Protesta enciende luces largas en el Periodismo

“El deber de un periodista es informar, informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentando el odio o la arrogancia”. Ryszard Kapuscinski

0
69
Periodistas, estudiantes y docentes protestan en la Plaza Porras. (Foto: Deina Arrocha).

Por Deina Arrocha

Deynagisvel@gmail.com

Periodistas, estudiantes de Periodismo, docentes y representantes de medios de comunicación coincidieron en las últimas semanas en advertir sobre los riesgos de reprimir o coaccionar a los profesionales que escriben y divulgan hechos impactantes que mantienen informada a la población e influyen sobre la opinión pública panameña.

Hace algunos días, estudiantes y profesores de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Panamá se concentraron en la Plaza Porras, en el barrio de Calidonia, para exigir el derecho a la libertad de expresión y en solidaridad con la periodista Guadalupe Castillero quien ha sido demanda por una publicación. La convocatoria de esa jornada fue inspirada por el lema “Juntos por una sola causa”.

Martín Castillo, líder estudiantil del grupo “Comunicadores Sociales”, manifestó que es necesario solidarizarse con todo aquel que luche por la libertad de expresión. Añadió que es necesario afianzar los derechos de los comunicadores sociales, sin que ello implique una patente de corso para la desinformación.

  • En busca de reacciones luego de las veladas amenazas contra varios periodistas en ejercicio, fueron recabadas opiniones de investigadores y personas vinculadas a los procesos informativos. Todas ellas apostaron por un desempeño responsable, digno y valiente en el mundo de la información, y un Periodismo libre de la mordaza, el miedo y la extorsión.

El profesor José Herrera, catedrático de la Universidad de Panamá, dijo que en su experiencia como periodista “de calle”, enfrentó diversos obstáculos y amenazas anónimas, debido a publicaciones tildadas como “crudas”, que ponían en primer plano hechos escandalosos e ilícitos cometidos en Panamá.

Herrera opinó que en este país hay libertad de expresión en medios privados y estatales, pero advirtió que es necesario que los periodistas blinden sus notas con diversas fuentes, para evitar ser blanco de grupos económicos poderosos que no escatiman recursos legales y financieros para proteger sus intereses.

El catedrático universitario recomendó suprimir la conducta ególatra y ansiosa de “yo publiqué primero”, y sustituirla con el hábito de la elaboración de trabajos periodísticos completos, bien fundamentados, que reduzcan al mínimo la posibilidad de costosas demandas contra reporteros en la esfera judicial.

El fallecido escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez planteó en su libro “El mejor oficio del mundo”, que “la mejor noticia no es la que se da primero, sino muchas veces la que se da mejor”. Ese es el argumento que defiende Herrera y lo enseña a los alumnos en el aula de clases.

En contraste, Castillo, menciona que no se debe permitir que los dueños de partidos políticos y de medios amordacen a los periodistas con querellas y demandas. Recalcó que el trabajo de los reporteros es transmitir la verdad y narrar hechos, pero de manera responsable, sobre temas de interés político y social.

Esas personas “intocables ‒como los nombra Castillo‒, son los verdugos de la libertad de expresión. Añadió que los poderosos disponen de instrumentos para acusar, señalar y demandar a periodistas, solamente porque transmiten a la población lo que tiene que saber para interpretar la realidad.

El dirigente estudiantil concluyó sus declaraciones con un claro y contundente mensaje: “vamos a pelear por nuestros derechos, pronunciándonos las veces que sea necesario, y exhortaremos a la población a unirse a esa causa”, a favor del derecho a informar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here