Relaciones de Nicaragua con Rusia y China, claves del golpe “Made in USA”

0
988
Jorge González

Por Jorge González
Movimiento Patria. Panamá
Especial para Bayano digital

Acuerdos económicos y colaboración militar de Nicaragua con China y Rusia como telón de fondo geopolítico al golpe suave contra el Gobierno Sandinista.

En los tres periodos de gobierno de Daniel Ortega al frente de Nicaragua de 2006 a la fecha, que siguieron a los 16 años de su partido FSLN en la oposición política de Nicaragua desde 1990, fueron incrementadas notablemente las relaciones con China Popular y Rusia, convertidas en grandes potencias en el marco de la crisis hegemónica de EEUU y el agotamiento del unilateralismo de Post Guerra Fría.

El Frente Sandinista de Liberación Nacional –FSLN- es la principal fuerza de Nicaragua. Recoge el legado del líder revolucionario Augusto César Sandino. Como guerrilla que combatió y derrocó a la dictadura de los Somoza, y ahora partido en el poder, el FSLN es un baluarte del antimperialismo nicaragüense y latinoamericano.

Con Daniel Ortega en la presidencia, Nicaragua avanzó en modernización, gozó de estabilidad y poca criminalidad. El país cambió de paradigmas geoestratégicos. Creció el intercambio con China Popular, la colaboración de Rusia, la alianza con Venezuela Bolivariana, el bloque ALBA, y fue preservado el carácter antimperialista del FSLN.

Todo esto colocó a Nicaragua en la mira. Los yanquis impusieron sanciones (Nica Act) y fortalecieron el financiamiento a organismos no gubernamentales, supuestos “defensores de derechos humanos”, que aparecen hoy involucrados en el golpe.

En el trasfondo está el celo imperial de EEUU. La China Popular es el segundo comprador de productos nicaragüenses. Del 1 de enero al 31 de marzo de 2018, Nicaragua vendió a China Popular 182,092 toneladas de productos, en comparación a las 5,683 toneladas enviadas a China Popular en el mismo lapso un año antes. En 2017, Nicaragua vendió a China Popular 20,717 toneladas, cifras que entre años reflejan de forma comparativa el enorme crecimiento de las relaciones económicas.

El proyecto de un Canal Interoceánico por Nicaragua construido por empresarios chinos, si bien fue cancelado, sigue siendo una posibilidad en el futuro. El proyecto de Canal y el flujo económico Nicaragua/China Popular, repercutió competitivamente en las relaciones de Panamá (poseedor del Canal) con el gigante asiático, iniciándose relaciones diplomáticas y económicas entre ambos países, abriéndose otro frente a EEUU derivado de la postura independiente de Nicaragua.

Nicaragua compró a Rusia 50 tanques T-72. Además, equipo de defensa antiaérea, vehículos blindados, y dos helicópteros. La colaboración de Rusia en materia de seguridad y lucha contra el crimen ha sido fundamental, y con su apoyo fueron construidos el Centro de Capacitación Profesional de la Policía Nacional de Nicaragua, así como el Centro Especializado de Capacitación Regional Antidrogas.

Rusia ha contribuido con entrenamientos de fuerzas aerotransportadas. Construyó la Estación Satelital Glonass. En 2013, tres barcos de guerra de Rusia llegaron a Nicaragua. En esa ocasión, un alto mando ruso declaró que son países amigos y que de solicitarse, apoyarían a Nicaragua contra peligros en la región.

Rusia apoyó a Nicaragua en 2010 con 10 millones de dólares para cubrir un déficit presupuestario. Se desarrollaron proyectos pesqueros. Colaboró con la modernización del Aeropuerto Internacional, suministró autobuses de servicio público y se llevaron a cabo operaciones para compra de trigo e inversiones rusas en varillas para construcción.

En 2017, el periódico La Prensa de Nicaragua señaló que la relación militar con Rusia podía convertir al país “en otra Siria”. Seguramente, siendo un emblemático medio antisandinista alineado con EEUU, ya por entonces tenían sobradas razones para temer de la colaboración rusa conociendo la celada que se preparaba contra la paz de Nicaragua. El análogo criollo del ISIS es la oposición política de Nicaragua, el terrorista M19 (usurpando al revolucionario M19 colombiano), traidores MRS, y la autodenominada Alianza Cívica. Muy probablemente no sea necesaria una alianza militar para derrotar la agresión, el Sandinismo vencerá.

Pero la geopolítica demuestra Nicaragua Sandinista no está ni estará sola.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here