Presentan Hábeas data para averiguar destino de libros del Nido de Águilas

0
241
Ileana Golcher formula declaraciones a los medios sobre libros desaparecidos. (Foto: Bayano). 

Por David Carrasco
Director de Bayano digital

La profesora Ileana Golcher presentó un recurso de Hábeas data en la Corte Suprema de a justicia, con el objetivo de que las autoridades del Ministerio de Educación informen el destino de 9.412 ejemplares de libros valiosos sustraídos de la. Biblioteca del Instituto Nacional.

Acompaña por institutores e institutoras de varias generaciones, Golcher emplazó a la ministra de Educación, Maruja Gorday, para que responda con celeridad ante la inquietud de la población, que exige conocer el destino de ese tesoro cultural y científico.

“¡Qué diga dónde están los libros y que los regrese en buen estado!”, planteó la docente e investigadora en su llamado de atención a la ministra, a quien conminó a honrar la gloria institutora y el patrimonio de la nación panameña.

En el texto presentado en la Corte Suprema de Justicia, se exige al director de Bienes Patrimoniales del Ministerio de Educación, Aníbal Stanziola, que suministre la información sobre el sitio al que fueron trasladados los libros de la biblioteca del Instituto Nacional.

Golcher recordó que desde 1971 el Nido de Águilas es un Monumento Histórico Nacional y el Estado está obligado por ley a proteger sus instalaciones. Sin embargo, aclaró que la Biblioteca del plantel está en condiciones deplorables y sus anaqueles son corroídos por el óxido.

Según el procedimiento previsto por la Contraloría General de la República, los libros de una biblioteca pública deben ser retirados o descartados a través de un protocolo o procedimiento escrito, que no se habría cumplido en el caso del Instituto Nacional. En la actualidad, ningún representante del gobierno ha respondido la solicitud para conocer dónde están depositados los libros.

A su vez, Aleyda Pinilla de Pravia, de la clase institutora de 1957, manifestó que en la Biblioteca del Instituto Nacional había volúmenes históricos compilados desde el período de la Independencia de la República, por lo que debe ser reconocida como una “Biblioteca de la Nacionalidad que merece ser debidamente resguardada.

Pinilla de Pravia subrayó que al ser retirados en forma irregular los ejemplares de la Biblioteca del Instituto Nacional, se violentó una ley de bibliotecología vigente en Panamá desde 1984, lo que sirve de argumento para sustentar el recurso interpuesto en la Corte Suprema de Justicia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here