Rechazan viaje de Trump a Pittsburgh, Pensilvania, tras letal tiroteo

0
10
Manifestantes estadounidenses-

Washington, 30 oct (PL) – Centenares de personas protestaron hoy contra la visita del presidente estadounidense, Donald Trump, a la sinagoga de la ciudad de Pittsburgh, Pensilvania, donde hace tres días murieron 11 personas en un tiroteo.

Antes del viaje de este martes, en el cual estuvo acompañado por la primera dama, Melania, su hija Ivanka y su yerno Jared Kushner, diversas voces pidieron al mandatario que no lo realizara hasta rechazar los crímenes por odio.

En las cercanías de la sinagoga de la Congregación del Árbol de la Vida, escenario del fatal suceso, los manifestantes portaron carteles en rechazo al jefe de la Casa Blanca y pidieron que se marchara pues no era bienvenido.

Denuncie el nacionalismo blanco, Estamos contra el odio, Detenga la violencia, Fuera de nuestro estado, y Nosotros construimos puentes, no muros, fueron algunos de los mensajes y las demandas expuestas en dichos soportes.

Según el diario The Washington Post, los líderes de ambos partidos en el Congreso declinaron la invitación del presidente para que lo acompañaran a Pittsburgh.

Este martes, se realizaron los funerales de Cecil y David Rosenthal, dos hermanos de 59 y 54 años de edad quienes perdieron la vida en el tiroteo y fueron despedidos en el templo de Rodef Shalom.

Resultó trágico, triste, fue un hermoso homenaje a dos hombres maravillosos, cariñosos e inocentes, manifestó el sacerdote católico Paul Taylor sobre la ceremonia.

Además de los muertos, Rob Bowers, ahora en prisión sin fianza mientras se analiza el caso, dejó heridas a seis personas, de ellas cuatro policías, al disparar en la mencionada sinagoga, donde expresó que había que matar a todos los judíos.

“Esta atrocidad fue un acto escalofriante de asesinato en masa, un acto de odio y, sobre todo, un acto del mal”, consideró ayer en conferencia de prensa Sarah Sanders, vocera de la Casa Blanca.

Manifestó además que el antisemitismo representa una plaga para la humanidad y es responsable de muchos de los peores horrores de la historia, por lo cual, agregó, todos tenemos el deber de enfrentarlo.

A juicio de Sanders, los estadounidenses de todas las confesiones religiosas están ‘en luto’ por las “preciosas vidas que fueron robadas”.

Por otra parte, reportes de prensa divulgaron que la visita de Trump a Pittsburgh no es la única fuente de controversia con relación a la respuesta del gobierno a la matanza.

La víspera, el vicepresidente Mike Pence asistió a un mitin electoral en Michigan en el cual Loren Jacobs, quien usa el título de rabino, pero defiende el cristianismo, fue invitado a hablar en nombre de la comunidad judía del territorio.

En lugar de abrir con un rezo por las 11 víctimas mortales del tiroteo, señalaron las fuentes, Jacobs alabó a Jesucristo y luego ofreció oraciones a favor de los candidatos republicanos a diversos cargos en los comicios de medio término del 6 de noviembre.

Los judíos expresaron su indignación en las redes sociales al considerar la participación de Jacobs como una jugarreta política insultante y a Pence como un supremacista cristiano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here