UE y Japón crean el bloque comercial más grande del mundo

0
28
Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude-Junker. (AP Photo/Martín Bureau/Pool/Photo).

Sputnik

A partir de febrero de 2019, entra en vigor el Acuerdo de Asociación Económica entre la Unión Europea y Japón. ¿Qué representa para el mundo el surgimiento de este gigante bloque comercial?

El acuerdo de cooperación económica entre la UE y Japón no es una sorpresa, una vez que fue firmado en julio de 2018 y aprobado por el Parlamento Europeo el diciembre pasado. Su entrada en vigor el 1 de febrero tendrá consecuencias significativas en el escenario internacional, escribe Alexandr Anichkin, columnista de Kommersant.

Este es el más amplio tratado negociado por la UE hasta el momento y establecerá una zona de libre comercio que abarcará a más de 600 millones de personas y casi una tercera parte del PIB mundial.

El nuevo “mercado común” incluirá algunas de las principales economías mundiales: Japón, Alemania, Francia, Italia, España y los Países Bajos. Y el Reino Unido, si se conserva en alguna forma su unión comercial y aduanera con la UE después del Brexit. En términos del PIB, el nuevo bloque comercial de Japón y la UE superará el PIB total de EEUU y China.

El acuerdo abarcará no solo el intercambio comercial, sino también la economía de servicios (bancos, servicios de seguros, etc.). Contempla también la libre circulación de personas con fines de iniciativa empresarial o actividad profesional y la protección de la propiedad intelectual.

Prácticamente todos los aranceles sobre las importaciones de productos japoneses a Europa ‒un 99%‒ se eliminan, al igual que el 94% de los aranceles sobre las exportaciones europeas a Japón. Las negociaciones para la eliminación de los aranceles restantes ya se llevan a cabo y se espera que dentro de unos años ellos también dejen de existir.

Anichkin puso de relieve que, como resultado del acuerdo, la economía de “servicio” de Europa se equilibrará con la economía comercial de Japón.

“Todas las economías tienen sus propias distorsiones: una tiene mucho de algo, a la otra no le es suficiente. Esto también se aplica a gigantes como la UE y Japón. Japón tiene un superávit de 8.400 millones en la venta de bienes, mientras Europa tiene una ganancia de 13.000 millones de dólares (datos de 2017) en el sector de servicios.

Por lo tanto, la combinación de una potencia industrial “pesada” con una potencia de servicios “suave” permitirá no solo aliviar o eliminar el desequilibrio, sino que también fortalecerá significativamente ambos lados”, escribe el columnista.

El nuevo Occidente

Anichkin considera que los eventos internacionales de los últimos años han acelerado el movimiento hacia la creación de un nuevo “bloque occidental”, no político, sino comercial y económico.

El columnista recuerda que, aunque la Unión Europea se creó inicialmente como una asociación comercial y económica en el campo de la metalurgia y la minería del carbón, desde el inicio sus fundadores establecieron claramente los objetivos político-militares de la unión, como la exclusión de los conflictos militares mediante el fortalecimiento de los vínculos comerciales y económicos. No es tan difícil imaginar que la creación de la unión nipona-europea seguirá una trayectoria de desarrollo similar.

El columnista apunta, además, que el acuerdo firmado entre la UE y Japón puede aliviar las preocupaciones del país nipón acerca del Brexit. Desde hace mucho, el Reino Unido es la principal entrada a Europa para los negocios japoneses. El país asiático invierte billones de dólares y posee más de 1.000 compañías en suelo británico. Con el nuevo acuerdo, independientemente de cómo termine el Brexit, los productos japoneses, incluso los fabricados en Inglaterra, tendrán libre acceso a Europa, señala Anichkin.

Estados Unidos

Según el columnista, la nueva alianza entre la Unión Europea y Japón, si no se opone directamente, ciertamente servirá como un contrapeso a Estados Unidos. Esto se debe a que las relaciones del país norteamericano con la comunidad europea y con el país nipón están deterioradas.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció en 2018 que la Unión Europea es el principal enemigo de EEUU. Luego, en enero de este año su Gobierno disminuyó el estatus de la misión de la UE en Washington de Embajada a Representación de la “organización internacional”. Lo hizo sin previo aviso a Bruselas.

Por su parte, las relaciones de EEUU con Japón se han visto afectadas después de que Trump redujera la presencia militar estadounidense en Japón y Corea del Sur, considerando incluso la posibilidad de un retiro completo de las tropas. Aunque Japón y EEUU mantengan una alianza político-militar desde hace décadas, Trump sugirió que el país asiático debería pagar más por la defensa proporcionada por las tropas norteamericanas.

Anichkin consideró que, aunque sean poco significativas, tales acciones muestran el camino que los países planean seguir el uno en relación al otro.

China y Rusia

Para Anichkin, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) reducirá la competitividad de China y la obligará a buscar formas de liberalizar su economía. La unión económica de Japón y Europa aumentará aún más este efecto.

Anichkin considera que puede parecer amenazador para Rusia el hecho de que ahora se encuentre entre dos grandes bloques comerciales y económicos (el TPP y el acuerdo entre EU y Japón), los cuales tienen además posibles ambiciones políticas.

Por otro lado, la situación puede ser vista como una gran oportunidad. Desde el punto de vista de la logística: la Ruta Marítima del Norte y el Ferrocarril Transiberiano son un “puente natural” entre el Lejano Oriente y Europa, subraya. El columnista cree, además, en la posibilidad de que los nuevos acuerdos comerciales permitan a Rusia fortalecer su propia posición en el ámbito internacional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here