Se reactiva transporte de carga entre Panamá y Costa Rica

En Centroamérica, las economías pequeñas y abiertas dependen y se complementan para crecer. En ese escenario geográfico se integra un mercado doméstico de 226.000 millones de dólares anuales, con 46 millones de consumidores, en el que tiene un fuerte impacto su red de carreteras de 126.000 kilómetros.

0
38
Camiones atascados por medidas adoptadas por Costa Rica. (Foto: La Prensa de Nicaragua).

(Redacción de Bayano digital)

Los gobiernos de Panamá y Costa Rica alcanzaron el miércoles de esta semana un acuerdo binacional para reactivar el transporte de carga terrestre entre ambos países, afectado por medidas unilaterales de autoridades sanitarias costarricenses que intentan frenar la expansión de la pandemia de Covid-19.

La decisión de resolver en forma negociada el conflicto que mantenía paralizado el comercio subregional, permitió emitir una orden para reabrir el puesto limítrofe de Paso Canoa y normalizar el tránsito de camiones de carga en ambas direcciones. Miles de transportistas estaban varados a causa de las acciones de fuerza.

Origen del conflicto

Pese a diversas protestas y pronunciamientos de gremios empresariales, Costa Rica dispuso el cierre temporal de sus fronteras físicas para reducir la posibilidad de contagios con el Covid-19, en especial si los transportistas y sus respectivas cargas en contenedores proceden de países afectados por la pandemia.

En ese sentido fue limitado el tiempo máximo de permanencia de los conductores suelo costarricense a un máximo de 72 horas. Sin embargo, la medida provocó un enorme “cuello de botella” y estancó el comercio subregional, provocando con ello cuantiosas pérdidas por retrasos en la entrega a los destinatarios y una seria amenaza de desabastecimiento de productos como granos, refacciones y combustibles.

Una situación similar se presentó en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, donde hay una fila de camiones de casi 30 kilómetros de longitud en espera de poder trasladar sus mercancías. La situación generó una enérgica protesta por parte del gobierno de Nicaragua, que invocó tratados del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada y miembro del Consejo Consultivo de Integración Económica (CCIE), José Adán Aguerri, compartió el reclamo oficial Nicaragua, y pidió la búsqueda de soluciones aceleradas.

Panamá se dispuso a intervenir

En el diálogo bilateral entre Panamá y Costa Rica participaron diplomáticos, autoridades aduaneras y de transporte. El canciller panameño, Alejandro Ferrer, el ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez, y la directora general de la Autoridad Nacional de Aduanas, Tayra Barsallo, exigieron el libre tránsito de mercancía en Centroamérica y la búsqueda de mecanismos de cooperación.

Previamente, los delegados a una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros de Integración Económica (COMIECO) y el Comité Aduanero urgieron a Costa Rica a reconsiderar la medida prohibitiva que ha tenido un fuerte impacto económico negativo en el transporte y movimiento internacional de la carga declarada.

La directora de la Autoridad Nacional de Aduanas de Panamá, Tayra Barsallo, calificó de “inhumano” el mecanismo adoptado por Costa Rica para utilizar custodios policiales a través de caravanas o convoy donde sólo se permitiría una parada a los transportistas de carga internacional antes de abandonar el territorio.

Tras el acuerdo bilateral, el gobierno panameño señaló que el texto negociado representa una “solución para nuestros compatriotas”, ya que el mecanismo adoptado “garantiza el flujo de mercancía y se facilita el comercio en la región”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here