“Panamá debe aprovechar mejor sus relaciones con China”, recomienda experta panameña

0
281
Profesora Lizka Gálvez Hidalgo. (Foto Bayano).

Por David Carrasco

La investigadora y docente universitaria panameña, Liska Gálvez Hidalgo, quien trabaja como profesora titular en la universidad china de Haqiao, instó al gobierno panameño al sacar el máximo provecho de las relaciones diplomáticas con la República Popular China, y sostuvo que Panamá llega con 10 años de retraso a la formalización de esos vínculos oficiales para potenciar aspectos de la cooperación y el desarrollo.

En una conversación con Bayano digital, Gálvez Hidalgo destacó que desde su cátedra de relaciones internacionales ha comprendido que el dominio del mandarín permite entender mejor la cultura milenaria y el comportamiento humano de varias generaciones en China, donde aún predominan los valores como la familia, el trabajo y la prudencia. “Aprendes que no debe regalar nunca un reloj, ni referirte al número cuatro como algo cotidiano, y que las nuevas generaciones son más consumidoras y les gusta viajar para conocer y observar a otras culturas”.

Sostuvo que tras el inicio de las relaciones diplomáticas bilaterales, en junio de 2017, es importante que sean divulgados los textos de los acuerdos firmados entre ambos países, para generar transparencia y divulgar las normas que las rigen para estimular el comercio, así como el intercambio cultural, la creación de oportunidades y la formación profesional y los mecanismos para resolver las asimetrías económicas, en forma similar a como lo han hecho los países europeos respecto a sus nexos con China

Nuevas ciudades en China y respuestas en materia de mejores viviendas. (Foto Xinhua).

Según estadísticas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), las inversiones de las empresas chinas en América Latina y el Caribe superarán los 25.000 millones de dólares en 2017 y representarán un 15 por ciento del total de la inversión foránea en la región. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) reveló en un informe que China generó 1,8 millones de empleos en América Latina a través del comercio, las inversiones y los proyectos de infraestructura durante las últimas dos décadas.

Gálvez Hidalgo resaltó que, en efecto, China tiene un gran interés en sus relaciones con Latinoamérica, pero adujo que Panamá debe exponer cuáles son sus intereses en esa relación. Este tema había sido abordado previamente por el embajador de China en Panamá, Wei Qiang, quien dijo que la cooperación entre China y América Latina está basada en el interés común y la necesidad recíproca, y no implica condiciones adicionales.

No obstante, la docente universitaria instó al gobierno y a los empresarios de Panamá a ser “más audaces” y ver esas nuevas relaciones con “luces largas” y en forma duradera con la segunda potencia económica del mundo que es, a la vez, el segundo usuario del Canal de Panamá después de Estados Unidos. Ello permitirá trazar mejor los aspectos de política exterior y cultivar las “relaciones a largo plazo” con criterios estratégicos.

Aún no ha sido presenciado un notable “desembarco” económico de China en Panamá, pero el diplomático precisó que representantes del Bank of China Limited y del principal banco industrial y comercial de China (ICBC) visitaron la capital panameña para tratar de concretar el inicio de operaciones internacionales en este país, mirando a toda la región.

“No basta con establecer un comercio con China. Hay que ir a China y conocer a los chinos para comprender la magnitud de esas relaciones, y entender que no sólo es exportación, sino también cultura”, puntualizó la docente universitaria, quien indicó que los vínculos económicos han estado tradicionalmente reducidos a las ciudades portuarias del Este. No obstante, recomendó explorar el potencial de ciudades emergentes del Centro Oeste de China, que adquirirán un empuje tecnológico en los próximos años.

Gálvez Hidalgo afirmó que hay un amplio horizonte relativo a la formación profesional en China, que debería ser aprovechado por el Estado panameño, no sólo en los campos del comercio, sino en Ciencias, Salud, Energía y Turismo, y los programas tecnológicos de punta, para replicar el conocimiento en Panamá. “Hay que saber interpretar a China y su marco holístico de relaciones”, remarcó la docente universitaria tras abogar por la multilateralidad entre Latinoamérica y la milenaria China, cuya sociedad está fundamentada en relaciones.

Las relaciones diplomáticas en esta nueva van a traer nuevas oportunidades que no son necesariamente comerciales.

Es una oportunidad que abre oportunidades e interacciones políticas y culturales.

Deberían ser publicados los acuerdos firmados para entender mejor esos alcances

Asimetría

La asimetría puede ser menos, ya que no somos poseedores de grandes recursos naturales.

Recomendaciones

Debemos de no tratar los mismos modelos de extracción. Si no están vinculados a proyectos de desarrollo, para traer beneficios económicos a los sociedad y sea respetado el medio ambiente.

China tiene la tendencia a manejar sus negocios en forma muy corporativa y hay que procurar que las infraestructura son desarrolladas sobre la base de regulaciones, como ha ocurrido en Europa.

Si hay un Estado regulador, no es necesario crear nuevas organismos extraordinarios para china , que tiene una una tendencia a resolver las fricciones.

Estamos influenciados por tendencias occidentalistas sobre China.

El chino común mantiene sus valores tradicionales como trabajar duro, ser prudente y apegado a la familia. Las nuevas generaciones son más consumidoras y viajan más. No le regales un reloj, no le compres el número cuatro, que responda a una realidad nacional de largo plazo y que se abran diversas formas de cooperación

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Enter Captcha Here : *

Reload Image