Siempre es 26…

0
37

 

Hoy, amanece un nuevo 26 de julio.  ¡Patria es Humanidad!

Hace 67 años de aquella gesta valiente de un grupo de jóvenes, denominados la Generación del Centenario organizados por Fidel Castro, quienes realizan un ataque simultaneo a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba y al cuartel Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo.

Estos hechos consumados el 26 de julio de 1953, marcan el inicio de una nueva etapa en la lucha por alcanzar la independencia de Cuba y sus derechos constitucionales. Cimentados en el propósito de librar a Cuba de la represión a que estaba sometida desde el Golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, cuando se instala en el poder Fulgencio Batista, apoyado por el Gobierno de los Estados Unidos de América.

Nosotros, solidarios con Cuba en Panamá entendemos, sabemos y conocemos muy bien el accionar de los gobiernos estadounidenses.      Se conducen como gendarmes del mundo, sembrando dictaduras a sangre y fuego, allí donde haya un pueblo decidido a alcanzar su independencia, su propio desarrollo social, usufructuar sus recursos naturales e invertir su riqueza en provecho de sus habitantes.

En toda Latinoamérica vivimos en carne propia, desde principio del siglo XIX hasta nuestros días, sus imposiciones, despojos y saqueos de todo cuánto quisieron de nuestros países en nombre de la democracia, una visión muy particular, sesgada y acomodada a sus intereses, imbuida de un sentimiento de superioridad que los azuza al desprecio, a la discriminación social, racial, de género y por último al odio a quienes convivimos en la Tierra. Único planeta en el sistema solar capaz de sostener vida a todos los organismos y especies que la habitamos.

Ese sentimiento degenera en la actitud individual, pero soportada, tolerada e inoculada por el sistema capitalista, producto del complejo industrial-militar, –del término original en inglés: military–industrial complex, concepto que se aplica a los intereses económicos de la industria militar aplicados al armamentismo y a la política imperialista-; que tiene secuestrada a las autoridades que resultan electas, cada cuatro años, para dirigir a los Estados Unidos de Norteamérica.

Hoy, amanece un nuevo 26 de julio. ¡Morir por la Patria es Vivir!

Chispa que prendió en el pueblo cubano sus inalienables deseos de combatir, hasta las últimas consecuencias, para alcanzar su propia forma de gobernarse y desarrollar su sociedad en apego a su independencia, soberanía y autodeterminación. Conceptos promovidos y declarados legítimos para cada nación o estado que conforma las Naciones Unidas. Organización que rige la coexistencia pacífica en el planeta. Sin embargo, los sucesivos gobiernos de los Estados Unidos de América han persistido en estrangular al noble y decidido pueblo cubano, desde el triunfo de su Revolución, la que les ha permitido mostrar al mundo sus avances sociales en educación, deportes, investigación científica y sobretodo salud.

Este último logro que, en tiempo presente, se hace escaso en todas las naciones del mundo que padecemos la pandemia más severa conocida en la historia sanitaria. La COVID-19.

Cuba se levanta por encima de sus pocos recursos, impuestos por el criminal bloqueo económico, financiero y comercial que continúa por sesenta años; otra vez, el ensañamiento más largo recogido en la historia humana. Y decide llevar a los rincones del mundo su capacidad organizada en esta materia, con solidaridad y altruismo para tratar de mitigar las dolencias y sufrimientos de otros congéneres en más de cuarenta países, ¡Para salvar vidas!

Hoy, amanece un nuevo 26 de julio. ¡Hasta la Victoria Siempre!

Con más esperanzas de lograr un mundo mejor, ya demostrado que es posible conquistar. La Brigada Médica creada en agosto de 2005 por Fidel Castro, denominada entonces Fuerza Médica “Henry Reeve”, en memoria de aquel excepcional joven combatiente norteamericano que murió luchando por la independencia de Cuba, queda constituida como una organización que hasta hoy no tiene precedentes en el mundo: El Contingente Internacional de Médicos, Enfermeras y Enfermeros Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias «Henry Reeve» ha llevado esperanza de vida a todo el mundo, obteniendo merecidos reconocimientos y admiración en todos los lugares donde se han desempeñado y colaborado para contrarrestar a la COVID-19.

Por ello, nuestra organización apoya y se une a la campaña internacional para solicitar que el Contingente reciba el próximo Premio Nobel de la Paz basados en su destacada ayuda por salvar a miles de vidas en países asolados por terremotos, huracanes y epidemias en diferentes regiones de África, América Latina, Caribe y Asia. En fin, en todo el planeta, que resulta un punto azul pálido casi perdido en un inmenso mar de estrellas dentro de la Vía Láctea.

Hoy, amanece un nuevo 26 de julio. ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!

Al igual que condenamos las sanciones contra Cuba por el gobierno de turno de los Estados Unidos de América. Que se encuentra en campaña por un nuevo periodo presidencial. Y que es harto sabido por nosotros, latinoamericanos, que buscan sus votos provocando enfrentamientos y guerras fuera de su territorio. Para ganar adeptos del complejo industrial-militar.  Condenamos también las imposiciones, sanciones, bloqueos, y hostigamiento contra nuestros pueblos latinoamericanos en Venezuela, Nicaragua, Bolivia, los más representativos en el continente hoy y contra los demás pueblos que luchan por su autodeterminación en el mundo.

Demandamos el cese de esa política hostil, cruel, inhumana y perversa.

Este mundo, planeta Tierra, paralizado hoy por un tirano microscópico, el Coronavirus SARS-CoV-2, merece de todo el esfuerzo de hombres y mujeres que lo habitamos, que actuemos hermanados en unidad para cambiar radicalmente nuestro andar.

Por todo lo expuesto, nuestra organización grita a voz en cuello:

¡Levanten sus pies de nuestras nucas!

Hoy, amanece un nuevo 26 de julio.

¡La era está pariendo un nuevo corazón!

Se impone entonces, un amanecer de ayuda, colaboración en unidad internacionalista, solidaridad y desprendimiento para salvaguardar a la Tierra y con ella a nosotros mismos.

Panamá 26 de julio de 2020.

 

 

#ViviremosYVenceremos

#CubaSalvaVidas

#CubaPorLaVida

#BloqueoNoSolidaridadSi

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here