VIDEO: Ana Elena Porras en Café Bayano

Estamos ante una democracia conservadora que favorece a los candidatos de los grandes recursos.

0
176

Redacción Bayano digital

Cafè Bayano entrevisto a la precandidata por la libre postulación Ana Elena Porras, a quien en un fluido intercambio preguntamos:

  • ¿Qué motiva la motiva a ser candidata?
  • ¿Por qué tan pocas mujeres se postularon como pre candidatas a la Presidenta de la República?
  • ¿Cómo afecta la veda electoral a los precandidatos y precandidatas independientes?
  • ¿Si usted fuera Presidenta de la República cómo enfocaría los problemas de Colón?
  • ¿Considera que existe una conjunción entre las prácticas de Odebrecht y gubernamentales para demoler monumentos históricos, como la Casa Wilcox y expulsar a la población?
  • ¿En qué medida la proliferación de escándalos de corrupción, durante la administración Varela, desvían el foco del caso Odebrecht?
  • ¿Bajo qué ministerio, durante la administración Martinelli, se diseñó un modelo de encriptación de cuentas , para evitar dejar rastros de los fondos que manejaban los diputados?

Cuando somos niñas, nunca soñamos con ser candidatas a Presidenta de la República porque en el imaginario colectivo desde niña aprendemos que queremos ser bailarinas de ballet, o maestras, enfermeras, madre de familia  pero no está en nuestra cultura ser Presidenta de la República. ¡Ese no ha sido el sueño de una mujer’!

Mi sueño es muy reciente. Es como un llamado al deber, ante la disolución de las instituciones democráticas y republicanas dice nuestra entrevistada.

Considero que la veda electoral favorece a la reelección, pero a su vez permite que los candidatos con menos recursos económicos tengan algún nivel de igualdad con aquellos que lo tienen todo para pagar una campaña millonaria.  Si nos quitan la veda, mi voz sería aplastada ante los millonarios recursos de otros candidatos. Estamos ante una democracia conservadora que favorece a los candidatos de los grandes recursos.

Reconozco que por décadas, muchos gobiernos han desatendido a Colón y que Varela realiza un megaproyecto de renovación Urbana; pero cuando nos acercamos a su ejecución escuchamos las voces vivas de los dirigentes de Colón, que han perdido la esperanza que produjo el proyecto en su fase inicial.

Me llenó de suspicacia cuando Odebrecht se ganó la licitación, porque “Odebrecht es un buen constructor, pero es un mejor coimero”.

Ellos son especialistas en cambiar proyectos, como ocurrió con la Cinta Costera III, que originalmente iba a ser un túnel  para proteger al Casco Antiguo y finalmente construyeron un viaducto marino que afecto su condición de patrimonio de la humanidad. En Colón Odebrecht se ganó la licitación, porque presentó la mejor propuesta de restauración de los monumentos históricos y, ahora con una adenda los están demoliendo y desalojan a la población.

Varela prometió desmantelar toda esa maquinaria de corrupción de Martinelli, pero no lo hizo. Por ejemplo la Ley de Contrataciones Públicas, en la que debió incluir la prohibición de contratar empresas condenadas por corrupción como Odebrecht.  Él actúa como si no hubiera participado en la corrupción durante los dos años que estuvo junto a Martinelli; sin embargo  durante ese periodo, el Ministerio de Economía y Finanzas bajo conducción de dos altos dignatarios panameñistas, – Alberto Vallarino y Dulcidio de la Guardia –  facilitó la corrupción, al diseñar un modelo de encriptación de los fondos que manejaron los diputados, para evitar dejar rastro en el sistema bancario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here