Rotura de calles y daños en drenajes causan caos en Ciudad de Panamá

0
24
Reparación vial inconclusa en la metrópoli. Los trabajos parecen estar abandonados. (Foto Bayano).

Por David Carrasco

En un área contigua a la Avenida Balboa, a pocos metros donde el Papa Francisco hablará en enero de 2019 a los jóvenes del mundo, para instarlos a ser responsables con el entorno y el medio natural, las calles están rotas y los drenajes colapsados, debido a obras civiles inconclusas o mal diseñadas.

Al estilo de construir en forma desordenada se suman la obstrucción de los tragantes con piedra, caliche, cemento y residuos de asfalto, lo que contribuye a la frecuencia de inundaciones en áreas urbanas y aumenta la probabilidad de accidentes de tránsito en áreas de activa circulación.

Una especie de piscina sobresale en un área contigua a la Avenida Balboa, importante arteria de la metrópoli donde ha sido vertido concreto en un proyecto de rehabilitación en el que contratistas sin escrúpulos dejaron fluir el agua en forma irresponsable, sin haber concluido las obras en un tiempo razonable. La demora en la finalización de trabajos y la ausencia de señalización preventiva representan un riesgo para automovilistas y peatones.

Al respecto. el ingeniero civil e inspector de obras Jorge Samaniego resaltó en un artículo de opinión sobre el tema que “la contratación de empresas certificadas e idóneas, que respeten las normas constructivas y que respeten los pliegos de cargos en los proyectos licitados es un valor agregado muy deseable en el procedimiento de producción y desarrollo de las vías de comunicación en Panamá”.

El presidente de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), Gustavo Bernal, reconoció en junio que hay una serie de fallas en la iniciativa de recuperación de áreas urbanas que promueve la Alcaldía de Panamá. Entre esas fallas que afectan a los habitantes figuran la altura desproporcionada de muros y aceras en la vía Argentina y la falta de drenajes, lo que contribuye a la inundación y daños a las propiedades,

Una gran cantidad de personas confirmó en 2018 la perdida de sus vehículos por quedar atrapados en repentinas corrientes de agua pluvial o caer en baches profundos en calles deterioradas. Piezas como amortiguadores, ruedas y dirección automotriz tuvieron que ser cambiadas en forma anticipada en talleres especializados, debido a daños atribuidos al mal estado de las vías en la metrópoli.

Sin embargo, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) tiene otra lectura. Aduce que “entre los programas que más acogida tienen por su rápida acción y visibles resultados están: Asfaltando Tu Ciudad, el Programa de Obras de Interés Social y el Programa de Caminos de Producción. A través de estos programas, que son dirigidos por la Dirección de Asuntos Comunitarios, y en el que participa también la Dirección de Mantenimiento del Ministerio de Obras Públicas, se atienden las necesidades de las comunidades”.

El Ministro del MOP, Ramón Arosemena, tuvo una pérdida de imagen en medio del caos causado por empresas constructoras involucradas en los trabajos inconclusos. Una encuesta de la firma consultora Dichter & Neira reveló que el titular de esa cartera ostenta un índice negativo de 59 por ciento. La vicealcaldesa Raisa Banfield reaccionó señalando que “nos hemos equivocado, hemos corregido los errores y seguimos trabajando”.

Las críticas ciudadanas relacionadas con la rehabilitación de la infraestructura urbana incluyen fuertes cuestionamientos en contra de millonarios contratos y adendas aprobadas que implican sobrecostos. Elementos oficialistas han intentado disuadir la protesta pública, con el argumento de que “las molestias pasan y las obras quedan”. No obstante, las dificultades de transito persisten para más de un millón de habitantes en el distrito.

Alcantarillado colapsado en la Avenida Balboa representa un riesgo para los conductores. (Foto Bayano).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here