Universidad de Panamá necesita Modelo Ambiental

0
36

Universidad de Panamá necesita Modelo Ambiental

Por Dr. Eduardo Flores Castro
Catedrático de la Universidad de Panamá

Toda institución pública o particular debe contar con un programa de gestión ambiental que mejore el entorno y la calidad de vida de sus trabajadores y usuarios, y que ayude a mitigar el impacto de la actividad humana. Nuestra Universidad de Panamá, como el principal centro de educación del país debe ser modelo de las buenas prácticas ambientales. Además, debe ser líder en la consolidación de una cultura ambiental de conservación y la prevención de desastres; así como en la investigación científica y el desarrollo sustentable.

Para la Universidad de Panamá, urge un programa de gestión integral de residuos sólidos, reducción, reúso y reciclaje de materiales; complementado un plan de gestión de residuos orgánicos, ya que tenemos, sólo en el campus, siete cafeterías y un sinnúmero de quioscos. Es necesario establecer un programa de reutilización y captación y ahorro de agua. Tenemos que ejecutar proyectos de producción más limpia, ahorro de energía, reducción de uso de papel, así como de utilización de papel reciclado. De igual forma, es impostergable establecer medidas tendientes a la reducción de la contaminación acústica y visual. La Universidad de Panamá cuenta con una unidad de gestión de residuos peligrosos, que hay que apoyar y dotarlas de recursos.

Nuestros estudiantes y egresados deben ser ciudadanos comprometidos ambientalmente con su entorno, que ejerzan su profesión con un profundo respeto hacia el ambiente y con responsabilidad hacia su comunidad, su país y el planeta. Ellos deben ser líderes en la promoción de un desarrollo sustentable, cuidando las necesidades de las generaciones futuras. Es ineludible, constituir una comunidad universitaria sostenible y propositiva. Que sea consciente que no debemos seguir siendo espectadores de la degradación del planeta, que el cambio climático ya está aquí, y que es el momento de contribuir en la de restauración de los ecosistemas y de actuar en consonancia con ellos.

El planeamiento ambiental implica, además, desarrollar estudios propositivos para enfrentar el cambio climático y la deforestación; implementar programas de gestión de residuos sólidos, líquidos y gases. Para la producción más limpia se necesita capacitación ambiental, gestión de recursos hídricos, construir una planta de tratamientos de aguas servidas, entre otros.

Debemos promover los trabajos de Servicio Social relacionados con los temas sociales-ambientales. Estimular y apoyar proyectos de investigación y desarrollo tecnológico para solucionar problemas ambientales nacionales. Establecer carreras relacionadas con los grandes problemas ambientales que ya tenemos (agua, energía, deforestación, residuos).

Es necesario promover el vínculo permanente con la sociedad en busca de mejorar la calidad ambiental de los panameños. La Universidad de Panamá debe convertirse en modelo de desarrollo sustentable, no sólo para las demás universidades, si no para el país; en donde todo el que desee saber cómo se deben realizar los procesos de manera sostenible, asista a la casa de Méndez Pereira para recibir y reproducir orientación calificada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here