“Spinner”, el nuevo juguete de moda entre estudiantes canadienses, no sin controversia

0
40
Riley Harvey, estudiante en Edmonton, gira sus spinners sostenidos entre las puntas de sus dedos

Por Leonora Chapman | amlat@rcinet.ca

El spinner es un trozo de plástico o de metal que rota sobre varios ejes. Cabe en la palma de la mano y la gracia es hacerlo girar. Nació como método antiestrés, pero se ha popularizado en los colegios. La publicidad se extiende  por el boca a boca, como lo hicieron los tamagotchis, las pulseras de gomitas y tantos otros artículos que, de la noche a la mañana, se convierten en la última moda infantil.

Aunque no es raro que la gente alivie sus nervios con un movimiento sensorial repetitivo, algunos dicen que el Spinner, también puede tener una utilidad terapéutica para niños muy activos, con trastornos del desarrollo neurológico o que padecen de autismo, porque les ayuda a liberar energía.

Y aunque la locura por el juguete es muy reciente, Fidger Spinner en realidad fue inventado hace ya veinte años para ayudar a personas que necesitan tocar o jugar con algo para aliviar la ansiedad, en lugar de comerse las uñas. Es como dar vueltas a un lápiz entre los dedos, pero a gran velocidad.

Materia para debate

Terri Duncan, directora ejecutiva de Servicios de Autismo Infantil de la ciudad de Edmonton, en Alberta, dijo que piensa que los Fidger Spinner podrían ser una herramienta útil en el aula.

Si un niño no está usando un lápiz correctamente, no se lo quitamos y decimos que no lo puede usar. Le enseñamos cómo usarlo correctamente. Le enseñamos cómo usarlo como una herramienta para el aprendizaje. Así que lo mismo se aplica a un trompo, a un spinner o a un cubo.

Los Fidgets en general son útiles, no sólo para los niños con autismo, sino para muchos niños y de hecho para muchos adultos”, le dijo Duncan a CBC/ Edmonton. Ella señala que son cosas tranquilizadoras, y que hay que recordar que estas son calmantes que los niños pueden usar para ayudarles a aprender.

En Estados Unidos los Spinners se venden por todas partes, desde farmacias pasando por los supermercados. Se fabrican versiones con diseños más artísticos, en madera, cobre y otros metales, también los que se iluminan.

Pero su uso empieza a crear controversia. La locura llega a tal extremo que los colegios en Nueva york están empezando a prohibirlos, porque la situación se está yendo de las manos. La directora de un colegio público en el Upper West Side explica que en lugar de ayudar a mejorar la concentración se está convirtiendo en una distracción para los estudiantes. En algunas escuelas los han vetado.

La necesidad de auto regularse en los niños

Pero directora ejecutiva de Servicios de Autismo Infantil de la ciudad de Edmonton dice que se necesita una visión más amplia de la enseñanza.

“Creo que todos los niños necesitan aprender a auto-regularse y para auto-regularse, necesita saber qué ayuda a su cuerpo a calmarse y qué le ayuda a pensar y enfocarse”, dijo.

¿Todos necesitan,  para autorregularse,  un juguete particular? Probablemente no, señala. Pero es una buena oportunidad para enseñar a los niños de que hay un montón de cosas que pueden ayudar a mantener su cuerpo calmo, alerta y listo para aprender».

Uno de esos niños es Riley Harvey, quien gira su juguete sostenido entre las puntas de sus dedos.

Los tres brazos planos redondeados giran sin parar, gracias  a los rodamientos de bolitas minúsculas adentro.

Riley cuenta que había un chico en su clase, y que lo estaba agitando hasta que la maestra se lo quitó. Pero el niño ese mismo día consiguió 7 de ellos porque todo el mundo los estaba usando.

Christine, la mamá de Riley, dice que entiende por qué algunos maestros no se quedan quietos.

Puedo ver que es una distracción, por supuesto. Creo que son un poco ridículos.

Una distracción  para calmar la mente que va desde unos pocos  dólares … hasta centenares de dólares por un spinner.

Los Fidget Spinners, como los juguetes de espuma de compresión, se han utilizado durante mucho tiempo para ayudar a los niños con déficit de atención y autismo en el aula.

Jennifer Crosbie es psicóloga clínica en el Hospital de niños enfermos de Toronto.

Qué dice la ciencia

No existen pruebas científicas respaldando específicamente las afirmaciones sobre los spinners.

Jennifer Crosbie es psicóloga clínica en el Hospital de niños enfermos de Toronto. Ella es tajante.  Dice que no recomendaría este tipo de objeto.

Porque no son herramientas útiles. Porque los juguetes terapéuticos reales requieren movimiento físico, como apretar por ejemplo, cosa que no hacen los spinners, señala.

Y ningún juguete inquieto debería ser utilizado en clase, agrega.

Realmente debe ser desarrollado por un equipo cuidadoso. Alguien lo recomienda porque lo considera útil para el individuo. Y luego se convierte en parte de la discusión con el equipo escolar y se lo implementa. Así que no creo que ningún individuo deba tener algo en el aula que no haya pasado por ese tipo de proceso.

Kirsten Wirth es psicóloga en la ciudad de Winnipeg, Manitoba  y analista de conducta certificada. Ella va en el mismo sentido que Crosbie. Dice que no hay suficiente evidencia para afirmar con certeza que los juguetes realmente ayudan a los niños a concentrarse.

“Podría haber uno o dos estudios, pero eso no es suficiente para constituirse en lo que consideramos una estrategia basada en la evidencia”, dijo Wirth.

“Algunas veces la gente dice que algo les ayuda o hace que se sientan mejor, pero es por eso que hay una diferencia entre lo que llamamos evidencia anecdótica y lo que la investigación realmente muestra”, dijo Wirth.

Hay que decirlo, la falta de ciencia en el tema, no está perjudicando para nada la popularidad de los spinners.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Enter Captcha Here : *

Reload Image