Richard Morales plantea democratizar el Canal de Panamá

Aumenta el pedido de garantizar del mayor uso colectivo del Canal de Panamá, una ruta abierta a la navegación mundial desde agosto de 1914.

1
543
Magister Richard Morales, en un enfoque sobre la ACP. (Foto Bayano).

Por David Carrasco

Panamá debe avanzar hacia la plena democratización de la vía interoceánica, asegurar su neutralidad permanente y hacer respetar la promesa incumplida de que ese valioso patrimonio transferido por Estados Unidos a la jurisdicción de este país en 1999, debería servir al bienestar colectivo de los panameños.

Así lo declaró a Bayano digital el joven dirigente político Richard Morales, docente universitario, autor de ensayos y meritorio profesional de las Ciencias Políticas, egresado Economía Pública en la Universidad de Tulane y poseedor de una maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

“Uno de los primeros pasos hacia la democratización, es que la Junta Directiva de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) sea más representativa y reconozca el papel de panameños que han dedicado y sacrificado sus vidas en defensa de la soberanía”, acotó el dirigente con una marcada orientación progresista, quien destaca por múltiples logros académicos y una gran vocación nacionalista.

Adujo que en diversos sectores críticos y contestatarios de este país “hay la percepción de que el Canal de Panamá ha estado operando de espaldas a la ciudadanía y de que, tras la recuperación en 1999, los beneficios económicos generados por la vía acuática y sus áreas contiguas no están al servicio común de la mayoría de la población”, que está desprovista del fruto material de las históricas luchas.

Sede de la Autoridad del Canal de Panamá. (Foto: ACP).

La denuncia coincidió con las protestas de representantes de la comunidad académica y organizaciones del movimiento popular, luego de que el presidente de la república, Laurentino Cortizo, ignoró la propuesta de designar en la Junta Directiva de la ACP al profesor Luis Navas, con una larga trayectoria en los esfuerzos de recuperación de la soberanía. En su lugar, “se ha recompensado a un donante de campaña electoral con un puesto en la Junta Directiva de la ACP”, puntualizó el dirigente.

Morales recalcó que uno de los mayores reflejos de esa realidad desalentadora, es “la composición de una Junta Directiva elitista en la ACP, en la cual no tienen participación los panameños y las panameñas con una trayectoria de entrega a la nación o que hayan sido partícipes en las gestas por la soberanía nacional”.

Por ello, insistió que en este país “hemos pasado de un enclave estadounidense a un enclave oligárquico”. Remarcó que “queda claro que es una demanda insatisfecha la aplicación del principio del bien común en la explotación de la posición geográfica”, a causa de los excesos cometidos, como la deliberada destrucción de áreas inadjudicables en la vía Omar Torrijos, en la antigua Zona del Canal de Panamá.

Tareas intransferibles

El docente universitario, pensador y dirigente político manifestó que “para todos los panameños, es prioritario destinar los recursos canaleros a favor de las fuerzas productivas de la industria y el sector agropecuario, y ver cómo conectamos a nuestro centro logístico con los sectores productivos, para dar un salto cualitativo en el país”, en materia de equidad, transparencia y desarrollo social y humano.

En ese sentido, advirtió que se requiere detener la entrega del preciado patrimonio del país a las élites comerciales y financieras dedicadas al despojo de la herencia canalera y al despilfarro de riquezas. “Lo que se ha dado (en las últimas administraciones), es que esos recursos, entre ellos los puertos, las tierras e infraestructuras, han quedado al servicio de la especulación inmobiliaria y el rentismo”, enfatizó.

Asimismo, Morales planteó que el Tratado de Neutralidad, suscrito en 1977, sobre el tránsito inocente de naves en la vía interoceánica, “ha sido un engaño, en la medida en que hay una presencia militar extranjera en territorio panameño y sigue vigente el convenio Salas-Becker, de 2002, que permite el uso unilateral de la infraestructura de este país” a favor de organismos y fuerzas aeronavales de Estados Unidos.

En enero de 2019, el pleno de la Corte Suprema de Justicia de Panamá desestimó una demanda interpuesta en contra del Convenio Salas-Becker, por ser violatorio de la Constitución Nacional. El convenio autoriza a guardacostas de Estados Unidos a interceptar y abordar naves sospechosas en el trasiego de drogas, lo que supone una renuncia tácita a la jurisdicción panameña sobre sus aguas y zonas costeras.

Al respecto, el dirigente político recalcó que “como estado soberano, Panamá debe promover la paz de los pueblos y el multilateralismo de Latinoamérica”, lo que implica que “el Canal interoceánico nunca debería ser utilizado como una ‘ficha de guerra’ por sectores empeñados en la reactivación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR)”, que entró en vigor en 1948 por presión de Estados Unidos.

Morales finalizó la entrevista con una invitación al presidente Cortizo para que fortalezca la participación de Panamá en el ámbito del Grupo Internacional de Contacto, impulsado por la Unión Europea (UE) para ventilar la situación de Venezuela. Asimismo, instó a las autoridades panameñas a que recurran a la experiencia diplomática conciliadora, con el objetivo de coadyuvar al afianzamiento de los acuerdos de paz en Colombia, amenazados por la violencia de los comandos paramilitares.

1 COMENTARIO

  1. Walkiria : Gracias por tu planteamiento al presentar el proyecto de ley 20 de diciembre dia de duelo nacional.
    Me honro en haber sido amigo de Walter(Q.en paz descanse) tu Amado Padre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here