Reconceptualizar al PRD

En ese  proceso  de involución  ideológica, el  PRD transitó  hacia un modelo de partido tradicional clientelista.

5
802

Reconceptualizar al PRD

Por Ramiro Guerra Morales
Colaborador de Bayano digital
Abogado y analista político

Algunos datos para la redacción de este artículo son de referencia y otros como se dice en el argot popular, material de mi propia cosecha.

La primera vez que escuché de crear un partido que sirviera de  base al proceso político que emergió como  consecuencia del  golpe de Estado que defenestró del poder político a la oligarquía,  su mentor ideológico vino agarrado de la mano de Angueto Riera, veragüense contando con cuadros fogosos y  combativos como el Lic. Gerardo Gonzáles.

El por qué no cuajó, no tengo la información. Algunos políticos de  la época me señalan que la idea no encontró eco en los dirigentes de  los autores del  golpe y algunos de su confianza como lo era Demetrio Basilio Lakas.

Para la época, Angueto fungía   como director de la Digedecom, una estructura oficial de contacto y relaciones con la comunidad y se comentaba que tenía  aspiración presidencial.

La segunda vez que escuché de la necesidad de un partido que sirviera de base a lo  que para entonces denominaban el proceso revolucionario, provino de Roberto Gómez, a la sazón, secretario general de  la Federación de  Estudiantes de Panamá (FEP), que se constituyó en un aliado  importante del proceso  liderado por Omar Torrijos.

La FEP cargó con el peso del proceso masivo de  alfabetización que  se dio en la historia panameña.  Cuadros como Ramiro Vázquez Chamboneth, Luis Navas Pájaro, Pedro Pereira, Mitchel Doens,          que venían de las filas del Partido del Pueblo y otros que, fundado el PRD, se convirtieron en la representación. De la izquierda. Pienso que de  allí, la denominación de la Tendencia en el PRD.

El PRD, surgió como un partido de centro social  demócrata, de base de sustentación  al proceso  y un instrumento de lucha por la eliminación del enclave y la recuperación del  canal. ¡»Ni con la derecha ni con la izquierda, con Panamá»!

Omar Torrijos tuvo la claridad de entender que él tenía tareas nacionales y que para ello se demandaba de un escenario de  entendimiento nacional. No hubo expresión social y de  clases, sin espacio y representación en el recién Partido fundado.

El PRD devino un todo integrado por una diversidad de frentes. Algunos estudiosos del tema caracterizaron al PRD como un partido de cuadros pero de masas.

Culminada esa gran obra de liberación y fallecido el  conductor, Omar Torrijos, se da un proceso  de  destorrijización  y ese fenómeno, lo resiente el Partido que pasó a ser un mero brazo político de los militares.

El coronel Roberto Díaz Herrera, llegó a decir que él ponía y quitaba en el PRD.  Trágico para un partido de centro, que sí  bien daba curso a intereses empresariales, ponderaba en grado superlativo los intereses populares.

En ese  proceso  de involución  ideológica, el  PRD transitó  hacia un modelo de partido tradicional clientelista. Cuando Martín Torrijos ganó la presidencia, le sugerí al Prof. Hugo Guiraud que había que sacar del congelador la escuela de cuadros.

En este contexto es justo reconocer los aportes del PRD a la democratización  de  los  partidos.

Al PRD le ha llegado la hora de la autocrítica y  de reeditar mucho de  la filosofía que antaño lo hizo el  partido del progresismo nacional. Combativo y beligerante.

5 COMENTARIOS

  1. Saludos fraternales desde México. Este artículo del abogado panameño Ramiro Guerra me llevó a reflexionar sobre los recientes 40 años de historia centroamericana. Un poco por recordar el triunfo del Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua y el apoyo solidario que recibieron varios de sus dirigentes por parte del gobierno y el pueblo panameño, en épocas de nuestro querido hermano, el presidente Omar Torrijos Herrera. Las izquierdas y el progresismo no entendieron en la necesidad de formar cuadros, hombres y mujeres comprometidos con la Patria Grande. Un sector se quedó casi concentrado en lo puramente electoral y otro sector radical en la permanente descalificación de sus adversarios. Faltó y falta todavía un espíritu humilde de autocrítica y las ganas de construir movimientos y partidos incluyentes para la definitiva liberación de nuestros pueblos y el logro de naciones y sociedades donde se pueda construir entre todos Paz y Justicia Social. Atentamente, Fernando Acosta Riveros, colombiano-mexicano, lector entusiasta de Bayano Digital y del diario mexicano La Jornada.

    • Hola Hildemara:

      Un gusto saber que sigue con interés el contenido de Bayano digital, un medio abierto no sólo a la difusión periodística, sino al debate y a las opiniones serias sobre temas del acontecer nacional e internacional.

      Reciba de mi parte un cálido y atento saludo.

      Atentamente,

      David Carrasco

  2. Si no hay formación y capacitación a la nueva generación, entonces se continuará por el mismo camino siendo un partido de masas sin criterio, sin formación política. Este período debe ser un período de formación política, es necesario y urgente. No se puede continuar con las mismas prácticas de falta de formación y capacitación.

    • Hola Mani Stanley:

      La capacitación y la orientación adecuada deben ser parte de programas integrales de formación. Comparto la idea de mejorar los procesos educativos orientados al mundo del trabajo y la investigación científica. Sin una adecuada orientaicón, los jóvenes pueden incluso abandonar el sistema que debe proveer las herramientas para promover el desarrollo. Ello debería producirse como una política de Estado.

      Saludos,

      David Carrasco
      Director de Bayano digital

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here