Repudian agravio al legado institutor en Panamá

1
136
Esfinge de bronce que custodia el Templo del Saber.

La Fundación Pro Instituto Nacional (FUPROIN) denunció en un comunicado el uso indebido de las instalaciones de ese centro de enseñanza en actividades que empañan el legado de los mártires de la gesta soberana de enero de 1964.

Bayano digital reproduce en está sección el texto de ese pronunciamiento, compartido por intelectuales panameños e integrantes de distintas generaciones del Instituto Nacional, cuna de la juventud rebelde y de tradiciones patrióticas:

La Fundación Pro Instituto Nacional (FUPROIN) tiene el deber y el derecho de pronunciarse públicamente sobre las gravísimas denuncias que el respetable historiador Rommel Escarreola ha venido realizando por las redes sociales y los medios de comunicación, acerca del uso inadecuado, escandaloso y profano -en el sentido laico-, de las instalaciones del Instituto Nacional, en especial del Aula Máxima, que ha sido tomada como escenario para la filmación (videos de sexo, violencia), que denigran al ser humano, así como sesiones fotográficas de modelaje, reñidas con la elevada misión académico – cultural de esta primera institución educativa.

Nuestra historia republicana no puede escribirse excluyendo el papel protagónico del Instituto Nacional de Panamá que nace con la nueva nación. De sus aulas han surgido reclamos y la defensa de los más caros intereses del pueblo panameño, propios de una juventud que no necesita frenos sino estímulos , por lo que nos causa indignación y repulsa que el plantel lo hayan venido mancillando las autoridades que tienen la obligación legal de protegerlo y resguardarlo; en este caso las autoridades del Ministerio de Cultura y del Ministerio de Educación evidencian desidia y falta de celo por nuestra historia, cultura y educación. Tanto desgano podría obedecer a la conducta de funcionarios que, probablemente, superan la jerarquía interna del colegio, situación que explicaría porqué en tantos años se ha venido guardando un silencio tan cómplice que orilla dentro de las figuras penales de Delitos contra el Patrimonio Histórico de la Nación o un tipo de peculado sumamente especial. Todo lo denunciado responde a violaciones directas de la ley, por comisión como por omisión.

Cada una de las cuatro últimas administraciones gubernamentales se ha distinguido por el poco respeto de la historia, así como de la heroicidad de su nación, por lo que nos preguntamos: ¿quién se beneficia de estos cortos y largos metrajes, videos, fotografías de modelaje, que sin importar el tipo de que se trate, se alejan de lo expresado en la Constitución de la República, como del deber que establecen las leyes de protección al menor?

Gracias a la denuncia del profesor Rommel Escarreola, resurge una imputación iniciada por la Fundación desde hace dos años. Y este ejercicio cívico nos causa gran satisfacción, porque el Instituto Nacional, se estima como un patrimonio de la patria.

La Fundación Pro Instituto Nacional demanda la acción correctiva de las máximas autoridades responsables de la educación del país, la investigación profunda y las medidas administrativas que determinen responsabilidades y sancionen la conducta cómplice de quienes autorizaron en repetidas ocasiones la profanación de este templo del saber y cuna forjadora del nacionalismo panameño.

Deus populum salvet, salve patriam

COMITÉ EJECUTIVO DE LA FUNDACIÓN PRO INSTITUTO NACIONAL

1 COMENTARIO

  1. Excelente y merecido pronunciamiento al nivel y tono que corresponde. Ojalá se logren los ejemplares correctivos en pro de rescatar la dignidad del Instituto Nacional. Felicitaciones a la Fundación Pro Instituto Nacional y al distinguido profesor Rommel Escarreola por su valiente denuncia ante los diferentes medios de difusión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here