los trabajadores.

El objetivo de los convenios colectivos, es el de lograr mejores condiciones de trabajo para los trabajadores, no desmejorarlas, por lo que no podemos aceptar que la la CAPAC quiera confundir a la población estableciendo que el alza de los salarios provocaría una mayor crisis en la industria de la construcción, cuando guardan silencio ante el alza de los precios de los materiales de construcción y el inminente incremento de los intereses bancarios, sin que se le haya otorgado un solo centavo de aumento a los trabajadores. Cuando se trata de nosotros, los trabajadores, niegan la posibilidad que mejoremos nuestras condiciones de vida.

El SUNTRACS está cumpliendo responsablemente con presentar propuestas cónsonas con la actual situación que vive el país, de hecho hemos logrado acuerdos en 143 cláusulas de 148. Ante la falta de consenso en el tema salarial, cumplimos con las disposiciones legales para que, en caso de ser necesario, el ejercicio del derecho fundamental de huelga, esté apegado a las disposiciones jurídicas. Una huelga será el resultado de la incapacidad y la falta de voluntad de los empresarios de la CAPAC, quienes se niegan a reconocer aumentos dignos de salarios y buscan imponer la ley del embudo, lo ancho para ellos y lo delgado para los trabajadores.

Denunciamos, además, la maniobra de algunos empresarios que no solo se niegan a reconocer aumentos salariales justos sino que se aprovecharon de la pandemia y la crisis económica y social, para buscar trabajadores calificados contratándolos como ayudantes, reduciendo los salarios con los que licitaron proyectos. Tal es la catadura moral de estos empresarios que hoy ofrecen migajas.

Los trabajadores nos declaramos en estado de alerta ante las campañas de engaños y confusión que emprenden los empresarios de la CAPAC, quienes en una acción ilegal y de desprecio a los obreros, buscan manipular a la opinión pública y a los trabajadores atacando al sindicalismo combativo y beligerante, con lo que no propician el clima de tolerancia necesaria para llegar a consensos y acuerdos para la terminación del conflicto laboral.

Las autoridades del MITRADEL, deben dejar su parcialidad a favor de la patronal y tienen que cumplir, con apego a la ley, su papel de mediador objetivo, para que contribuyan a crear el clima apropiado que permita un acuerdo que reconozca a los trabajadores los principios generales del derecho colectivo del trabajo.

Con su último comunicado, muy difundido por los medios de comunicación, la CAPAC demuestra no solo su mezquindad y prepotencia sino su propósito de infundir terror y miedo. Exigiremos a los medios de comunicación nuestro derecho a réplica en igualdad de condiciones, espacio y notoriedad que le conceden a los empresarios, tal como lo establece la ley.

Ante esta situación hacemos un llamado a los trabajadores en general y a los obreros de la construcción en particular a estar pendiente de las decisiones que adopte el SUNTRACS y en caso de ser necesario, asumir disciplinadamente y en unidad las acciones aprobadas que incluyen la posibilidad de una huelga nacional a partir del 4 de abril de 2022, alas 7 de la mañana, en caso de que para esta fecha no exista acuerdo.

¡Unidad para vencer!
Salarios dignos o huelga nacional!
¡La pelea es peleando!
¡Sin luchas no hay victorias!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here