Proceso electoral

A diferencia de otros procesos, la alegría de la fiesta es la gran ausente.

0
36
Gerardo Berroa Loo

Proceso electoral

Por Gerardo Berroa Loo
Director de La Estrella de Panamá

Aún cuando se está a medio camino del proceso electoral que tiene su punto más alto el 5 de mayo próximo, el experimento con la Ley Electoral vigente, tiene mucho que mejorar. Y es que, a diferencia de otros procesos, la alegría de la fiesta es la gran ausente. La oscuridad reina y el control exagerado del Tribunal Electoral enerva.

La propia campaña ni siquiera sirvió para inyectar dinero a los pequeños negocios o los medios de comunicación social y quizás sean Google, Facebook, Twitter e Instagram los más beneficiados. A esto se suma que la ausencia de encuestas formales, ha permitido el afloramiento de innumerables sondeos en las redes que buscan confundir a los ciudadanos. Y un fallo de la Corte Suprema que debe eliminar la absurda limitación a publicarlas durante los últimos 20 días de campaña, pero que por la falta de institucionalidad no termina de hacerse público. Además, la veda propagandista ha hecho germinar la campaña sucia, que ha sobrepasado al propio Tribunal Electoral.

Panamá es un país que vive y disfruta los procesos electorales y participa en masa, por arriba del 70 por ciento los últimos quinquenios. ¿Cómo será la participación del 2019? Aún está por verse.

El experimento no ha sido del todo agradable y en definitiva hay que hacer modificaciones puntuales a la Ley Electoral. Cierto es que sí hay que preservar algunos puntos que han funcionado, pero esta veda y este oscurantismo, además de las innumerables críticas a la libre postulación y que los inscritos que apoyen a los independientes no estén obligados a renunciar a los partidos, han distorsionado el sistema.

Ojalá que la participación no se vea mermada el 5 de mayo y que los resultados no tengan el menor asomo de dudas. En lo que resta del período, lo recomendable es hacer que en este proceso electoral, retorne la alegría de siempre y no que el pesimismo o las dudas aumenten.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here