Venezuela, guerra no convencional en pleno desarrollo

Snowden: “NSA es la Responsble de Ciber-ataque Global”

0
259
Eduard Sowden, “NSA es la Responsble de Ciber-ataque Global”

Venezuela, guerra no convencional en pleno desarrollo

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

La guerra decretada por los Estados Unidos a Venezuela se desarrolla en dos fases.  La primera incluye la campaña intensiva por las redes sociales, las movilizaciones de la oposición (guarimbas), las acciones terroristas y los esfuerzos para el aislamiento diplomático al gobierno del presidente Nicolás Maduro. La segunda fases es guerra no convencional proclamada por Donald Trump: “todas las opciones están sobre la mesa”.

El periodista y analista político Andrew Korybro, del Instituto de Estudios Estratégicos y Predicciones (Institute of Strategics Studies and Predictions) en su libro publicado en el 2015, denomina “Guerra Híbrida” a la combinación de las revoluciones no violentas o revolución de colores (guarimbas) y las guerras no convencionales. Estas son componentes de la nueva doctrina militar de los Estados Unidos para el siglo XXI, empleada para sustituir a gobiernos no alineados a sus políticas, descrita en el Manual TC  18-01 de las fuerzas especiales de los Estados Unidos, elaborado en noviembre de 2010.

En Venezuela, la revolución de colores utiliza de manera planificada (no espontánea) herramientas de propaganda y estudios psicológicos combinados con el uso de las redes sociales  para desestabilizar al gobierno mediante manifestaciones de masas (guarimbas), en nombre de reivindicaciones abstractas como democracia y libertad, para producir la chispa del conflicto interno que provoque la caída del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Al no lograr derribar o sustituir el gobierno de Maduro mediante la revolución no violenta (golpe suave), Estados Unidos y sus aliados recurren a la guerra no convencional (golpe duro) que incluye la constitución una coalición internacional que invoca la crisis humanitaria y la “responsabilidad de proteger”, el bloqueo económico, el ciberterrorismo y el uso de fuerzas irregulares constituida por la oposición violenta, paramilitares colombianos, bandas delincuenciales centroamericanas y narcotraficantes integradas en “la contra” similar a la que Elliot Abrams organizó en Nicaragua durante la década del 80.

El fortalecimiento de la alianza de Venezuela con Rusia, que envió una misión militar al país, y China que entregó 65 toneladas de fármacos y material médico, enfrentan a Washington, y provocó que Trump amenazara con sanciones a quienes asistan al presidente Maduro, para enfrentar la crisis que provoca el boicot estadounidense.

A esas amenazas la vocera de Moscú María Zajárova le recordó que Venezuela ni Rusia son provincias de los Estados Unidos. En tanto El portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang recordó a Donald Trump que los países de América Latina y El Caribe son naciones soberanas y por lo tanto con capacidad de decidir en total libertad con quiénes se relacionan.

La doctrina de Guerra No Convencional de Estados Unidos, incluye la formación de coaliciones militares señala Korybro en su libro.  Estados Unidos busca intervenir sin provocar el rechaza de la comunidad internacional y sus ciudadanos. No obstante se presentan diferencias para la conformación de la alianza militar contra Venezuela.

El vicepresidente de Brasil General Hamilton Mourao, declaró  a la prensa durante la reunión del Grupo de Lima en Bogotá que: «Para nosotros la opción militar nunca fue una opción. Brasil siempre aboga por las soluciones pacíficas de cualquier problema que ocurra en los países vecinos. Abogamos por la no intervención». Si Estados Unidos dialoga Corea del Norte por qué no lo hace con Venezuela pregunta Mourao.

Trump llevó a Bolsonaro a la Casa Blanca para aislar a su rival, el general Mourao, y abrir las negociaciones para la instalación de una base militar estadounidenses en Brasil.

En Colombia, el otro aliado proyectado para conformar la coalición, existen contradicciones de las fuerzas armadas con el presidente Duque.  Los militares le llaman la atención de las repercusiones que tendría en el plano interno el conflicto con Venezuela. En este contexto Donald Trump presiona con sus declaraciones al presidente Duque. Hay más drogas saliendo de Colombia ahora mismo que antes de que (Duque) fuera presidente».

Las dificultadas para conformar la triple alianza militar conducen  al ciberterrorismo para atacar las fuentes de energía y afectar el suministro de agua, que provoquen movilizaciones violentas para derrocar al presidente constitucional de Venezuela Nicolás Maduro Moros, e imponer al diputado que se auto proclamó en una plaza pública presidente encargado. Todas las opciones están sobre la mesa y el ciberterrorismo es una de ellas.

Contrario a lo establecido en el manual de Guerra no Convencional, los venezolanos asumen con estoicismo el ciberataque de Washington y su dedo acusador apunta al autoproclamado, quien con la fuerza y arrogancia que le dan los misiles de Washington, amenazó la población que no habrá luz, agua, ni gas hasta que se vaya el presidente Maduro. Anuncio además que no descarta invocar el artículo 187 de la constitución para autorizar la intervención de una fuerza militar extranjera.

“Por supuesto, vamos a invocar el 187 [artículo de la Constitución venezolana]”, dijo dirigiéndose a una multitud en el suburbio caraqueño de Los Teques.

El autoproclamado líder opositor, añora entrar a Caracas montado sobre una tanqueta como lo hizo Guillermo Endara durante la invasión a Panamá; sin embargo su sueño choca con una realidad: Venezuela no es Panamá.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here